Juan Catriel, "El Viejo"

Biografías. Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios
Catriel "El Viejo"

Pampa

1775 - 1848

Ilustración tomada del video de Canal Encuentro.

Los miembros de la dinastía Catriel (o Katrüel) se vieron obligados a alternar entre dos mundos diferentes. Intentando preservar el ascendiente sobre los suyos no terminaban de traspasar al que más les atraía: el de los blancos.

Juan Catriel, "El Viejo", nació hacia 1775 en el área del arroyo Tapalqué ("lugar de bañados y totoras") a unos 300 km de la Ciudad de Buenos Aires. Hijo del cacique Casuel, se lo considera el fundador de la dinastía catrielera en la región pampeana.

Se lo ha descrito como de tez cobriza y corta estatura, de cara achatada y mirada inquieta, llevaba el cabello largo. Con referencia a su procedencia étnica, hay diferentes versiones, para algunos su origen es mapuche, otros afirman su ascendencia pampa con fuerte influencia mapuche en cuanto a lengua y costumbres

7 de marzo de 1820.

Tratado de paz de la estancia Miraflores

Art. 1º Se reconoce a este propósito en la persona del Brigadier General D. Martín Rodríguez la representación del gobierno y provincia de Buenos Aires.

Art. 2° Igual representación de los indios reconoce éste en las personas de los caciques Ancafilú, Tacumán y Tricnín, por sí y como autorizados por públicos parlamentos en el campo de las tolderías del Arroyo Chapaleufú, por los otros caciques: Carrunaquel, Aunquepán, Saun, Trintri Loncó, Albumé, Lincón, Huletru, Chañas, Calfuyllán, Tretruc, Pichilongo, Cachul y Limay, que no se han apersonado sino por medio de ellos.

Art. 3º La paz y la buena armonía que desde tiempo inmemorial ha reinado entre ambos territorios queda confirmada y ratificada solemnemente sin que los motivos que los impulsan a esta manifestación pueda pertubarla en lo sucesivo.

Art. 4° Se declara por línea divisoria de ambas jurisdicciones el terreno que en esta frontera los hacendados (han alcanzado), sin que en adelante pueda ningún habitante de la Provincia de Buenos Aires internarse más al territorio de los indios.

Art. 5° Los caciques se obligan a la devolución de las haciendas que se llevaron y existen de esta parte de las sierras. El cacique Tacumán se encargará de arrear dichos animales hasta la estancia de Miraflores.

Art. 6° Los hacendados de esta frontera franquearán su territorio y el necesario auxilio a todos los indios que quieran venir a ellos a los comunes trabajos de nutriar y otros semejantes, con tal que entre ellos venga siempre un encargado para evitar todo daño a los hacendados.

Art. 7° Con la misma ocasión se compromete el Gobierno de Buenos Aires a recomendar a sus súbditos la mejor comportación con los indios en sus tránsitos comerciales.

Art. 8° Los indios respetarán las posesiones y territorios de los hacendados del sur, como propiedad de la Provincia de Buenos Aires y ésta, la de los indios ultra de las posesiones territoriales expresadas en el artículo cuarto, en que se demarcan los límites respectivos.

Art. 9º Los caciques se obligan, para lo sucesivo, prender y entregar criminales que vayan a refugiarse en sus campos.

Art. 10° Las partes contratantes se obligan a guardar religiosamente cuanto contienen los precedentes artículos y, porque así los cumplirán, firmados de un mismo tenor (las copias), una para cada una de las partes contratantes y haciéndolo a nombre de todos los caciques el ciudadano Francisco Ramos Mejía.

El 7 de marzo de 1820, representado por otro cacique, acuerda el Tratado de Miraflores realizado en la estancia de Francisco Ramos Mejía. Suscrito por el general Martín Rodríguez en representación del gobierno de Buenos Aires y varios caciques de la frontera sur, se ratificaba la paz en el territorio, como línea divisoria definitiva se establecía la alcanzada por los hacendados con las estancias al sur del río Salado; los indígenas debían devolver el ganado robado. Fue roto el 27 de noviembre de 1820 con el malón sobre Lobos donde murieron 100 pobladores.

Contingentes de indios catrieleros acompañaron en calidad de aliados las expediciones del coronel Pedro Andrés García (1822) y del coronel Federico Rauch. Actitud que podría se considerada como la búsqueda de equilibrio de poder frente a caciques como Yanquetruz "El Grande".

La figura de Catriel "El Viejo", comienza a destacarse, primero con correrías sobre poblaciones blancas y unos años más tarde colaborando, junto a su aliado histórico el cacique Juan Manuel Cachul, con Juan Manuel de Rosas en la Campaña del Desierto (1833-1834) con 1500 indios de lanza como auxiliares y baqueanos. Catriel sabía que su parcialidad no podía controlar un territorio extenso y era inevitable el avance de otros grupos sobre sus recursos.

