Juan Catriel, "El Joven"

Biografías. Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

Pampa

1810 - 1866

Ilustración tomada del video de Canal Encuentro.

Juan Catriel "El Joven" o "Segundo" heredó la jefatura catrielera de su padre Juan Catriel "El Viejo" quien falleció en 1848. Su hermano Juan Manuel se dedicó a la ganadería.

Mantenía amistad con Juan Manuel de Rosas a quien acompañó en la Campaña del Desierto (1833-1834) y estuvo en la Batalla de Caseros (3 de febrero de 1852) que derivó en la renuncia y exilio de Rosas.

Con la caída de Rosas, las nuevas autoridades se disponen a cambiar la política con la indiada. Ante la deserción de los jefes rosistas de los fortines, los catrieleros dejan de recibir sus raciones.

Catriel se encuentra en una encrucijada, no puede descuidar a su gente y no puede romper la amistad de tantos años con el blanco. Solicita al coronel Paunero que permita a su gente salir a bolear para mitigar el hambre y el arreo de animales.

2 de Marzo de 1855

Decreto del Gobernador Pastor Obligado.

Art. 1º El pueblo de Tapalqué se trasladará a las puntas del mismo arroyo en terrenos de propiedad pública y en el punto preciso que determinará el Departamento Topográfico.

Art. 2º La traza del nuevo pueblo se hará con arreglo a los decretos del 14 de Diciembre de 1821, 16 de abril de 1823 y 22 de abril de 1826.

Art. 3º El ejido del nuevo pueblo se trazará del mismo modo que el de Azul, con sujeción al decreto del 9 de Junio de 1832.

Art. 4º En la adjudicación de los solares del nuevo pueblo, tendrán la preferencia los vecinos que se trasladen a la actual población nueva.

Art. 5º Por el Ministerio de Guerra se librarán las órdenes convenientes a efectos de que un ingeniero militar se encargue bajo su dirección, de la traza del nuevo pueblo, debiendo recibir instrucciones precisas por escrito, y ser provistos de los instrumentos necesarios por el Departamento Topográfico.

Art. 6º Los gastos que demande la traslación del nuevo pueblo serán imputados a extraordinarios del gobierno.

Art. 7º Importando la traslación del pueblo de Tapalqué el adelantar la línea de Frontera por parte del Sud, y debiendo ser protegida esta operación por las fuerzas militares en ella situadas, el Ministerio de Guerra queda encargado de la ejecución del presente decreto en la parte que le corresponde.

Art. 8º Comuniqúese, publíquese y dese al Registro Oficial.

Pastor Obligado. Gobernador

Irineo Pórtela. Secretario

El 2 de marzo de 1855 el gobierno de Buenos Aires promulgó un decreto disponiendo el traslado del cantón Tapalqué (fuerte en la línea de frontera) y la fundación del nuevo pueblo homónimo en las tierras de los "indios amigos", junto a otras medidas para extender la frontera, reorganizar sus comandancias y realizar campañas militares. Además el gobierno porteño se niega a darles ración. Como resultado Catriel y Cachul (cacique aliado histórico de los Catriel) se alzan en rebeldía y se unen a la "Confederación de Salinas Grandes" de Calfucurá.

Los malones arrasan las tierras vecinas a Azul. Bartolomé Mitre, entonces Ministro de Guerra de la Provincia, es encomendado por el gobierno para resolver el conflicto. Fracasa en sus expediciones, siendo derrotado en las Batallas de Sierra Chica (21 de mayo de 1855) y San Jacinto (27 de octubre de 1855).

Designado Comandante en Jefe de la Frontera Sur, el general Manuel Escalada llegó a Azul en septiembre de 1856. Para restablecer las relaciones con los indios envió a Ignacio Rivas a tratar con Catriel y Cachul.

Azul, 25 de octubre de 1856.

“Convención de paz ajustada entre el Estado de Buenos Aires y el cacique mayor de las tribus del sud Don Juan y su segundo Don Juan Manuel Cachul.

