Barrealito

Sitios Arqueológicos y Arqueoastronómicos. Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios
El sitio fue explorado por Debenedetti en 1915, el material detallado a continuación fue extraído de su trabajo "Investigaciones arqueológicas en los valles preandinos de la provincia de San Juan" publicado por la Revista de la Universidad de Buenos Aires en 1916:

El río Calingasta, afluente del de los Patos, determina un valle relativamente estrecho, orientado de oeste a este, con una longitud aproximada de 20 kilómetros.

Su ancho máximo alcanza los mil metros en su desembocadura. mientras en el lugar llamado "la estrechura" no pasa los 40. En la parte media de este apartado valle se encuentra Barrealito, a unos diez kilómetros al oeste de la actual población de Calingasta.

Los vestigios de la vieja cultura son muchos, especialmente en las plataformas altas o mesetas que parecen constituir el lecho más antiguo del río, reducido hoy. escasamente, a un hilo de agua. Los antiguos pobladores se asentaron en ambas márgenes del río Calingasta. Los campos de cultivo estaban preferentemente sobre la margen izquierda.

Los restos de construcciones arqueológicas se presentan en una y otra parte con caracteres especiales: Los terrenos que están sobre la orilla izquierda, los vestigios de viviendas se descubren a través de pequeños y aislados amontonamientos de tierra consolidada.

En la margen derecha construcciones de piedra forman verdaderos núcleos o agrupaciones de edificios, son las "Tamberías de Barrealito". Ninguna edificación tiene más de 8 metros de largo por 6 de ancho. El número de viviendas agrupadas para constituir un núcleo es variable, las puertas de acceso están orientadas hacia el este (para protegerse del viento), en general cada núcleo de viviendas presenta construcciones circulares accesorias, de pirca también: posiblemente han sido depósitos o graneros y accidentalmente fueron para inhumar cadáveres. Las pircas visibles alcanzan a tener en algunos núcleos hasta 1,60m. de altura, en otros el derrumbe ha sido total.

Las piedras utilizas fueron los rodados del vecino río, adaptados según sus formas y unidos entre sí con barro y casquijo fijo. Por otra parte los ajuares fúnebres descubiertos, acentúan las diferencias, en el margen izquierdo son suntuosos, en las Tamberías de pobreza exigua. Estos antecedentes sugieren que los habitantes de una y otra banda fijaron sus respectivos asientos en épocas distintas.

Yacimiento III (Banda izquierda del río Calingasta)

Fue el más importante de los encontrados por Debenedetti en Barrealito.

A 1,50 metros de profundidad, se encontraron grandes rodados de piedra y troncos de árboles dispuestos de tal modo que delataban la boca o entrada de una sepultura.

Existía un amplio recinto llenado intencionalmente con tierra fina, desprovista de casquijo. En la parte central a 2,50 de profundidad apareció un gran paquete cuya envoltura era una espesa red tejida de juncos. En su interior había un esqueleto perfectamente conservado, dispuesto en cuclillas decúbito lateral derecho.

Alrededor del paquete fúnebre, orientada su cabecera al noroeste, se halló a distancias variables pero en general bastante próximo al inhumado (ver posición en la imagen):

  • un gran cántaro volcado de color amarillo, con grandes asas, cuerpo casi esférico y base aplanada.
  • dos pequeños cántaros rojos, brillantes con decoración lineal en el cuerpo trazada con colores blanco y negro.
  • un yuro rojo de cuerpo de sección elíptica, asa naciente en el borde y decoración negra geométrica en la zona superior.
  • un gran plato negro conteniendo una taza roja.
  • tres cucharas de madera y y plato de paja tejida y pintada de rojo y negro.
  • una pequeña olla amarilla, de asas dobles.
  • otra ollita negra simple, de cuerpo esférico y reborde saliente.
  • dos platos rojos de asa ornitomórfica.
  • un vaso alto, de madera y una olla ennegrecida por el hollín, con asa dobles, nacientes del borde.

Todos los objetos encerrados en esta tumba estaban en posición normal, excepto el gran cántaro que estaba tumbado con la boca orientada hacia el paquete fúnebre.

Continuando la excavación por el lado sur, dos esqueletos más fueron hallados, colocados desordenadamente. Es indudable que estos restos fueron inhumados con anterioridad al primero y el desorden de sus huesos se explica teniendo en cuenta que fue necesario arrinconarlos para hacer lugar al paquete fúnebre.

Objetos encontrados en el lado derecho del río Calingasta

Mortero de piedra

Este tipo de morteros ha sido muy frecuente, su uso se fue perdiendo paulatinamente reemplazados por los de madera fabricados con un trozo de tronco de árbol.

La operación de molienda se verificaba golpeando con una piedra alargada generalmente cilíndrica.

El representado en la imagen es un rodado de granito, de forma aproximadamente ovoide, de 28 cm. de eje máximo, el ahuecamiento alcanza una profundidad de 14 centímetros. Fue encontrado en un ángulo de una vivienda y no se halló su correspondiente mano.

Manos de Mortero

Hay ejemplares en cuya superficie han sido trazados signos que pueden considerarse verdaderos petroglifos.

La imagen representa un ejemplar con una cara labrada (A) y otra con doble esculpido (B), la primera tiene 24 cm. de largo y la segunda 38. En ambos casos las figuras han sido subordinadas al contorno de la piedra, y su arte fue realizado con la misma técnica que en los petroglifos.

Tembetá

El ejemplar representado tiene 23 milímetros de largo y ha sido ejecutado con todo espero, utilizando una piedra de color verdoso.

Cucharas de hueso

Sus dimensiones son de 190 y 165 milímetros respectivamente.

Utensilios de madera

A las dos hermosas piezas recogidas en Barrealito, no se le han podido determinar su aplicación precisa.

A simple vista parecería que han servido para sujetar vestiduras (alfileres) pero atendiendo al diámetro de la extremidad debe descartarse esa hipótesis. Serían objetos de uso femenino destinados al arreglo del cabello.

Tienen 290 y 240 mm de largo. La punta es cónica, alargada y suavemente afilada. La madera utilizada es de algarrobo.

Cerámica

Ollas

Todos los ejemplares recogidos pueden agruparse en dos tipos:

A: Cuerpo globular, con un ligero reborde en la parte superior que determina un cuello corto. No exceden los 20 centímetros de altura.

B: Cuerpo ligeramente cónico con base un tanto alargada y más acentuado el angostamiento que determina el cuello. Llegan a tener proporciones grandes, alcanzado algunos hasta 75 cm. de altura y 70 de diámetro.

Platos

El material de esta naturaleza exhumado en las tumbas es relativamente numeroso, responde a un tipo único y las variaciones que presentan son sólo de dimensiones y color, predominando sin embargo los coloración negra.

Vaso

Con forma de campana, decorado de 13 centímetros de altura. Su decoración indicaría que fue importado de las regiones del norte.

Yuro

Cuerpo globular, cuello corto, reborde saliente y asas colocadas en la parte media ventral orientadas perpendicularmente a la base. Son de buena factura, de paredes bien pulidas y conserva rastros de la espátula usada para su alisamiento.