Rosas promete a Catriel la entrega de tierras a perpetuidad. El gobierno de Buenos Aires, intentaba aprovechar la diferencias entre las parcialidades de la pampa. Los aliados eran informantes y eventualmente socios en el escarmiento de los rebeldes, lo que los convertía en potenciales blancos de ataque por parte de los grupos enemigos.

En agosto de 1832, las tribus de los caciques "amigos" Juan Catriel y Juan Manuel Cachul se habían establecido en el cantón de Tapalqué, a unas leguas del fuerte de Azul cuya fundación oficial data de diciembre de ese año.

Fiel aliado del gobierno porteño, participa en la Batalla de Chascomús (7 de noviembre de 1839) donde las fuerzas leales a Rosas vencen a los revolucionarios de los Libres del Sur liderados por Pedro Castelli.

Catriel se convierte en un personaje aceptable para la sociedad porteña, amigo y defensor del régimen de Rosas y presto a apoyarlo ante la menor amenaza. En 1834 viaja a la ciudad de Buenos Aires con su familia y comitiva para recibir un tratamiento médico. Al año siguiente, acompañado por 21 lanceros, se dirige nuevamente para saludar personalmente a Rosas en su asunción con la suma del poder público.

Catriel también es modelo y referencia para acercar a otros caciques, así para tratar la paz con el ranquel Painé Nürü, Rosas dice: "puede venir Painé o algunos casiques a Tapalqué a verse con Catrié y demás casiques amigos míos, para oír de bocas de ellos quien soy yo".

En 1840 Rosas le entrega tierras en el arroyo Nievas, el cacique parece haber conseguido el resultado esperado: un territorio en la pampa que no podrá ser discutido, que puede poblar con buena hacienda, y su gente podrá sobrevivir con las raciones que enviará el gobierno.

Sin embargo, a la paulatina pérdida de la identidad étnica de los Catriel, comete el error de pensar que Rosas estaría siempre en el poder y que a su caída vendrían personas con otras ideas sobre la relación con los indígenas. Esto ocurriría después de su muerte ocurrida en 1848.

Tuvo dos hijos: Juan y Juan Manuel. El primero que lo sucederá a su muerte tuvo a su vez cuatro hijos: Cipriano, Juan José, Marcelino y Matilde.

Descendencia de Juan Catriel "El Viejo"
                  Juan Catriel
"El Viejo"

(1775-1864)
                 
                                   
                                   
                                   
                        guia                        
                        conexión                        
                  Juan Catriel
"El Joven"

(1810-1866
                 
                                   
                                   
                                   
                        guia                        
      conexión conector conector conector conector conector conexión conector conector linea conector conector conexión conector conector conector conector conector conexión      
      conexión           conexión           conexión           conexión      
  Marcelino
(1830-1916)
  Juan José
(1831-1910)
  Cipriano
(1837-1874)
  Matilde  
         
         
         
                                                 

Cronología de la relación entre el gobierno y los catrieleros
Fuente: Los Catriel, de amigos a apresados. ¿El fin o la continuidad de una estrategia?. Mariano Nagy

