Sebastián Gaboto

Biografías. Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios
Sebastián Gaboto

Italia

1476 - 1557

Navegante y cartógrafo nacido en Venecia, Italia, conocido por las expediciones que durante el siglo XVI hizo para España e Inglaterra a América del Norte y del Sur.

Es probable que haya navegado con su padre, Juan Gaboto, cuando este zarpó en mayo de 1497 hacia América del Norte al servicio británico. La pequeña flota de Gaboto llegó a Terranova, posiblemente a Nueva Escocia, tomándola por China, que era su destino deseado, antes de regresar sin haber hallado un paso practicable hacia el oeste.

Más tarde, prestó servicio como cartógrafo para el rey Enrique VIII de Inglaterra y su aliado el rey de España, Fernando, para los que confeccionó mapas del suroeste de Francia, país que dichos reyes planeaban invadir. El 20 de octubre de 1512, entra al servicio de la Corona de Castilla, el 5 de febrero de 1518, es nombrado Piloto Mayor de la Casa de Contratación de Sevilla -sucediendo al fallecido Solís- con un salario de 50 mil maravedies.

Planisferio

En 1544, último año al servicio de España, Gaboto hizo un planisferio, que se conserva en la Biblioteca Nacional de París.

Cuando murió el rey Fernando, su sucesor, Carlos V, lo mantuvo a su servicio y hacia el año 1525 le encomendó la preparación de una expedición hacia las Molucas; partió en abril del año siguiente, pero al llegar a las costas de Brasil, los rumores acerca de la existencia de riquezas en el interior del continente, le hizo cambiar de destino. Exploraría los ríos de la cuenca del Plata y fundaría los primeros asentamientos europeos tanto en Uruguay como en Argentina. (Leer abajo).

En 1530 regresó a España, donde solicitó permiso para colonizar la región que había explorado. No sólo obtuvo una negativa, fue arrestado, acusado de mala administración y desterrado a África, donde pasó cuatro años. No obstante, en 1533 fue perdonado por el rey Carlos V y restituido en su cargo.

Después se estableció en Inglaterra, donde el rey Eduardo VI le concedió, en 1549, gracias a la influencia en la corte de amigos y admiradores, una pensión vitalicia y además lo nombró Gran Práctico de Inglaterra.

En 1551 fundó y posteriormente dirigió la Compañía de Mercaderos Aventureros, una organización de carácter mercantil inglesa. Por propia iniciativa, esta compañía financió expediciones para buscar el paso del Noreste, una ruta marítima entre Europa y Asia.

Richard Chancellor, un navegante que trabajaba para Gaboto, llegó hasta el puerto ruso de Arkhangelsk, en el mar Blanco, lo que supuso el inicio de las relaciones comerciales entre Inglaterra y Rusia.

Exploración a la Cuenca del Plata (Leer carta de Luis Ramírez -integrante de la expedición- de 1528)

1526

 

El 3 de abril de 1526, con destino a las Molucas, partió de Sanlúcar de Barrameda, una flota con 250 hombres en cuatro naves con sendos capitanes: “Santa María de la Concepción” (Sebastián Gaboto), “Santa María del Espinar” (Rodrigo Caro), la “Trinidad” (Francisco de Rojas) y “San Gabriel” (Miguel de Rifos).

En noviembre, llegan a la Isla de los Patos (actual Santa Catarina, Brasil), se encuentran con los náufragos del la expedición de Juan Díaz de Solís, escuchan historias de la Sierra de la Plata, el Imperio del Rey Blanco y el Lago donde duerme el Sol, probablemente referencias del cerro Potosí, el imperio Inca y el lago Titicaca. Gaboto, decide abandonar la idea de llegar a las Molucas para dedicarse a la búsqueda de imaginarias riquezas en esos magníficos sitios.

1527 Internándose en el Río de la Plata, avistan una pequeña isla que bautizan como San Gabriel y al continuar su curso, en las inmediaciones de la actual Carmelo (Uruguay) encuentran a Francisco del Puerto, sobreviviente del ataque de los indígenas a Solís en 1516. El entonces joven grumete había pasado diez años integrándose a los naturales, aprendiendo sus costumbres y lengua, así como la geografía de la región; confirma la existencia de la Sierra de la Plata a Gaboto y éste lo incorpora a la expedición.