El General Don Juan Manuel Escalada, jefe del ejército de la Frontera Sud, suficientemente autorizado por el Gobierno del Estado, y el cacique mayor D. Juan Catriel y su segundo D. Juan Manuel Cachul, por si, y a nombre de sus respectivas tribus, con el objeto de poner término a la guerra y regularizar para lo sucesivo las condiciones de existencia y comercio: han estipulado la presente convención de paz”:

Art. 1º “Queda establecida paz y amistad permanente entre el Estado de Buenos Aires y el cacique mayor de las tribus del sud Don Juan Catriel y su segundo Don Juan Manuel Cachul”.

Art. 2º “Las tribus de estos caciques, con la venia y consentimiento del gobierno se establecerán al oeste del arroyo Tapalqué, en un área de veinte leguas de frente y veinte de fondo, cuyos límites se fijarán por el ingeniero del ejército, si es posible que sean naturales, y con asistencia de ellos; los cuales el general en jefe, se los dará en propiedad a las mencionadas tribus; para que vivan allí pacíficamente ejerciendo su industria y cultivando la tierra para su sustento”.

Art. 3º “El General en jefe del Ejército, Gral. Don Manuel Escalada, les proporcionará los medios necesarios de la suscripción, que el pueblo de la capital y los de la campaña han levantado a favor de la paz y libertad de las cautivas, para que con ellos edifiquen sus casas habitaciones, el cacique Mayor D. Juan Catriel y su segundo Don Juan Manuel Cachul y algunos otros caciques menores, y además por una sola vez, les dará arados y semilla para que hagan cultivar la tierra en su beneficio”.

Art. 4º “El Gobierno del estado, a fin de proporcionarles los medios de subsistencia, les dará cada tres meses los artículos siguientes 1250 libras yerba, 600 de azúcar, 500 varas tabaco, 500 cuadernillos papel, 2000 libras fariña, 200 frascos aguardiente, 80 id. de vino, 72 botellas de ginebra, 72 id. Vino Burdeos, 2 carretadas de maíz y 200 yeguas”.

Art. 5º “El Gobierno del Estado permitirá a estas tribus, una vez establecidas en aquel punto, hacer boleadas en el campo que ocupen para su comercio de peletería reglamentando la operación a fin de no causar perjuicios a los colindantes”.

Art. 6º "Por un acto de benevolencia, el Gobierno concede espontáneamente al cacique mayor D. Juan Catriel el título de general y cacique superior de las tribus del sud, con el uso de charreteras de coronel y de una banda punzó con borlas de oro, correspondiente a ese título; y al cacique Juan Manuel Cachul, su segundo, el uso de charreteras de teniente coronel y de una banda punzó con borlas del mismo color, asignándole al primero 1500 pesos mensuales, y al segundo 1000 pesos mensuales”.

Art. 7º “Queda establecido el comercio entre el Estado de Buenos Aires y las tribus del general y cacique superior Don Juan Catriel y su segundo D. Juan Manuel Cachul con sujeciones policiales y bajo el conocimiento de las autoridades de la frontera”.

Art. 8º “Los indios de estas tribus podrán conchabarse libremente en las estancias y demás establecimientos del estado de toda clase, llevando permiso escrito de sus respectivas autoridades el cuál será visado por las de la frontera”.

Art. 9º “Los hijos del Gral. Cacique superior Don Juan Catriel y de su segundo Don Juan Manuel Cachul, y demás caciques menores, podrán ser educados en las escuelas del estado, establecidas en el Azul y en la capital, bajo la protección y auxilio del Gobierno".

Art. 10° “Cuando el Gobierno crea oportuno, establecerá una capilla cerca de las tribus, servida de uno o más sacerdotes, para que los indios cristianos puedan disfrutar de los beneficios de la religión y adoptarla otros, constituyendo asi a su mejora moral”.

Art. 11° “En los casos en que, algunas otras tribus del desierto suscitasen guerra al Estado de Buenos Aires, el general cacique superior Don Juan Catriel y su segundo Don Juan Manuel Cachul prestarán al gobierno la cooperación de todas sus fuerzas para castigar a los invasores, operando bajo sus órdenes”.

