Ceremonias Navajo

Cosmogonía. Pueblos Originarios
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusCultura Navajo

Cosmogonía:
Los Navajo realizan una serie de ceremonias sagradas que se enseñan a los aprendices de sanadores. Con medio centenar de ceremonias diferentes que memorizar, la mayoría se especializa solo en algunas. Para los Navajo, las ceremonias son la forma de aprender la historia de sus antepasados y la de subsistir y vivir acorde al estilo Navajo. Otras ceremonias son simplemente celebraciones, como la primera vez en que se oye la risa de un bebé, ocasión que se considera un momento para honrar y celebrar en la tribu.

Por lo general, las diversas ceremonias, se desarrollan siguiendo alguno de los tres modos rituales: Camino Sagrado (que devuelve la salud al paciente atrayendo el bien). Camino del Mal (que expulsa el mal y el dolor) y Camino de la Vida (que cura las heridas provocadas por accidentes).

Las ceremonias son ejecutadas por especialistas "Hataatü" (cantantes), cuando son requeridos para ello. En la foto dos de ellos que sostienen sonajeros de cuero utilizados para acompañar sus cantos. Sobre las cestas algunos elementos de uso ceremonial, como un cuello de piel de nutria.

Fotografía tomada entre 1930 y 1940 por Gladys Amanda Reichard (antropóloga norteamericana 1893-1955).

Las ceremonias no se integran con el calendario, a excepción de algunas restricciones estacionales, se llevan a cabo siempre que sean necesarias.

Aunque las ceremonias tienen un tinte individualista, a lo largo de la cura de un paciente pueden llegar bendiciones que se extienden a la familia, la comunidad local, incluso a toda la tribu, como la lluvia en tiempo de sequía.

Camino Nocturno (Dioses)

De izquierda a derecha: Haashch'éélt'i'í (Dios hablante), Tonenilí (Dios de la lluvia) y Haschebaád (Diosa femenina).

Al sexto día del ritual del "Camino Nocturno", recorren el poblado para solicitar alimentos, tabaco y otros artículos.

Fotografía de Simeón Schwemberger (1905).

Camino Nocturno (Ofrendas)

Preparación de ofrendas, para una de los cuatro primeras mañanas del Camino Nocturno. Se realizan con cañas, el color y la secuencia y orientación de como se disponen, son de significación.

Fotografía de William R. Heik, Totso Trading Post, Arizona, 1963.

Camino Nocturno (Pintura de Arena)

Esta es la última de las pinturas de arena utilizadas en el Camino Nocturno, será destruida en la octava noche de la ceremonia.

Las figuras oscuras representan a Zahadolzhá ("Franjas en la boca"), tomando la pintura este nombre. Según el mito, estos dioses hicieron las primeras pinturas de este tipo para socorrer a los pacientes en el octavo día de la ceremonia de curación de nueve días.

Las deidades claras son dioses femeninos -Haschebaád-, en el centro se representa al maíz, símbolo de vida; todo lo rodea Natséelit (Diosa del arco iris).

Durante la ceremonia un hombre enmascarado como Zahadolzhá, pone primero sus manos sobre la pintura y luego sobre la cabeza, cuerpo y extremidades del paciente. Luego las arenas utilizas se colocan en una manta sobre algún árbol hacia el norte.

Pintura de Arena (Radial)

Pintura de arena custodiada por las varitas emplumadas, realizada en el sexto día del Camino Nocturno.

Representa el mito del Torbellino de los Troncos. La cruz negra simboliza en cruce entre ellos, hay cuatro tallos de maíz (cada uno de color apropiado). Ocho Yeis (Dioses) están sentados en los troncos, los rodea parcialmente un arco iris antropomorfo. Su preparación demanda entre cuatro y siete horas.

Fotografía de William R. Heick, Totso Trading Post, Arizona, 1963

Pintura de Arena (Lineal)

Sobre la barra negra inferior -que representa la Tierra-, dibujan cuatro Yei (Dioses)). Es utilizada en el Camino Nocturno.

Fotografía de William R. Heick, Totso Trading Post, Arizona, 1963

Camino Nocturno (Baño)

Un asistente ayuda al paciente con el baño mediante el uso de una cuchara de calabaza para verter el líquido, que ha sido preparado con la raíz de la yuca, al ritmo de una sonaja de calabaza.

Fotografía de William R. Heick, Totso Trading Post, Arizona, 1963

Camino de Vestido

El paciente está envuelto en ramas del abeto de Douglas, para la Ceremonia del Vestido que se realiza el segundo día del Camino Nocturno. Imitadores de los Héroes Gemelos -Nayenezgani y Tobadzischini- se lo quitarán.

El enfermo normalmente lleva una máscara de yuca, diferente según el sexo.

Fotografía de Kenneth E. Foster, Totso Trading Post, Arizona, 1963.

