Tundama

Biografías de Pueblos Originarios
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Facebook Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
Tundama

Muisca

† 1539

Señores Muiscas
Cacique TundamaEl señorío de Duitama, se ubicaba sobre las estribaciones de la Cordillera Oriental, habitando las llanuras circundantes y los cerros de La Milagrosa, Cargua, San José, La Tolosa y Tocogua, cerca de la montaña del Pan de Azúcar (2.850 m.s.n.m.) y las riberas del Chicamocha.

En la época de la conquista española estaba gobernado por el cacique Tundama, que residía en el cerro La Tolosa, y tenía como tributarios a los caciques de Cerinza, Chitagoto, Icabuco, Lupacoche, Sátiva, Soatá y Susacón.

El cacique de Duitama era consultado en caso de discordia en la elección del cacicazgo del valle sagrado de Iraca.

Tundama que había apoyado al zaque Quemuenchatocha en la Batalla de Arroyo de las Vueltas (1514) contra el zipa Nemequene, a diferencia de los otros caciques muiscas, decidió enfrentar a los conquistadores españoles en una "guerra a muerte", para ello reunió un ejército de diez mil hombres.

En agosto de 1537, los españoles tomaron Tunja, y se noticiaron del valle sagrado de Iraca y del famoso Templo del Sol, ávidamente se dirigieron hacia Sogamoso; al enterarse Tundama se apresuró a enviar al encuentro de Gonzalo Jiménez de Quesada un embajador con regalos de mantas y oro y la falsa promesa que el cacique iría en persona con ocho cargas como esa, así logró demorarlos para preparar la defensa y ocultar los tesoros.

Mientras los Panches, Guanes, y el resto de los dominios Muiscas se sometían, Tundama continuaba desafiante. El 15 de diciembre de 1539 enfrentó al ejército español comandado por Baltasar de Maldonado en el Pantano de la Guerra, quien lo venció en una cruenta batalla, donde el cacique que tuvo más de 4.000 bajas fue el último en retirarse de la contienda. Los españoles se dieron al saqueo.

El cacique se dirigió a Cerinza y reorganizó sus huestes y atacó de nuevo al español quien volvió a vencerlo y por consiguiente tuvo que doblegarse; al no cumplir con el pago de los tributos impuestos, el propio Maldonado le aplicó un martillazo en la frente y lo mató, terminaba el año 1539 y la resistencia muisca.