Art. 12° “Cuando esas invasiones fuesen para hostilizar a las tribus del general cacique superior Don Juan Catriel, y de su segundo Don Juan Manuel Cachul, el Gobierno les prestará los auxilios necesarios para su defensa”.

Art. 13° “Si la tranquilidad interior del estado fuese perturbada por cualquier causa, el general cacique superior Don Juan Catriel y su segundo Don Juan Manuel Cachul, prestarán al gobierno los servicios que le demandare para la seguridad de la frontera contra invasiones de otras indiadas que pudieran tener lugar, obedeciendo sus órdenes”.

Art. 14° “Si algunos desertores del Ejército o criminales se refugiasen en las tribus del general cacique superior Don Juan Catriel o de su segundo Don Juan Manuel Cachul estos los entregarán inmediatamente al general en jefe del Ejército o a quien el Gobierno ordenare”.

Art. 15° “El general y cacique superior Don Juan Catriel y su segundo Don Juan Manuel Cachul, cuidarán de que los indios de su dependencia no entren a robar a las estancias del estado ni cometan crímenes de otra clase, castigando a los perpetradores que se refugiasen en su campo, y los que fuesen aprehendidos por las autoridades territoriales, serán castigados por estas con arreglo a las leyes vigentes”.

Art 16° “El general en jefe de la Frontera del Sud, por un acto de liberalidad dará a Don Francisco Alonzo la cantidad de 8000 pesos moneda corriente de la suscripción destinada a las cautivas, para que atienda a los sacrificios que ha hecho para el rescate de su familia, los cuales les serán entregados luego de verificado el canje de esta convención”.

Art. 17° “En los casos imprevistos en que puedan resultar dudas sobre la inteligencia de los artículos de la presente convención, el general cacique superior Don Juan Catriel y su segundo Don Juan Manuel Cachul, se dirigirán al gobierno para que las resuelva pacíficamente en el sentido de la paz y amistad que debe conservarse”.

Art. 18° “El general cacique superior Don Juan Catriel y su segundo Don juan Manuel Cachul, se comprometen bajo la lealtad de su palabra a observar y cumplir fielmente todo lo estipulado en esta convención y a no recurrir jamás a las armas para hostilizar al estado; y el Gobierno por su parte les ofrece respeto y garantía a sus personas y propiedades”.

Art. 19º “Todos los beneficios de títulos, tierras, auxilios y protección que el Gobierno espontáneamente les acuerda a los mencionados caciques y sus tribus, cesarán en el momento que faltasen a la lealtad de su palabra, violando la presente convención dejando de cumplir fielmente cuanto ella estipula”.

Art. 20° “La presente convención será firmada por el general en Jefe del Ejército, por el general cacique superior Don Juan Catriel y su segundo Don Juan Manuel Cachul, por los jefes del ejército y ayudantes de campo del general, por las autoridades del pueblo del Azul y ciudadanos que en comisión han tenido parte en este arreglo, por los caciques menores e intérpretes que han servido al efecto”.

Art 21º “El canje de este convenio, después de sometida a la aprobación y ratificación del Gobierno, se hará en este pueblo dentro del término de treinta días”.

“En fe de lo cual firmamos dos ejemplares de un mismo tenor, en el mencionado pueblo del Azul, a los veinte y cinco días del mes de octubre del año del Señor de mil ochocientos cincuenta y seis.

El 25 de octubre de 1856 se firma un acuerdo con Catriel, se le concede el título de General y Cacique Superior de las Tribus del Sud y el uso de charreteras de coronel, incluido uniforme militar y sueldo. La nueva alianza contemplaba el suministro trimestral de raciones a las tribus de Catriel y Cachul.

Azul festejó el tratado de paz con un Tedeum y carne con cuero en la plaza, para los vecinos, más un baile por la noche.

Pese a la firma del tratado no se terminaron los malones en la provincia. El conflicto entre la Provincia y la Confederación contribuía a la inseguridad de la frontera. Calfulcurá, molesto con Catriel, le servía a Urquiza con sus incursiones a poblados bonaerense.

Casa de los Catriel en Azul sobre la calle Colón casi Corrientes. Fue habitada por Juan "El Joven" y luego por su hijo Cipriano. En el año 1991 fue demolido su interior conservándose solamente la fachada.

