Lavapatas

Sitios Arqueológicos y Arqueoastronómicos. Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusCultura Agustiniana (San Agustín)

Fuente Ceremonial de Lavapatas

Fue descubierta en 1937 por Pérez de Barradas y Gregorio Hernández de Alba.

Los agustinianos realizaron un elaborado y sofisticado monumento lítico -no asociado a la funeraria- tallando y esculpiendo el lecho rocoso de la Quebrada de Lavapatas.

Obtuvieron un complejo laberinto de canales y figuras talladas; originalmente el agua cubría todos los grabados produciendo pequeñas cascadas y otorgando sonido y movimiento a la obra. Seguramente era un lugar sagrado dedicado a ceremonias religiosas y baños rituales.

Croquis
Tomado del realizado por Perez de Barradas en 1943.

Obra de arte
Los agustinianos realizaron un elaborado y sofisticado monumento lítico -no asociado a la funeraria- tallando y esculpiendo el lecho rocoso de la Quebrada de Lavapatas.

Laberinto
Obtuvieron un complejo laberinto de canales y figuras talladas; originalmente el agua cubría todos los grabados produciendo pequeñas cascadas y otorgando sonido y movimiento a la obra. Seguramente era un lugar sagrado dedicado a ceremonias religiosas y baños rituales.

Rana
Cercana a la Fuente, la escultura de La Rana, empotrada en roca, mira hacia la fuente ceremonial como vigilando sus aguas.

Alto de Lavapatas

Está ubicado en una colina de 1.750 metros sobre el nivel del mar, la mayor elevación del Parque. Desde allí se tiene una vista panorámica de la región.

El sitio -a 600m al oeste de la Mesita C- fue excavado en 1974 por los arqueólogos Luis Duque Gómez y Julio César Cubillos; de un fogón obtuvieron la fecha 3.300 a.C., la más antigua evidencia de actividad humana en el Alto Magdalena.

Durante el período Clásico Regional se construyó un monumental montículo funerario, acompañado por siete estatuas y rodeado por numerosas tumbas simples de lajas; al sur del montículo se ubicó un grupo de diez tumbas pequeñas, interpretradas como entierro de infantes.

Siete esculturas
Estas piezas conforman el atractivo arqueológico del lugar, el más alto del Parque con una vista panorámica del mismo.

Doble yo
Según la cartelería del sitio, esta escultura, denominada por el arqueólogo Konrad Preuss "Doble yo", ha sido interpretada como la representación de un guerrero de pie, con rasgos animales y humanos (masculinos).

Otras interpretaciones:
La compleja representación muestra una figura que carga o soporta sobre su cabeza y espalda otras formas humanas y zoomorfas, probablemente simbolizando la transformación ritual del chamán.
Su miembro erecto supone tributo a la virilidad correspondiendo a una deidad fálica.

Escultura partida
Es doble, presenta en la parte inferior un personaje semidesnudo, con máscara felina esquematizada, lleva en la mano derecha una maza plana y alargada, encima, a horcajadas sobre la cabeza, aparece una representación antropomorfa, con máscara y trompa alargada. Se trata posiblemente de una deidad de la agricultura.

Rana
Una de las estructuras funerarias simples del sitio.