Dughu Thayen (Bibiana García)

Biografías. Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios
Bibiana García

Pampa

1849 - 1910

Imagen: Caras y Caretas. Junio 1899. Epígrafe: Bibiana García, la "machi" pampa.

Nació probablemente en 1849.

Según la versión más difundida era hija de los españoles Florencio García (a quién apodaban “Macho Blanco”) y Petrona Flores. Siendo niña, su padre fue muerto durante un malón y Bibiana, junto a su hermana Eufemia, fueron llevadas cautivas. Tan fuertemente asimiló las costumbres nativas, que cuando una partida militar las rescató, ella pidió regresar al lugar dónde se había aquerenciado y adoptado el nombre de Dughu Thayen (“Cascada Rumorosa”).

Otra versión sostiene que era india pura y pariente directa de los Catriel.

Con el transcurrir del tiempo Bibiana adquirió una gran reputación entre los suyos y sus dotes de clarividente y sanadora la transformaron en la “Machi” del cacicazgo de los Catriel que durante el siglo XIX tuvo su zona de influencia en el centro de la que hoy es la provincia de Buenos Aires y fuera reconocido por intentar relaciones pacíficas con el gobierno argentino.

Bibiana tuvo un hijo con Cipriano Catriel, el último cacique poderoso de las pampas bonaerenses, quien acusado de traición (era aliado de Mitre en la revolución contra el electo Avellaneda) fue ejecutado en 1874 por orden de su hermano Juan José que respondía al gobierno.

En 1875 los indios "catrieleros", ante las decisiones del ministro de guerra Adolfo Alsina que resultaban agobiantes e imposibles de cumplir, decidieron romper con el gobierno. Se sumaron al intento desesperado que significó el "Malón Grande", la unión de los diversos caciques con la finalidad de arrasar los poblados fronterizos y frenar el inexorable avance de la frontera. En esos momentos Bibiana García se encontraba con su gente en las márgenes de la Laguna de Paragüil, lugar que estaba destinado para el asentamiento de la tribu de Catriel. Allí, el 6 de marzo de 1876 fuerzas nacionales al mando del coronel Nicolás Levalle derrotaron a la tribu del cacique Juan José Catriel.

Apresados los caciques Juan José y Marcelino Catriel, los restos de la tribu de Catriel, entre los que se encontraba Bibiana, se establecen en lo que se llamó Colonia General Conesa, sobre el Río Negro. Una gran inundación los hace mudarse a la margen sur del Río Negro y es allí donde aparece la figura de Bibiana asumiendo la situación y haciéndose cargo de la conducción del grupo imponiendo su arrasante personalidad.

Con gran entereza empezó su peregrinaje por cada uno de los toldos. Influenciaba a los indios y persuadía a los caciques, caciquillos y capitanejos para que evitaran la disgregación. Y esa persistencia tuvo sus frutos. El corolario fue una multitudinaria asamblea indígena, dónde la líder exhibió toda su capacidad de oratoria y liderazgo. Carismática y emprendedora propuso basarse en la unidad para presionar más firmemente sobre el gobierno argentino y conseguir la instalación de las familias desperdigadas en tierras aptas para el cultivo y la cría de animales.

Bibiana, coqueta y elegante, era inquebrantable. Su fortaleza sin límites no carentes de astucia, le llevaron a organizar un servicio de inteligencia que la mantenía alerta a lo que ocurriera a su alrededor. Había elegido como jefe a un hombre de apellido Huaifil, una persona muy hábil y sagaz, encargado de suministrar información que permitía anticiparse a cualquier contingencia. Su lugarteniente era Rosa Niculpil, quién en ausencia de Bibiana tomaba el mando de la colonia.

Imagen: Caras y Caretas. Junio 1899. Epígrafe: Bibiana García y su familia en su alojamiento de Buenos Aires.

La cacica -a quien empezaron a llamar "Reina"- junto a un séquito, emprendió el viaje a caballo rumbo a Bahía Blanca y desde allí en tren llegó a Buenos Aires. Bibiana recorrió todos los despachos oficiales para hacer oír sus reclamos. Auténtica y valiente, clamaba ante los funcionarios por las promesas incumplidas de facilitarles tierras y medios de supervivencia.

Repetiría varias veces el viaje haciendo cada vez mas firme su reclamo, hasta que el Presidente de la Nación, general Julio Argentino Roca con un decreto fechado el 19 de junio de 1899, refrendado por el ministro de agricultura, ingeniero Emilio Frers, se crean dos colonias pastoriles. Una en las nacientes del río Valcheta, Departamento de 25 de Mayo y otra -Catriel- en el departamento General Roca, sobre el río Colorado, ambas en la actual provincia de Río Negro.

Luego de la muerte de Cipriano Catriel, ella se casó con Juan Cortés, de cuya unión -según su bisnieta Aidé Cortés-, nació Jacinto quien en 1915 se casó con Eustaquia Morales.

Tras una reunión, en la zona de Puelen (La Pampa) convocada por el cacique Baigorria la reina emprendió el regreso y al detenerse en la casa de su sobrino, Pedro Morales, que vivía al pie del “Cerro Negro” falleció repentinamente, el 30 de noviembre de 1910.

Esta cacica gobernó la tribu durante treinta años y cuando sintió que la muerte acechaba, designó a un vidente pampa llamado Pedro Rojas, a quien le manifestaba que los dioses de su tribu lo habían elegido como sucesor de ella. Sin embargo, el vacío que dejó fue de tal dimensión que la tribu se disolvió definitivamente en poco tiempo.

Venerada por su descendencia, la “Comunidad Quiñé Trchaún Peñí" (Primer encuentro de hermanos), solicitó a la Legislatura Municipal de Catriel el homenaje que merecía.
El 19 de junio de 2013 se inauguró su monumento. La "Reina" montada de lado sobre su caballo cargando una lanza y una bandera. Obra de Aldo Beroísa.