1820 Juan Catriel “El Viejo” (Vuta Catriel) iniciador de la dinastía catrielera. Es representado por otros caciques en el tratado firmado en Miraflores entre el gobierno y algunas parcialidades. Acompaña con lanzas al gobernador Martín Rodríguez en campaña contra indígenas.
1829 Rosas gobernador de Buenos Aires. Entre 1833 y 1834 llevará a cabo la Campaña al Desierto. Luego retomará la gobernación hasta 1852.
1832 Fundación de Azul. Los catrieleros deben mudar sus toldos a cuatro leguas de Tapalqué.
1833 Con 1500 lanzas, Catriel “El Viejo” y Cachul participan de la Campaña al Desierto realizada por Rosas. Etapa del “negocio pacífico de indios”. Los “indios amigos” se encuentran afincados en las inmediaciones de los fortines de la Provincia de Buenos Aires. Rosas promete a Catriel donarles las tierras que ocupan a perpetuidad.
1840 Gracias al apoyo con sus lanzas para reprimir rebeliones contra Rosas, éste le “dona” a Vuta Catriel las tierras ubicadas en Arroyo Nievas.
1848 Muere Vuta Catriel, y comienza a cerrarse el apogeo catrielero en el contexto del rosismo. Lo sucede Juan “Segundo” Catriel, quien aprovecha el contexto y la sucesión de Buenos Aires. Es un hacendado que redistribuye con sus conas [guerreros] para movilizarlos.
1852 Caída de Rosas en la batalla de Caseros. Se inicia la etapa en la cual coexisten dos estados: La Confederación Argentina y Buenos Aires.
1855 El gobierno decreta el traslado de Tapalqué a tierras catrieleras, pero estos se oponen y se producen enfrentamientos. Victoria catrielera sucedida por acuerdos y reconocimientos gubernamentales: sueldos, uniformes, etcétera.
1862 La Organización Nacional y sus tres presidencias: (Bartolomé Mitre 1862-1868; Domingo Faustino Sarmiento 1868-1874 y Nicolás Avellaneda 1874-1880)
1866 Muere Juan “Segundo” Catriel. Lo sucede Cipriano, su tercer hijo, tal vez por la facilidad para las distintas lenguas y su experiencia en distintas comitivas diplomáticas a las que había sido enviado por su padre. Los catrieleros se encontraban divididos en un grupo rural y otro urbano, “integrado” e “incorporado” en trabajos estacionales o semipermanentes.
1870 Fin de la Guerra del Paraguay. Retornan los altos mandos que asumirán o retomaran sus puestos como jefes o comandantes de frontera (Rivas y De Elía, entre otros). Se inicia la etapa ofensiva de sometimiento. El gobierno argentino se encuentra en posición de romper la hasta entonces equilibrada correlación de fuerzas con los distintos grupos indígenas.
1871 Cipriano Catriel acepta la propuesta del coronel Francisco De Elía de ser nombrado Cacique Principal de todos los indios por sobre las parcialidades tapalqueneras de Manuel Grande, Ramón López y Chipitruz, entre otros. Se acentúan y se incentivan así las diferencias entra las parcialidades. Aparece en la documentación el confinamiento de contingentes indígenas prisioneros en la isla Martín García.
1872 Batalla de San Carlos: el gobierno derrota a las fuerzas de Cafulcurá. Cipriano participa a favor de las autoridades pero no puede mantener la disciplina de sus lanzas, que deben ser reprimidas para que enfrenten a Cafulcurá. Cipriano es cuestionado por sus conas [guerreros] y su base de poder se debilita.
1874 Revolución mitrista en desacuerdo por el resultado de las elecciones que dieron por ganador y futuro presidente a Avellaneda. Aliado con De Elía, quien respondía a Mitre, Cipriano se sumó a la rebelión prontamente sofocada. Su propio hermano Juan José y sus lanzas le dieron muerte. Juan José asume el mando en un contexto desfavorable, ya que era más renuente a la negociación con los “blancos”.
1875 Adolfo Alsina, Ministro de Guerra de Avellaneda, impone un duro tratado a los catrieleros que implica su traslado hacia al oeste tras casi medio siglo de ocupación allí. A cambio, supuestamente se entregarían tierras. Se obliga a la militarización de la tribu y el alejamiento de sus familias. Ante la fuga o abandono de los puestos por parte de los indígenas, son apresados y enviados como prisioneros a Martín García. Juan José negocia con el propio Alsina pero sólo logra posponer el traslado. Finalmente los catrieleros no aceptan los términos, rompen con el gobierno y se suman al Malón Grande junto a Namuncurá (hijo de Cafulcurá) y otras fuerzas indígenas. Sin embargo algunos catrieleros no se suman al Malón Grande y quedan enrolados en los campos de la zona.
1877 El Ejército persigue a los catrieleros rebeldes, apresa a un importante contingente que traslada a Puán, Provincia de Buenos Aires. Entre ellos no se encontraban los hermanos Juan José y Marcelino Catriel.
1878 Apresan a Marcelino Catriel y a un capitanejo, Blas Román. Tiempo después Juan José se entrega en Fuerte Argentino. Son recluidos en Martín García.
1879 Conquista del Desierto (1879-1885). Muchos indios de lanza catrieleros son incorporados bajo las órdenes de Álvaro Barros en la expedición a Río Negro. Se acentúan procesos de dispersión por distintos lugares (Conesa y Peñas Blancas, entre otros) de los grupos de catrieleros no apresados o liberados.
1880 Julio Argentino Roca, catapultado por la Conquista del Desierto y el apoyo de las burguesías del interior, se erige como presidente. Es el hombre fuerte del “régimen liberal oligárquico”, vigente entre 1880 y 1916. Será nuevamente presidente entre 1898 y 1904.
1886 Liberación de los hermanos Juan José y Marcelino Catriel de la isla Martín García. Juan José le había pedido la libertad a Roca a través de una carta.
1910 Fallecimiento de Juan José Catriel en Olavarría.
1916 Fallecimiento de Marcelino Catriel, en Sierras Bayas.