Ayahuasca. Viaje al lugar de los muertos

Cosmogonía de los Pueblos Originarios
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusCultura Shuar

Ayahuasca (palabra quechua, aya: muerto; waskha: soga, cuerda) significa “la liana que permite ir al lugar de los muertos” y es el nombre utilizado en Perú y Ecuador para denominar un brebaje alucinógeno que recibe diversas apelaciones indígenas en gran parte de la Amazonia: natem por los jíbaros, caapi en el Amazonas central, yagé desde Colombia hasta el Orinoco.

Las lianas utilizadas que proceden de la Banisteriopsis Caapi, no proporcionan los efectos alucinógenos pero al ser ricas en beta-carolinas, permiten que la dimetiltriptamina -un compuesto relacionado con la "imaginería del sueño" que causa visiones- provistas por las hojas del yají pueda ser usada en forma oral, al inhibir la enzima que degradaría esta sustancia en el estómago, permitiendo así que llegue al cerebro.

Preparación

Ayahuasca

Selección de lianas de ayahuasca (Banisteriopsis Caapi).

Ayahuasca

Corte de hojas de una planta llamada saú por los Shuar. Sobre ellas -colocadas en el piso- se prepararán las lianas.

Ayahuasca

Recolección de hojas de yají (Psychotria viridis), chacruna es otro de sus nombres nativos. Son las que contienen dimetiltriptamina, ingrediente que provoca "el viaje". Los shuar dicen: “las visiones están en las venitas del yají”.

Ayahuasca

Se seleccionan diversas hojas, cada comunidad tiene sus secretos y agregan unas u otras buscando potenciar tal o cual efecto.

Ayahuasca

Comienza la preparación de las lianas raspando su corteza sobre las hojas de saú.

Ayahuasca

La corteza raspada se recoge y se hecha como abono en la misma Banisteriopsis.

Ayahuasca

Las hojas elegidas se colocan en la olla.

Ayahuasca

Con una piedra sobre un tronco, los trozos de liana -ya sin corteza- se machacan para suavizarlos y se arrojan en pedazos en la olla.

Ayahuasca

Todo el conjunto se coloca a hervir durante 4 ó 5 horas, reponiéndose el agua que se va consumiendo. Finalizada la cocción se procede a cernirlo, se obtiene un brebaje de color café, con la consistencia que decide el chamán consecuencia de darle mayor o menor concentración.

La Ceremonia

AyahuascaInhalación de tabaco líquido

El chamán exprime la hoja de tabaco y la vierte en la mano de la persona que va a tomar la ayahuasca.

El inhalar el tabaco con fuerza causa ardor, lagrimeo y a veces náusea, como consecuencia de esas reacciones se reactiva el cerebro para estar más concentrado e hiperactivo.
AyahuascaLimpieza

Se limpian y beben agua de guayusa, planta con alto contenido de cafeína, que previene el amodorramiento que causa la ayahuasca.

MapachoConexión con los poderes espirituales

Los participantes se sientan en semicírculo, el chamán comienza la ceremonia de la toma de ayahuasca exhalando el humo de un cigarro, llamado "mapacho".

El tabaco utilizado proviene de la Nicotiana Rústica que tiene una concentración 20 mayor que las variedades comerciales usadas actualmente.

Se usa como una ofrenda a los espíritus, empleándose como conexión entre los humanos y los poderes espirituales. El humo en sí es considerado sagrado y purificador. A veces sus hojas son añadidas a la mezcla de preparación de la ayahuasca.
AyahuascaToma del Ayahuasca

En el centro del semicírculo el chamán ha dispuesto el ayahuasca y los materiales necesarios para la ceremonia. Llama a los participantes y le sirve la dosis que él calcula apropiada para cada uno de ellos, para finalmente tomar su poción.

La ceremonia puede durar hasta 7 horas, durante las cuales, el guía entona sus cantos. El brebaje, de color café y sabor extremadamente amargo y seco surte efecto entre 20 y 45 minutos después de su ingesta. Los participantes comienzan a notar sus efectos, conocidos como "mareación de ayahuasca", algunos pueden sufrir vómitos, diarrea, sudoraciones, dilatación de pupilas, aumento del ritmo cardiaco y la presión sanguínea. Es cuando comienza "El Viaje".

El Viaje

Las propiedades psicotrópicas de la ayahuasca afectan directamente a la conciencia, o la capacidad de explicar el entorno, el tiempo y la propia percepción del cuerpo que entra en un estado general de somnolencia, relajamiento y laxitud.

Desde la perspectiva indígena, la enfermedad es siempre un desequilibrio espiritual y lo que se busca es la autosanación. La ayahuasca actúa sobre la conciencia para reequilibrar a la persona cuyas barreras de contención del inconsciente se derriban por completo. Un ser vivo entra en el cuerpo de otro ser vivo, el chamán vigilará esta interacción.

Los efectos de la ayahuasca pueden incluir euforia, visiones y experiencias místicas; son muy variables y la mayoría de los consumidores coinciden en señalar que cada experiencia es diferente. Algunos encuentran significados profundos y reveladores en sus visiones, otros las consideran como distractoras de la experiencia directa de ampliación de conciencia; a veces se logra entender el significado de sus visiones meses después de haber tenido la experiencia.

Para lograr las visiones se deben mantener los ojos cerrados o estar en un ambiente oscuro. Tener visiones no es el propósito de la experiencia, ni la manera de medir la efectividad de la misma. Muchas veces no se tienen visiones durante la sesión, pero se puede lograr una experiencia de ampliación de conciencia reveladora.

Después de la experiencia de apertura y visiones de la sesión, los efectos empiezan a retroceder y la sesión se prolonga por algunas horas más en las cuales los participantes se mantienen en un pacífico y profundo silencio colectivo en el que cada uno se concentra en la contemplación de su universo interior.

La tarea posterior de los participantes será entender el significado real de las visiones y utilizar ese aprendizaje en su vida diaria.


Fuente:

Imágenes tomadas del video de Howling Earth realizado en el Jardín Botánico Shuar, Puyo, Ecuador.