Cultura Paracas: Funeraria

Cosmogonía de los Pueblos Originarios
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusCultura Paracas

La cultura Paracas ha sido dividida para su estudio en dos grandes fases basadas en las distintas formas de los sepulcros: Cavernas y Necrópolis. Los sitios arqueológicos típicos están ubicados en la garganta de la península de Paracas: Cavernas en la ladera norte del Cerro Colorado y Necrópolis en el promontorio Wari Kayan, en el sureste de la bahía.

En ambas formas momificaban los cuerpos y preparaban fardos funerarios.

Los entierros eran colectivos, al parecer correspondían a individuos unidos por lazos de parentesco, algunos fardos fueron trasladados a otro lugar de entierro años después del deceso.

Entierro CavernasParacas Cavernas (800 a.C. - 100 a.C.)

Esquema de la sepultura:

1. Recinto de piedra circular cavado en la roca cerrado por una tarima o techo formado por costillas de ballena o palos de huarango y un cuero de lobo marino o una esterilla. Desde el centro se accede a la sección 2.

2. Un tubo vertical de 1,5 metros de diámetro y tres de profundidad. Está revestido en piedra y tiene muescas en las paredes, que a modo de peldaños permite el descenso a la sección 3.

3. Cámara semiesférica, la caverna sepulcral propiamente dicha, tiene dos metros de altura y unos cuatro de diámetro, los fardos funerarios eran depositados en el suelo, o apilados en el mismo tubo de entrada.

Entierro NecrópolisParacas Necrópolis (100 a.C. - 200 d.C.)

Cementerios emplazados sobre basurales y antiguos pueblos abandonados.

Recintos amurallados subterráneos de forma rectangular, enterrados a pocos metros. En algunos casos se reutilizaron las estructuras domésticas de la época anterior colocando los cadáveres entre los muros o rompiéndolos para acondicionar espacios más grandes, recubriéndolos luego con arena y escombros.

Descubrieron fardos con ajuares muy ricos, en donde es perfectamente visible la existencia de clases sociales; algunos son muy complejos, y tienen muchos objetos, mientras que otros solo cuentan con la momia.

Las momias dentro de los fardos estaban en posición fetal, se observan las cabezas artificialmente alargadas, algunas sobre la lengua tenían una lámina de metal, algo al parecer de carácter mágico.

Momia ParacasMomificación

La momificación en Paracas Cavernas es incipiente, y se reduce a una cobertura de brea.

En la fase Necrópolis, el proceso es sofisticado: abrían el tórax y extraían mediante cortes longitudinales o transversales los pulmones, el corazón y las vísceras, de las extremidades quitaban los músculos, y por las fosas nasales el cerebro. Posteriormente el cadáver era rociado con distintas sustancias y expuesto al fuego o a los rayos del sol, lo que explica el aspecto ahumado que presentan distintas partes de la momia, reducida al tamaño mínimo posible se producía a su enfardado.

Fardo Funerario

momiaEl cadáver era depositado desnudo en una canasta, sentado con las extremidades fuertemente flexionadas. La posición se mantenía firme con ligaduras, rellenando los espacios vacíos con prendas textiles hasta formar un bulto redondeado.

El bulto matriz era envuelto con telas rústicas de algodón de una sola pieza a modo de sudario. Sobre él - como las capas de una cebolla - en Cavernas eran cubiertos con telas toscas, caladas u ornamentadas con diseños de peces, serpientes o figuras humanas. En Necrópolis los envolvían con una serie de mantos bordados, magníficas piezas de su arte textil (Ver Textiles Paracas).

En algunos casos el conjunto era amarrado con sogas para facilitar su transporte.

Los cráneos presentaban la deformación -alargamiento- típica de la cultura Paracas, y muchas veces trepanaciones, producto de intervenciones quirúrgicas.

Fardo funerario

Fardo funerario.
Museo América, Madrid, España.

Ajuar Funerario

Entre manto y manto se colocaba el ajuar funerario, en la fase Cavernas predominaban las cerámicas ornamentales, en Necrópolis eran muy ricos: abanicos de plumas, collares de conchas, brazaletes, turquesas, espejos de obsidiana, diademas, armas, penachos, bastones, narigueras de oro imitando bigotes de felino, ropas y animales disecados como monos, loros o perros.

Junto a estos fardos funerarios se depositaban algunas piezas de cerámica y alimentos: maíz, maní, frijoles, yuca y camote.

Los individuos de elevado rango social recibían un mayor número de ofrendas y cada determinado tiempo eran desenterrados para introducir más capas de mantos.

Abanico

Abanico de plumas
Plumas, totora, algodón y madera
35 cm altura x 30 cm diámetro

Diadema

Diadema
Laminado, martillado y repujado, tumbaga
28 x 8 cm

Elementos de ajuar funerario. Necrópolis de Wari Kayan.
Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia, Lima, Perú

Visitá la página "Pedro Ponce Rojas. Ilustrador de la arqueología peruana" donde podrás observar sus ilustraciones de momias y fardos funerarios.


Fuentes:

Amerindia. Introducción a la etnohistoria y las artes visuales precolombinas.
Cesar Sondereguer ~ Carlos Punta