Juan Catriel, investido de las insignias de General, comenzó a tener ideas progresitas, se construyó un vivienda en Azul con paredes de adobe y techos de chapa, que comparada con los toldos de su gente era un palacio. Desde allí dirigía todo en la tribu.

Al igual que su padre era bien recibido en Buenos Aires, parecía que nadie recordaba que había formado parte de la Confederación de Calfucurá y participado en los malones sobre varias poblaciones pocos años atrás.

En 1859 visita Buenos Aires acompañado por el coronel Ignacio Rivas, el acontecimiento es noticia en los diarios de la época. Su estadía duró dos meses, donde llamó la atención el alto nivel de vida que desarrolló.

Dos años haría una nueva visita, su presencia entre los cristianos despertaba gran atracción, en una carrera de caballos se vio obligado a montar y dar una vuelta a la pista bajo los aplausos de la concurrencia. El cacique pensaba sacar réditos económicos y políticos de su popularidad.

La muerte lo sorprendió a fines de 1866, de su funeral no se ha encontrado la documentación. Se ha escrito que murió "lleno de gloria, de cerveza y de años".

Tuvo tres esposas, tres hijos varones: Juan José, Marcelino, y Cipriano y una mujer Marcelina, de la cual poco se sabe.

Descendencia de Juan Catriel "El Viejo"
                  Juan Catriel
"El Viejo"

(1775-1864)
                 
                                   
                                   
                                   
                        guia                        
                        conexión                        
                  Juan Catriel
"El Joven"

(1810-1866
                 
                                   
                                   
                                   
                        guia                        
      conexión conector conector conector conector conector conexión conector conector linea conector conector conexión conector conector conector conector conector conexión      
      conexión           conexión           conexión           conexión      
  Marcelino
(1830-1916)
  Juan José
(1831-1910)
  Cipriano
(1837-1874)
  Matilde  
         
         
         
                                                 

Cronología de la relación entre el gobierno y los catrieleros
Fuente: Los Catriel, de amigos a apresados. ¿El fin o la continuidad de una estrategia?. Mariano Nagy

