Tres Zapotes

Sitios Arqueológicos y Arqueoastronómicos. Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusCultura Olmeca

plusSitios Arqueológicos

La Venta

San Lorenzo

Tres Zapotes


Cabezas colosales olmecas

Cabeza colosal de Cobata


Cabezas colosales olmecasGrandes rostros de piedra en la selva mexicana.

Expedición de 1940 dirigida por Matthew W. Stirling a los sitios olmecas: Tres Zapotes, Cerro de las Mesas y La Venta.
Publicado en setiembre de 1940 en National Geographic.

 

El sitio está ubicado cerca del actual pueblo de Tres Zapotes, al oeste de Santiago Tuxtla, Veracruz, en el borde occidental de las montañas de Los Tuxtlas, a orillas del arroyo Hueyapan, el área es un punto de transición entre las montañas de Los Tuxtlas y el delta del río Papaloapan y permitió a los habitantes aprovechar las tierras altas boscosas, así como los pantanos y arroyos de las llanuras.

A 10 km al este se encuentra el Cerro el Vigía, un volcán extinto fuente de basalto y otras piedras volcánicas, aún hoy en su cumbre se encuentran rocas como las que pudieron ser usadas para las esculturas colosales, y allí en el Rancho La Cobata se encontró una cabeza colosal.

La mayor parte del asentamiento se encontraba en la orilla oeste del del arroyo Hueyepan, sobre el llano y una terraza de depósitos sedimentarios y volcánicos. El sistema constructivo fue a base de tierra, barro compactado y bloques de arenisca volcánica que fueron utilizados como pisos y muros de retención. El Grupo 1 está conformado por seis montículos alrededor de una plaza.

El Grupo 2 (también conocido como Grupo Arroyo) se localiza en el sureste del sitio sobre un llano. Su montículo principal, "Loma Camila", tiene una altura de 12 metros. En el lado norte de la plaza está la "Loma larga" con 7 metros de altura y 130 metros de largo, en este sitio se localizó la Estela A, la mayor de las estelas olmecas.

El Grupo 3, al norte del sitio, reúne plataformas pequeñas que probablemente fueron utilizadas como conjuntos habitacionales de artesanos, campesinos, sacerdotes y dirigentes, aquí se descubrió, en 1939, la famosa Estela C.

El Grupo 4 estaba formado por montículos menores a 3 metros, la plaza tenía una superficie de 1½ hectáreas (3½ acres).

Tres Zapotes es considerada como la tercera capital olmeca más importante, pero la fase olmeca es solo una parte de la historia del sito que continuó durante los períodos culturales Epiolmeca y Veracruz clásico.

Olmeca

Inició su ocupación hacia el 1200 a. C., surgió como centro regional entre el 900 y 800 a. C. coincidiendo aproximadamente con el declive de San Lorenzo.

Se cree que las dos cabezas colosales - Monumento "A" y Monumento "Q" - detectadas a la fecha datan de ese período, la primera estaba ubicada en el Grupo 1, la segunda en el Grupo 4.

Epiolmeca

Entre el 300 a. C. y 250 d. C., aproximadamente, se produce la mayor parte de la escultura monumental (estelas). Aparecen los primeros registros de escritura mesoamericana y del calendario de cuenta larga.

Veracruz clásico

Tres Zapotes siguió siendo un centro regional, perdiendo importancia a medida que los centros de la cultura Clásica Veracruz crecían.

Cartelería en el sitio:

Cuando La Venta fue abandonada, alrededor del 400 a. C. la cultura olmeca pareció estar encaminada a la extinción, es el momento cuando Tres Zapotes florece y se convierte en la máxima expresión de la cultura olmeca. Ubicado en las laderas de las montañas de los Tuxtlas, Tres Zapotes destaca por las grandes cabezas esculpidas en basalto que tienen un estilo olmeca particular, muestra de los cambios que en esa época se gestaron.

Sus estructuras arqueológicas se extienden aproximadamente en 3 kilómetros en el estrecho Valle del Arroyo Hueyapan. Están distribuidas en grupos irregulares aunque algunas otras, al parecer, no están relacionadas con ningún agrupamiento de edificios. Una de las características de la disposición de las estructuras es el hecho de que no presentan un arreglo geométrico; apenas en algunos casos parecen limitar con una especie de patio.

Monumento A

En 1862, José María Melgar y Serrano, un misterioso personaje, se enteró del hallazgo fortuito de una enorme escultura de piedra por campesinos en una hacienda de Hueyapan, hoy Tres Zapotes. Había encontrado la primera cabeza colosal olmeca, así la describió: “En tanto que obra de arte es, sin exageración, una escultura magnífica. Pero lo que más me ha asombrado es el tipo etíope que representa. He pensado que sin duda ha habido negros en este país. Y ello en las primeras edades del mundo”.

Fotografía: Descubrimiento de la cabeza olmeca de la hacienda de Hueyapan. Tomado de: Descubridores del Pasado en Mesoamérica, 2001. Reprografía: Marco Antonio Pacheco / Raíces.

Abajo: Monumento A en el Museo de Sitio de Tres Zapotes.

Estela C

En 1939 Matthew W. Stirling (arqueólogo norteamericano, 1896-1975) encontró la mitad inferior de la estela; en 1969 se halló la otra parte.

Se trata de una lápida de basalto labrada en ambas caras, en una se destaca un rostro humano-felino con un tocado ornamental, en la otra la fecha de cuenta larga 7.16.6.16.18 equivalente al 5 de septiembre de 32 a. C.

Cartelería en el Museo de Sitio de Tres Zapotes:

Frente: La zona de Tres Zapotes es reconocida mundialmente no solo por sus dos cabezas colosales sino también por la famosa Estela C, que fue encontrada tres kilómetros al noreste del pueblo dentro del llamado Grupo 3.

Esta fragmentada en dos secciones, la primera fue descubierta en 1939 y se encuentra en el Museo Nacional de Historia en la ciudad de México. La segunda parte se halló en 1969 y es el fragmento que aquí se exhibe.

Se trata de una lápida de basalto, labrada en sus dos caras, en una se representó un rostro humano-felino portando un ornamentado tocado y en la parte posterior el escultor plasmó una fecha en el sistema calendárico llamado cuenta larga, cuya lectura se mantuvo en duda hasta se corroboró con el hallazgo de su complemento.

Dorso: En esta cara se muestra la fecha 32 a. C., según la correlación de Goodman, Martínez, Thompson o 291 usando la de Spinden, por lo que se ha considerado como una de las fechas más antiguas de América. Se ha propuesto que puede conmemorar un eclipse lunar que antecedió dos semanas a uno solar.

Monumento Q

La otra cabeza colosal de Tres Zapotes. Hoy en el Museo Regional de Santiago Tuxtla.

Estelas A y D

Estela A: Una de las más grandes conocidas hasta la fecha que fue esculpida en una piedra diferente al resto de los monumentos, en un conglomerado de origen volcánico conocido como brecha. En ella se puede observar una escena en la que participan tres individuos.

Estela D: Cuatro personajes que emergen de las fauces abiertas de un jaguar.

Dibujos publicados el El Mundo Olmeca de Ignacio Bernal, 1968.