Camino del Viento

Pintura de arena de centro extendido, representa la Luna con Rayos, es utilizada en la ceremonia del Camino del Viento.

Fotografía de Paul V. Long, 1963.

Camino a la Montaña (Equipamiento)

Equipamiento ceremonial preparado para la llegada de los mensajeros (Ak’áán ndeinilü). Algunos de los elementos serán provistos al paciente (derecha).

Fotografía de Wllliam R. Heick, Totso Tradlng Post, 1963.

Camino a la Montaña (Pintura de Arena)

Pikéhodiklad ("Asustarlos"), es el nombre de esta pintura de arena, la primera utilizada en los ritos del Canto a la Montaña, ceremonia de curación de nueve días. También se utiliza en la quinta noche del Camino Nocturno. El propósito es asustar a los pacientes y con ellos sacar el mal que llevan dentro.

La pintura representa a un oso hibernando.

Camino del Coyote

El octavo día del Camino del Coyote, después de la realización de una pintura de arena, dentro de la casa ceremonial, el paciente (a la izquierda) es trasladado afuera para ser bendecido por los dioses. Uno representa a Haashch'éélt'i'í (Dios hablante), lo siguen dos "chicas Coyote", en este caso personificados por un hombre y una mujer, cada uno con la máscara azul de de la diosa femenina (Haschebaád). La cuarta figura -el vaquero- es un apuntador.

Fotografía de Karl Luckert, área de Mesa Negra, 1974.

Camino de Gran Aro

La Ceremonia del Gran Aro, es una de las técnicas utilizadas para el exorcismo en el ritual del Camino del Mal. El paciente -un niño- está cubierto por una tela blanca, en sustitución de la piel de coyote, que normalmente se usa, para luego retirarla durante la ceremonia.

Cuatro hombres -uno de ellos oculto en la foto por la abuela del paciente- sostienen los aros pintados de colores rojo, azul, amarillo y negro, a través de los cuales pasarán al niño.

Fotografía de Kenneth Foster, Valley Store, Arizona, 1963.

Camino de la Hormiga Roja

El Camino Sagrado de la Hormiga Roja es un sub-ritual del Camino de la Paz, celebrado con pacientes que han tenido un comportamiento inadecuado con las hormigas. En la tarde del octavo día de la ceremonia, se representa en una pintura de arena como la Gente del Maíz Azul se formó.

La fotografía muestra a un ayudante que acaba de aplicar un diseño de un trueno amarillo en la espalda. Parte de la pintura de arena -que ha sido rociado con harina de maíz-, se puede ver en primer plano. La pintura concluirá con dibujos de truenos, rayos y nubes negras.

Fotografía de Charlotte Johnson Frisble, Valley Store, 1963.

Kinaaldá (pubertad femenina)

Fotografía tomada en Chinle, Arizona (Junio de 1963) La muchacha muestra sus pulseras de plata y turquesa, parte del vestuario ritual para participar de la ceremonia Kinaaldá, que representa la transición de niña a mujer, y tiene una duración de cuatro días.

Máscaras

Máscaras para ceremoniales de piel de ante que representan dioses específicos:

A: Haashch'éélt'i'í (Dios hablante), tiene la boca hecha con una calabaza, el pelo es de zorro.

B: Nayenezgani, "matador de los dioses enemigos".

C: Háshje-ba-áhd (Mujer de Dios), sujeta con solapas colocadas sobre las orejas, las portaban hombres vestidos de mujeres.

Colección de Stewart Culin, Cottonwood, Arizona, 1903.

Purificación

La casa del sudor, es una elemento importante en las ceremonias, y también en la vida cotidiana de los navajos.

Es una pequeña estructura construida lejos de la vivienda familiar. Consta de postes de enebro entrelazados, otros postes menores cubren los espacios intermedios y todo se cubre con tierra.

A veces está hundida en el suelo, la entrada siempre orientada hacia el este. La puerta se cubre con una manta.

Un fogón calienta las piedras en el exterior, y luego con pinzas improvisadas de palos las colocan en el interior para inducir la transpiración pesada.

Cuando se utiliza ceremonialmente, la estructura está construida de diversos materiales, y decorada con pinturas de arena, según el rito a realizar. El chamán estará presente para recitar oraciones y cantos; en las que duran más de un día, el procedimiento se puede repetir en cada uno de ellos.

Varitas emplumadas

Se utilizan como guardianes, colocándolas alrededor de las pinturas de arena u otros lugares sagrados.

Las de la fotos son varitas femeninas, hechas de una vara de sauce, con plumas de pavo y águila atadas con algodón. Su largo es de unos 35 cm. Fueron propiedad de un chamán de principios del siglo XX.


Fuentes:

Navajo Ceremonial System. Leland C. Wyman

The North American Indian. Edward S. Curtís

El espíritu religioso de los navajos. Lawrence E. Sullivan