1820 Juan Catriel “El Viejo” (Vuta Catriel) iniciador de la dinastía catrielera. Es representado por otros caciques en el tratado firmado en Miraflores entre el gobierno y algunas parcialidades. Acompaña con lanzas al gobernador Martín Rodríguez en campaña contra indígenas.
1829 Rosas gobernador de Buenos Aires. Entre 1833 y 1834 llevará a cabo la Campaña al Desierto. Luego retomará la gobernación hasta 1852.
1832 Fundación de Azul. Los catrieleros deben mudar sus toldos a cuatro leguas de Tapalqué.
1833 Con 1500 lanzas, Catriel “El Viejo” y Cachul participan de la Campaña al Desierto realizada por Rosas. Etapa del “negocio pacífico de indios”. Los “indios amigos” se encuentran afincados en las inmediaciones de los fortines de la Provincia de Buenos Aires. Rosas promete a Catriel donarles las tierras que ocupan a perpetuidad.
1840 Gracias al apoyo con sus lanzas para reprimir rebeliones contra Rosas, éste le “dona” a Vuta Catriel las tierras ubicadas en Arroyo Nievas.
1848 Muere Vuta Catriel, y comienza a cerrarse el apogeo catrielero en el contexto del rosismo. Lo sucede Juan “Segundo” Catriel, quien aprovecha el contexto y la sucesión de Buenos Aires. Es un hacendado que redistribuye con sus conas [guerreros] para movilizarlos.
1852 Caída de Rosas en la batalla de Caseros. Se inicia la etapa en la cual coexisten dos estados: La Confederación Argentina y Buenos Aires.
1855 El gobierno decreta el traslado de Tapalqué a tierras catrieleras, pero estos se oponen y se producen enfrentamientos. Victoria catrielera sucedida por acuerdos y reconocimientos gubernamentales: sueldos, uniformes, etcétera.
1862 La Organización Nacional y sus tres presidencias: (Bartolomé Mitre 1862-1868; Domingo Faustino Sarmiento 1868-1874 y Nicolás Avellaneda 1874-1880)
1866 Muere Juan “Segundo” Catriel. Lo sucede Cipriano, su tercer hijo, tal vez por la facilidad para las distintas lenguas y su experiencia en distintas comitivas diplomáticas a las que había sido enviado por su padre. Los catrieleros se encontraban divididos en un grupo rural y otro urbano, “integrado” e “incorporado” en trabajos estacionales o semipermanentes.
1870 Fin de la Guerra del Paraguay. Retornan los altos mandos que asumirán o retomaran sus puestos como jefes o comandantes de frontera (Rivas y De Elía, entre otros). Se inicia la etapa ofensiva de sometimiento. El gobierno argentino se encuentra en posición de romper la hasta entonces equilibrada correlación de fuerzas con los distintos grupos indígenas.
1871 Cipriano Catriel acepta la propuesta del coronel Francisco De Elía de ser nombrado Cacique Principal de todos los indios por sobre las parcialidades tapalqueneras de Manuel Grande, Ramón López y Chipitruz, entre otros. Se acentúan y se incentivan así las diferencias entra las parcialidades. Aparece en la documentación el confinamiento de contingentes indígenas prisioneros en la isla Martín García.
1872 Batalla de San Carlos: el gobierno derrota a las fuerzas de Cafulcurá. Cipriano participa a favor de las autoridades pero no puede mantener la disciplina de sus lanzas, que deben ser reprimidas para que enfrenten a Cafulcurá. Cipriano es cuestionado por sus conas [guerreros] y su base de poder se debilita.
1874 Revolución mitrista en desacuerdo por el resultado de las elecciones que dieron por ganador y futuro presidente a Avellaneda. Aliado con De Elía, quien respondía a Mitre, Cipriano se sumó a la rebelión prontamente sofocada. Su propio hermano Juan José y sus lanzas le dieron muerte. Juan José asume el mando en un contexto desfavorable, ya que era más renuente a la negociación con los “blancos”.
1875 Adolfo Alsina, Ministro de Guerra de Avellaneda, impone un duro tratado a los catrieleros que implica su traslado hacia al oeste tras casi medio siglo de ocupación allí. A cambio, supuestamente se entregarían tierras. Se obliga a la militarización de la tribu y el alejamiento de sus familias. Ante la fuga o abandono de los puestos por parte de los indígenas, son apresados y enviados como prisioneros a Martín García. Juan José negocia con el propio Alsina pero sólo logra posponer el traslado. Finalmente los catrieleros no aceptan los términos, rompen con el gobierno y se suman al Malón Grande junto a Namuncurá (hijo de Cafulcurá) y otras fuerzas indígenas. Sin embargo algunos catrieleros no se suman al Malón Grande y quedan enrolados en los campos de la zona.
1877 El Ejército persigue a los catrieleros rebeldes, apresa a un importante contingente que traslada a Puán, Provincia de Buenos Aires. Entre ellos no se encontraban los hermanos Juan José y Marcelino Catriel.
1878 Apresan a Marcelino Catriel y a un capitanejo, Blas Román. Tiempo después Juan José se entrega en Fuerte Argentino. Son recluidos en Martín García.
1879 Conquista del Desierto (1879-1885). Muchos indios de lanza catrieleros son incorporados bajo las órdenes de Álvaro Barros en la expedición a Río Negro. Se acentúan procesos de dispersión por distintos lugares (Conesa y Peñas Blancas, entre otros) de los grupos de catrieleros no apresados o liberados.
1880 Julio Argentino Roca, catapultado por la Conquista del Desierto y el apoyo de las burguesías del interior, se erige como presidente. Es el hombre fuerte del “régimen liberal oligárquico”, vigente entre 1880 y 1916. Será nuevamente presidente entre 1898 y 1904.
1886 Liberación de los hermanos Juan José y Marcelino Catriel de la isla Martín García. Juan José le había pedido la libertad a Roca a través de una carta.
1910 Fallecimiento de Juan José Catriel en Olavarría.
1916 Fallecimiento de Marcelino Catriel, en Sierras Bayas.