Sarcófagos Chachapoyas

Sitios Arqueológicos. Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios
Con muy pocas excepciones, los Chachapoyas a lo largo de su trayectoria cultural desarrollaron dos patrones funerarios para sepultar a sus finados importantes: el mausoleo (chullpa en lengua aymara o pucullo en quechua) y el sarcófago (purunmacho, el que vive vigilando arriba de las peñas).

Los sarcófagos se encuentran en las áreas ubicadas en la margen izquierda del río Utcubamba. Presentan diferentes características en cuanto al tamaño y el acabado. Algunos tienen 2,5 metros de alto, mientras otros apenas superan los 60 cm. Hay sarcófagos que presentan contornos de una persona, otros son una especie de escudo convexo que clausura las oquedades fúnebres que fueron excavadas en paredes rocosas. Los más elaborados presentan cabezas-máscara, que pueden estar en el pecho, el vientre o coronándolo; en algunos sobre la punta superior se colocaba un cráneo humano.

Decoraban el exterior generalmente con una especie de capa, en cada sarcófago había un solo difunto envuelto en telas y rodeado de ofrendas, previamente eran momificados.

Los sarcófagos se construían in situ, en grutas excavadas en lo alto de los acantilados que se levantan en la cuenca del Utcubamba. Algunas grutas albergaban solo uno, lo común era que dieran cabida a varios.

Los sarcófagos de Karajía

Carajía o Karajía, de los diversos sitios funerarios con sarcófagos es de los mejor conservados y el más estudiado, más abajo encontrarás otros.

Debido a las dificultades de acceso que presentan y que han impedido su profanación, los sarcófagos de Karajía mantienen un estado de conservación excelente. Se ubican en la provincia de Luya, en una gruta situada en lo alto de una pared rocosa que cae verticalmente por 300 metros hasta alcanzar el fondo de la quebrada Aispachaca.

Eran conocidos desde tiempo inmemorial por los comarcanos, su estudio científico comenzó en el año 1984 con las expediciones encabezadas por Federico Kauffmann Doig 1, quien al acceder al lugar comprobó que por más de 500 nadie lo había abordado.

Los sarcófagos de Carajía simulan ser majestuosas estatuas de personas de rango que de pie y desde lo alto, vigilan el entorno. Algunos de ellos alcanzan los 2,5 metros de altura. Curiosamente, el cuerpo de visos humanos de los sarcófagos, parece evocar, al mismo tiempo, los contornos de un falo.

Existen cuatro grupos de sarcófagos además de algunos solitarios, el Grupo 1 es el más conspicuo, no solo del barranco de Carajía, sino de todos los que nos han sido legados por los Chachapoyas.

Los sarcófagos del Grupo 1 fueron decorados con líneas trazadas en dos tonos rojo, sobre el engobe blanco que cubría la capa de arcilla empleada en su confección.

Vínculos: Arqueología Funeraria
Doble click sobre ellos para acceder al archivo

El Tigre

Sarcófagos de El Tigre, en la comunidad de San Gerónimo, provincia de Bongará.

En el interior albergan momias de niños. El sitio está en un farallón del cerro El Tigre, a 2928 msnm. Existen cuatro grupos, destacan el superior con seis y el inferior con 14 sarcófagos.

Lengache

Sarcófagos en la parte alta de la quebrada de Lengache, en las afueras del pueblo de Lamud, provincia de Luya.

Los sarcófagos presentan distintas modalidades de cápsulas funerarias. El sitio presenta varios grupos, algunos sobre plataformas con enlucido pintado. En las paredes se pueden observar numerosas pinturas rupestres de color rojo oscuro.

Sholón

Sarcófagos de Sholón, distrito de Colcamar, provincia de Luya.

El sitio se ubica en la quebrada de Yorán al norte del pueblo de Colcamar. En la vertiente derecha encuentran varios recintos circulares, en la derecha se encuentran cinco sarcófagos.

Las tumbas, que contienen un solo difunto, reposan sobre plataformas de piedra construidas de cantos rocosos pequeños unidos con barro.

plusCultura Chachapoya


1 Federico Kauffmann Doig
(Chiclayo, Perú, 20 de septiembre de 1928)

Antropólogo, arqueólogo e historiador peruano.

Ejerció los cargos de Director del Museo de Arte, Director General del Patrimonio Monumental y Cultural de la Nación y Director del Museo Nacional de Antropología y Arqueología e Historia del Perú.

Docente universitario y autor de obras de divulgación arqueológica e histórica. Realizó grandes aportes al estudio de culturas precolombinas, particularmente la Chavín y la Chachapoyas.

Fuente:

Los Chachapoyas.
Edición auspiciada por el Banco de Crédito del Perú. 2013. Link