El 7 de abril, en la ribera oriental del Río de la Plata, muy cerca de la desembocadura del arroyo Las Vacas -actualmente pasa por la ciudad de Carmelo- funda el Fuerte San Lázaro, primer asentamiento europeo en la cuenca del Plata. Desde allí el 8 de mayo de 1527, Gaboto y Miguel de Rifos con dos naves pequeñas, enfilan hacia el río Paraná con el propósito de remontarlo, entran por el Paraná de las Palmas, gran brazo de su Delta. Paralelamente Antón de Grajeda, asignado a la búsqueda de un puerto seguro para la flota mayor, sube por el río Uruguay y alcanza la desembocadura del río San Salvador, allí construye -a partir del 30 de mayo- un precaria edificación con el nombre de Fuerte San Salvador.

El 9 de junio de 1527, Gaboto funda sobre la margen izquierda del Carcaraña, en su confluencia con el Coronda el fuerte Sancti Spíritus, donde actualmente se encuentra Puerto Gaboto. El 28 de agosto de 1527 se levantó la guarnición de San Lázaro para incorporar a sus integrantes a la nueva colonia. El 23 de diciembre Gaboto al mando de dos naves continua la exploración del Paraná aguas arriba.

1528 El 1º de enero de 1528 navegan junto a una isla que llamaron de Año Nuevo -en la actualidad no existe- en las cercanías de la actual La Paz, Entre Ríos; a mediados del mes pasaron por los asentamientos indígenas establecidos en las riberas del Paraná entre los ríos Santa Lucía y Corrientes.

Recorrieron la desembocadura del río Paraguay sin internarse, siguieron el curso del Paraná hasta llegar a un lugar que llamaron “Santa Ana” (el 26 de febrero de 1528, actualmente Itatí, provincia de Corrientes). Allí permanecieron 30 días realizando esporádicas travesías, sin poder franquear los Saltos de Apipe.

Desandaron el Paraná, y mientras Gaboto se quedó en la desembocadura del Paraguay, Miguel de Rifos ingresó en el mismo (31 de marzo de 1528). Al llegar a la entrada del Bermejo, que se creía debía ser remontado para llegar a la Sierra de la Plata, el contingente fue emboscado y ultimado -incluido Rifos- por los indios. El episodio habría ocurrido por una traición de Francisco del Puerto, de quien nunca más se supo.

En tanto, Diego García de Moguer, había llegado en febrero al Río de la Plata con la provisión del Rey para actuar en esas tierras. Se encontró con Antón de Grajeda quien lo puso al tanto de la situación. Indignado se dirigió a Sancti Spíritus, el poblado estaba a cargo del capitán Caro, a quien conminó a abandonar el sitio, sin embargo, éste le convenció que buscara a Gaboto aguas arriba.

El encuentro se produjo en algún punto entre las actuales Goya y Bella Vista. García le exigió el abandono de aquellos lugares por carecer de autorización para actuar en ellos, y a su vez Gaboto alegó que la conquista del río Paraná le pertenecía por haber sido su descubridor. Sin fuerzas para imponerse uno a otro y después de algunas incidencias optaron por llegar a un acuerdo y trabajar en común.

Continuaron juntos el reconocimiento del río Paraná, penetraron por el Paraguay y sobrepasaron la desembocadura del Pilcomayo.

1529 Francisco César, había obtenido autorización de Gaboto para explorar el interior del continente -se dirigió hacia el oeste- en búsqueda de las minas de metales preciosos, regresó con noticias auspiciosas que incluían la existencia de la Ciudad de los Césares.

Gaboto y García acordaron preparar una expedición hacia los sitios indicados por César y previamente poner las naves y fortaleza a buen recaudo. Se encontraban en esos preparativos en San Salvador, cuando vieron llegar como fugitivos a Caro y Alonso de Santa Cruz, con unas 50 personas, todos desnudos y sin armas. Contaron que los indios habían asaltado el fuerte Sancti Spíritus y matado a treinta de sus defensores.

Gaboto y García concurrieron al fuerte y sólo encontraron destrucción, regresaron a San Salvador y una vez allí, García abandonó la idea de la excursión en busca de las minas y emprendió el retorno a España en los últimos días de septiembre de 1529.

Gaboto se quedaría unos meses más, llegó a España el 23 de agosto de 1530 siendo arrestado y procesado. No obstante los fallidos intentos de Gaboto y García en búsqueda de la Sierra de la Plata, el Río de Solís se conoce desde entonces como Río de la Plata.

Expedicion de Gaboto y García Moguer

Sancti Spíritus


Fuentes:

http://www.todo-argentina.net/biografias