Estsanatlehi (Mujer cambiante)

Dioses y Personajes Míticos. Pueblos Originarios
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusCultura Navajo

Cosmogonía:
Conocida también como Asdzaa nádleehé, "la que se renueva asimisma". Es una representación de las estaciones de la Tierra, el cambio, la renovación, la fertilidad y el ciclo eterno de la vida. La deidad más respetada de los navajos.

Nunca permanece en un estado, crece hasta ser anciana -en invierno-, para convertirse en joven nuevamente -en primavera-, igual que lo hace la Tierra con el cambio de las estaciones.

Mujer Cambiante

Pintura de Indigene Theresa Gaskin

Habita en una casa flotante "en las grandes aguas del oeste", donde recibe diariamente a su esposo Tsohanoai, el Dios del Sol, cuando éste finaliza su tarea de cruzar al astro por el cielo.

Según la leyenda, la pareja primigenia navaja, observó una nube negra descender a una montaña. Al acercarse al lugar -atraídos por el curioso evento -, encontraron a una beba en la cuna del relámpago y los rayos del sol; era hija de Naestan "la mujer horizontal" y Yadilyil , "la oscuridad superior".

La Primera Mujer tomo al bebé, y alimentándola con el polen que le llevaba Tsohanoai, pasó de la infancia a la pubertad en cuatro días, pasando a ser Asdzaa nádleehé.

En otra versión, se creó junto a su hermana Yolkai Estsan "Mujer valva blanca", cuando los dioses dieron vida a representaciones femeninas, realizadas con valvas turquesas en su caso, y de color blanco en el de su hermana.

Una tradición cuenta que sintiéndose sola en su casa del mar, creó a la gente para que le hiciera compañía; algunos interpretan lo hizo utilizando pequeños trozos de su piel, otros a partir del maíz.

Generalmente los mitos la indican como la madre de los héroes gemelos Nayenezgani y Tobadzischini -otros los atribuyen a su hermana-, quienes combatieron a los espíritus del mal que amenazaban al mundo.

Es venerada con cánticos y ceremonias. Son los Hozhónji -"Cantos de bendición"-, que duran varios días, en los que se esparce sobre la tierra, granos de maíz, capullos, y polen, para recibir su gracia.

En leyendas posteriores, Estsanatlehi se convirtió en la regidora del reino de los muertos; en el oeste, desde donde fluyen las cosas buenas.