Idioma Abipon

Textos y Documentos
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusIdioma Abipon
Samuel A. Lafone Quevedo

Índice

Prólogo

PARTE PRIMERA (Etnográfica).
Noticias de los Indios Abipones según Barcena, Techo, Dobrizhoffer, Lozano, etc. Desde la Conquista hasta nuestros días.

I. Observaciones generales.

II. Algunas noticias del padre Bárcena o Barzana.

III. Lo que dice Techo de los Abipones.

IV. Lo que dice Lozano de los Abipones.

V. Los Abipones según Jolis.

VI. Los Abipones según el padre Dobrizhoffer:

VII. Ubicación geográfica y nombres que les daban las otras naciones.

VIII. Color de los indios y rasgos étnicos de los Abipones.

IX. Rasgos étnicos de los Abipones.

X. De como se afea el Abipon al querer engalanarse.

XI. Del Barbote y de Tapón que usan los indios "Orejones".

XII. De la entereza y agilidad de los Abipones.

XIII. Por que los Abipones son tan de larga vida y tan vigorosos.

XIV. De la Religión de los Abipones.

XV. De los Brujos y Hechiceros.

XVI. Del abuelo de los Abipones. Las Cabrillas.

XVII. De las tribus de los Abipones y de las causas de su corto número.

XVIII. De los Jueces, Caciques y Organización Social de los Abipones.

XIX. Los alimentos, migraciones y otros asuntos de la vida diaria de los Abipones.

XX. De la forma y Material de sus vestidos y de como se proporcionan los que necesitan.

XXI. De las Costumbres y modo de ser de los Abipones.

XXII. De los casamientos de los Abipones.

XXIII. De las enfermedades y sus curaciones.

XXIV. De la muerte y entierro de los Abipones.

XXV. De lo que dice Azara de los Abipones.

XXVI. Lo que dice D'Orbigny de los Abipones. (L'homme americain).

XXVII. Los Abipones en la actualidad.

SEGUNDA PARTE (Gramátical)

Arte del Abipon, según los padres Dobrizhoffer y Brigniel.
(En esta presentación pulsar ícono Índice para ver índice respectivo.)

TERCERA PARTE
Vocabulario CASTELLANO-ABIPON
Ccon frases y verbos arreglado alfabéticamente del Manuscrito del Padre J. Brigniel, S.J.

CUARTA PARTE.
Calepino ABIPON-CASTELLANO
Compulsado de los manuscritos del Padre José Brigniel, S.J. Del "De Abiponibus" del Padre Dobrizhoffer, Atlas de Balbi y Vocabulario de Gilii.

La 3° y 4° se presentan en forma conjunta:

Índice Índice respectivo Alfabeto Búsqueda alfabética

CONCLUSIÓN

Cartografía del mapa étnico-histórico de los Abipones.

Parte Primera

Noticias de los indios abipones según Barcena, Techo, Lozano, etc. Desde la conquista hasta nuestros días

Los Abipones según el padre Dobrizhoffer

Capítulo XIV

De la Religión de los Abipones (Tomo II, capítulo VIII)

Los Abipones, con ser que su lengua es abundante en otros términos, carece por completo de una que diga Dios. Por eso los misioneros adoptaron el término Dios, ecnam caogaric: Dios, el Hacedor, como que ncaré es el verbo que dice: hacer. Confiesa Dobrizhoffer haber asegurado que era de aplaudir á los Abipones por su ingenio y la viveza de su imaginación; pero se desdice en atención á que ni nombre tienen para Dios, mientras que al Diablo, que ellos conocen bajo el nombre de Ahar'aigichi o Queevet, con todo cariño le dan el trato de su abuelito, Groaperikie, y está representado en el cielo por las Cabrillas. Cuando ellas desaparecen, dicen que su abuelo está malo y entran á recelar que se les quiera morir y celebran su reaparición en Mayo con el ruido de sus instrumentos y gran clamoreo, felicitándolo por su convalecencia. Llenan el aire con sus gritos de alegría, buscan la miel, preparan la chicha y al ponerse el sol empieza la fiesta. Los casados chupan sentados sobre pieles de tigre, sus mujeres cantan paradas á la vuelta, y los demás solteros se pasan la noche en grande algazara y aplaudiendo en medio de una gran iluminación do antorchas. Un porongo con semillas sirve de castañuelas. El baile se limita á un saltillo en el mismo local, primero se planta un pié, después el otro adelante. Este ridículo danzar de una mujer que delira se festeja de cuando en cuando con golpes de música ó sea el ronquido de cornetas y trompas, y los circunstantes la aplauden con gran vociferación llevándose las manos á la boca para ello. Pero esto hay que observar, que todo se hace con la mayor honestidad, y nada hay que ofenda al pudor ni huela á lujuria. Los hombres y las mujeres están separados y lo mismo las mozas y los mozos.

Dice el Padre que le costó extirpar esta superstición entre los Abipones catecúmenos.

Anterior Siguiente