>

Lengua Huarpe

Lenguas de Pueblos Originarios
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
Diccionario Allentiac - Español
Allentiac Español
Limpiar parámetros ingresados
Allentiac Español
A ha Ay (quejándose)
Acasllahue Hija
Accaya Aunque
Aguar Mar
Alhuayac Afuera
All all Oro
Allcapianen Alumbrar
Amietnen Mostrar
Amta Amo
Amta Señor
Anchipurac Rayo
Anectamanen Fornicar
1/52
   

Vocabulario Breve. Padre Luis de Valdivia

La lengua huarpe comprendía varios dialectos. El Millcayac y el Allentiac han quedado documentados; en San Luis se hablaba un codialecto puntano.

Según el jesuita Luis de Valdivia el Millcayac era la lengua que corría desde la ciudad de Mendoza hacia el sur; se diferenciaba poco de la lengua puelche y la mayoría de los indígenas que vivían desde allí hasta "enfrente de las ciudades de Villarica y Valdivia" la entendían. El Allentiac se hablaba desde la ciudad de San Juan de la Frontera hacia el norte y la entendía la mayoría de los indios que había desde allí hasta "enfrente de la ciudad de Coquimbo".

La tarea de evangelización de los huarpes exigió de algunos sacerdotes el aprendizaje de su lengua.

En Chile, sobre todo en la ciudad de Santiago, por la gran cantidad de huarpes que habían sido trasladados allí, la tarea fue facilitada por la obra del jesuita Luis de Valdivia quien a fines del siglo XVI escribió dos obras para ayudar al aprendizaje del idioma huarpe y su evangelización. Estas corresponden a una "Doctrina Christiana, Cathecismo, Confessionario, Arte y Vocabulario" en cada una de las formas dialectales del huarpe, millcayac y allentiac, que según Valdivia eran las lenguas corrientes en las ciudades cuyanas de Mendoza y San Juan de la Frontera respectivamente.

Por la denominación que el propio autor les dio de "lenguas" fueron tradicionalmente consideradas como lenguas similares o con estrecho parentesco. En realidad, por su identidad morfológica, sintáctica y fonética se trata de dos dialectos, con diferencias en parte del léxico y en algunas pautas de acentuación, de un mismo lenguaje que era conocido en general como "huarpe".

La similitud morfológica y sintáctica y la diferencia léxica entre ambos dialectos puede observarse en este ejemplo de la sexta pregunta correspondiente al Sexto Mandamientode los Confesionarios, que Valdivia traduce: "¿Has emborrachado a alguna mujer para pecar con ella?" en ambos casos:

Millcayac ¿Axey ye eyempia pue naguayguiye?  
Mujer con fornicar la emborraste?  
Allentiac Axe pu anectayag mañta pestaman huestapia?
Mujer la fornicar bebida das emborrachar para

En el idioma huarpe la mayoría de las palabras hacían referencia a objetos o fenómenos concretos y observables y existía una notable falta de conceptos abstractos. Poseía poco términos genericos y específicos. Por ejemplo no existía la palabra correspondiente al concepto genérico de "animal" sino nombres de animales en particular; del mismo modo la palabra correspondierate a ''hechicero" no aparecía sin estar precedida por la correspondiente a "hombre". Se usaba la palabra "luna" para decir también "mes" y "sol" para decir también "día".

Solo tenían nombres específicos los números de 1 a 5, mientras que para los restantes se agregaban las unidades al cinco; para el numero 10 se usaba la palabra "mano" entendiéndose así los diez dedos, y el numero 100 era al parecer un préstamo del quechua.

Las medidas se expresaban de acuerdo al cuerpo humano y se indicaban con los mismos términos usados para "brazos", "dedo", "paso" y "hombre", asimilado este ultimo a la medida de longitud hispana de "estado".

Consta en general de una seríe limitada de palabras primarias monosílabas, bisílabas o trisílabas. Para la expresión de conceptos mas complejos el recurso utilizado es la aglutinación mediante la yuxtaposición de palabras; este recurso es aplicado tanto a la formación de sustantivos y adjetivos como de verbos, en los cuales existe la yuxtaposición de distintas raíces o de raíces con sustan tivos, adjetivos o adverbios.

En algunos casos se emplea la duplicación de una palabra primaria para variar el significado o enfatizarlo. También los giros adverbiales se forman por aglutinación. La funcionalidad de este recurso propio del idioma huarpe permitió a Valdivia valerse del mismo para la creación de conceptos y verbos abstractos o de naturaleza religiosa para la transmisión de las ideas católicas.

Los accidentes gramaticales de género, número y caso o función de las partes de la oración en los sustantivos y pronombres, así como voz, tiempo, número, persona y forma interrogativa en los verbos se expresan por el agregado de partículas determinadas.

Los adjetivos, adverbios, preposiciones y conjunciones son invariables. Existe también una serie de partículas que modifican el significado de la acción del verbo y se usan antepuestas, postpuestas o interpuestas en este caso se ubican también las correspondientes a la formación de oraciones negativas.

Puede resumirse que la principal característica de la morfología del idioma huarpe es el empleo de recursos tanto aglutinantes como flexivos para la formación de las palabras.

Padre Luis de ValdiviaLuis de Valdivia
(misionero jesuita, español, 1561 - 1642). Estudió las lenguas americanas, para facilitar la evangelización. Además de la mapuche, escribió
"Otras tres gramáticas, con
sus respectivos diccionarios de las lenguas huarpe, alenciaca y milcaya"
impreso en Lima en 1607.
Ver biografía
José Toribio MedinaJosé Toribio Medina
(historiador, chileno, 1852- 1930).

Rescató la obra del Padre Luis de Valdivia, con la publicación de "Doctrina Cristiana y Catecismo en Lengua Allentiac" y "Fragmentos de la Doctrina Cristiana en Lengua Millcayac". Ver biografía


Fuentes:

Millcayac y Allentiac: Los dialectos del Idioma Huarpe.
Catalina Teresa Michieli.

Allentiac Millcayac