Idioma Abipon

Textos y Documentos
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusIdioma Abipon
Samuel A. Lafone Quevedo

Índice

Prólogo

PARTE PRIMERA (Etnográfica).
Noticias de los Indios Abipones según Barcena, Techo, Dobrizhoffer, Lozano, etc. Desde la Conquista hasta nuestros días.

I. Observaciones generales.

II. Algunas noticias del padre Bárcena o Barzana.

III. Lo que dice Techo de los Abipones.

IV. Lo que dice Lozano de los Abipones.

V. Los Abipones según Jolis.

VI. Los Abipones según el padre Dobrizhoffer:

VII. Ubicación geográfica y nombres que les daban las otras naciones.

VIII. Color de los indios y rasgos étnicos de los Abipones.

IX. Rasgos étnicos de los Abipones.

X. De como se afea el Abipon al querer engalanarse.

XI. Del Barbote y de Tapón que usan los indios "Orejones".

XII. De la entereza y agilidad de los Abipones.

XIII. Por que los Abipones son tan de larga vida y tan vigorosos.

XIV. De la Religión de los Abipones.

XV. De los Brujos y Hechiceros.

XVI. Del abuelo de los Abipones. Las Cabrillas.

XVII. De las tribus de los Abipones y de las causas de su corto número.

XVIII. De los Jueces, Caciques y Organización Social de los Abipones.

XIX. Los alimentos, migraciones y otros asuntos de la vida diaria de los Abipones.

XX. De la forma y Material de sus vestidos y de como se proporcionan los que necesitan.

XXI. De las Costumbres y modo de ser de los Abipones.

XXII. De los casamientos de los Abipones.

XXIII. De las enfermedades y sus curaciones.

XXIV. De la muerte y entierro de los Abipones.

XXV. De lo que dice Azara de los Abipones.

XXVI. Lo que dice D'Orbigny de los Abipones. (L'homme americain).

XXVII. Los Abipones en la actualidad.

SEGUNDA PARTE (Gramátical)

Arte del Abipon, según los padres Dobrizhoffer y Brigniel.
(En esta presentación pulsar ícono Índice para ver índice respectivo.)

TERCERA PARTE
Vocabulario CASTELLANO-ABIPON
Ccon frases y verbos arreglado alfabéticamente del Manuscrito del Padre J. Brigniel, S.J.

CUARTA PARTE.
Calepino ABIPON-CASTELLANO
Compulsado de los manuscritos del Padre José Brigniel, S.J. Del "De Abiponibus" del Padre Dobrizhoffer, Atlas de Balbi y Vocabulario de Gilii.

La 3° y 4° se presentan en forma conjunta:

Índice Índice respectivo Alfabeto Búsqueda alfabética

CONCLUSIÓN

Cartografía del mapa étnico-histórico de los Abipones.

Parte Primera

Noticias de los indios abipones según Barcena, Techo, Lozano, etc. Desde la conquista hasta nuestros días

Los Abipones según el padre Dobrizhoffer

Capítulo XXII

Del casamiento de los Abipones (Tomo II, capítulo XIX)

Entre los Abipones los varones rara vez se casan antes de los 25, las mujeres antes de los 20 años. Son castos en todo, y entre ellos el adulterio, la fornicación promiscua, el incesto, etc., son del todo desconocidos.

Cuando alguno pretende alguna muchacha para mujer tiene que tratar por ella con los padres. Unos cuatro ó más caballos, unas sartas de cuentas ó conchas, vestidos de lana teñida, una lanza con punta de hierro, etc., es el precio que se paga por la novia.

Muchas veces sucedió que hecho el pacto entre el novio y los padres la pretendida se negaba á dar el sí, y huía al monte ó se asilaba hasta en las gradas del altar.

Si todo marcha de acuerdo, la novia es conducida por ocho doncellas que cargan una manta á modo de palio, abajo dé la cual camina ella con los ojos fijos en el suelo. El novio la recibe en su casa, pero sin mucha demora vuelve ella á casa de sus padres y allí permanece visitada por su marido hasta que empieza á tener familia, pues que recién entonces la madre se resuelve separarse de la hija. El día de la boda se conduce también á casa del marido todo aquello que forma parte del ajuar de la esposa, como ser, porongos, ollas, cántaros, telares, etc.

Los varones celebran la boda con sus copas. Es costumbre que los Abipones se atengan á una sola mujer, pero á veces los caciques se casan con dos y más; por lo general, la segunda mujer está en otra parte.

Cuando se cansan de una mujer la despachan con lo que le pertenece, y uno y otro vuelve á casarse sin más trámite. Allá en sus borracheras no deja de ser motivo de querella entre los que se consideran agraviados.

La costumbre de criar los hijos dándoles el pecho durante tres años, y de no juntarse con los maridos en todo ese tiempo, es causa de muchos de estos divorcios, y en muchos casos puede atribuirse á éste también la funesta costumbre del infanticidio, tan general entre ellos.

Los Misioneros introdujeron otro modo de vivir, pero de lo que se trata es de los usos y costumbres de estos bárbaros antes que ellos entrasen por el cristianismo.

Los Abipones no se casan con parientes. Un cacique casó con dos hermanas, cosa que no era de costumbre; nadie se lo echó en cara, pero tampoco nadie se lo imitó. La mujer le es fiel al marido. Los padres educan á los hijos, las madres á sus hijas.

La mujer, cuando pare, se va con la criatura al río, y allí se lava ella y hace otro tanto con la cría, hecho lo cual vuelve á sus tareas diurnas; de lo único que se abstiene es de ciertas carnes y frutas. El marido, empero, se mete en cama, se abriga bien y se abstiene de varias clases de comidas, porque teme que de no hacerlo así puede perjudicarse la criatura. Un cacique rehusó una narigada de rapé porque dijo que su mujer había parido el día anterior.

Si al cacique le nace un varón, entonces se celébrala fiesta de la Araña, Hauali. Las mujeres bailan alrededor de la casa con hojas de palma, y la mas fuerte de todas va con un vestido de plumas de avestruz y esta es la que debe hacer lo de la araña. En seguida se tejen unas macanas de tiento, y con ellas azotan á los hombres que encuentran en las casas. Al otro día luchan mozos con mozos, mozas con mozas, cada sexo en su lugar apartado. Así también son los bailes del tercero día y la que hace de directora es una vieja con sonaja en la mano. El cuarto día la que hace de araña, da vuelta á los toldos y desafía á la que cree que puede igualarla en fuerzas, y, vencedora ó vencida, lo mismo es para que todos lo celebren.

La fiesta dura ocho días, y estos se emplean ó en repetir lo descrito ó en borracheras de las mayores.

Anterior Siguiente