Comanche

 
 
Cargando ....
  Culturas nativas de América
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 
  • Ficha

"Comanche", probablemente proceda de una corrupción de la palabra ute "Kohmahts" ("los que están en contra nuestra"); otra posibilidad es que viniera del español "camino ancho". Los Sioux los llamaban Padoucah. Ellos se autodenominaban "Nemene": "nuestro pueblo".

Hábitat: Cerca del río Plate en Wyoming, mientras formaban parte de los Shoshone. En el siglo XVIII cruzaron el río Arkansas y se establecieron en la zona del Llano Estacado.

Área Cultural: Llanuras (América del Norte),

Lengua: Uto-Azteca, luego de separase de los Shoshone, evolucionó a un dialecto propio.

Bandera

Bandera oficial desde 1991.

Galería de Imágenes
recorrer parar ver ampliado anterior siguiente

 

Antes del contacto con los europeos, los Comanches se habían separado de los Shoshone del Este que vivían cerca del río Plate en Wyoming, evolucionando de las cutura de la Gran Cuenca a la de la Llanura.

Al adoptar el caballo comenzaron a migrar hacia el sur, otros grupos fueron anexándose. Alrededor del año 1740 cruzan el río Arkansas y se establecen en los márgenes del Llano Estacado, a partir de ello comenzaron a expandirse, ejerciendo el control de una zona conocida como Comanchería (que hoy ocupa cuatro estados norteamericanos); manteniendo su control hasta principios del siglo XIX.

Los comanches eran los jinetes más hábiles de la región. Consiguieron sus primeros caballos en sus invasiones a los españoles y luego se dedicaron a criarlos. Extendieron sus incursiones hasta el Sur de México y mantuvieron a los europeos alejados de sus territorios.

Vivían en tipis y se organizaban en bandas que subsistían de la caza del bisonte. Se caracterizaban por sus tatuajes, sus sombreros en invierno, así como por sus impresionantes tocados de guerra, con una cabeza de bisonte que incluía sus cuernos.

La religión comanche acentuó las experiencias visionarias de las tribus de las praderas. Los espíritus animales favorecían a los individuos particulares. El mundo animal estaba estrechamente ligado al humano.

El chamán se encargaba de la vida espiritual y moral de la tribu, aconsejaba a los miembros de la tribu, observaba el cielo, lo interpretaba y lo predecía para sus gentes.

Sus arcos eran cortos y tenían una doble curvatura, se profundizaban en la empuñadura, haciéndolos eficientes para usarlos a caballo; aunque para la caza preferían usar largas lanzas de hasta 4 metros de largo, atrapar un bisonte con ella era una señal de orgullo.

Cocían la carne de bisonte a fuego abierto, o la secaban al sol; fabricaban el "pemmikan" una comida concentrada consistente en una masa de carne seca pulverizada, bayas desecadas y grasas; las grasas era aglutinantes, era rica en calorías y proteínas, y comerciaban los excedentes con otras tribus.

Las mujeres confeccionaban excelentes trajes de cuero, usando medios mecánicos para ablandar el cuero como el retorcido y el raspado. La ropa para las ocasiones ceremoniales estaba decorada con bordados.

Estaban organizados en bandas que daban el mismo énfasis a los familiares del lado paterno y materno, y que extendían la consideración de hermanos de forma horizontal a todos los parientes conocidos. Normalmente, las bandas se alineaban en tribus, pero en el transcurso del año, éstas tenían que ser capaces de dividirse en bandas locales autosuficientes durante el otoño e invierno y volverse a unirse en campamentos tribales en la primavera, cuando el bisonte se reunía en grandes manadas y se celebran grandes ceremonias religiosas.

Sus campamentos se ordenaban en un circulo o semicírculo, en el que cada banda tenía su propia plaza en la configuración mayor, reflejando en esto la organización social de los campamentos estivales de caza del bisonte de la tribu.

Comachería

El mapa indica el territorio con el color verde, en rojo la ubicación de las principales divisiones o bandas y en violeta las tribus vecinas.

Los comanches no constituyeron una única unidad tribal, estaban divididos en grupos independientes que compartían la misma lengua y cultura, a veces guerreaban entre ellas y en otras cooperaban entre sí.

A su vez, cada división podía contener varias bandas semi-autónomas. Por razones desconocidas los grupos cambiaban su nombre a través de los años. Las principales divisiones fueron:

Nokoni (o Detsanyuka, Naconee, Nakoni, Nawkoni, Noconi) "los que vuelven"
Yamparika (o Ditsakana, Widyu, Yapa, Yamparack, Yapparethka) "comedores de raíces"
Jupe (o Hupene, Hois, Yupini) "gente de madera"
Kwahada (o Kwahadi, Kwahari, Kwaharior, Quahada) "antílopes"
Kotsoteka (o Caschotethka, Koocheteka, Kotsai) "comedores de bisontes"
Tenawa (o Tahnahwah, Tenahwit) "los que permanecen abajo"
Tahneemuh (o Dehaui, Tanima, Tenina, Tevawish, Yanimna) "comedores de hígado"
Penateka (o Penande, Penetethka) "comedores de miel"
Pehnahterkuh "avispas"

 

Comanchería

Los matrimonios eran generalmente monógamos, y se acordaban por lo común entre las respectivas familias de los contrayentes. Los niños se entrenaban para la lucha a muy corta edad; al principio dicho entrenamiento formaba parte de sus juegos, y a medida que crecían iban siendo educados en la guerra de forma más especifica. Las niñas, eran educadas por sus madres en las tareas domesticas, que entre los indios eran propias del sexo femenino. Los parientes, de cualquier forma, desempeñaban a menudo un papel muy importante en la educación de los menores.

La guerra fue una parte importante de la vida Comanche, con conflictos continuos, ya con los europeos, ya con las tribus vecinas, especialmente los Apaches. Sus miembros debían demostrar desdén por el peligro; por ejemplo: los individuos debían conseguirse un lugar en la batalla, clavando en el suelo con una lanza el extremo de una faja que llevaban alrededor de la cintura, y no retroceder de él a menos que ésta fuera cortada por un camarada.

En 1800 había unos 30.000 comanches, para 1834 la hostilidad entre los colonos y los comanches era crítica. En 1867 se firmó el tratado de Medicine Lodge entre los blancos y los jefes de distintas tribus de las praderas, entre ellos Diez Osos (jefe comanche), pero los problemas continuaron.

En 1875 los nuevos líderes con su población diezmada por las guerras, la viruela y el cólera, apenas llegaban a las 7000 personas; recurrieron a la negociación, firmando la paz con el gobierno estadounidense.

Hoy la Nación Comanche reúne unos 10000 miembros, casi la mitad de los cuales viven en Oklahoma y el resto repartidos por Texas, California y Nuevo México. Lawton, Oklahoma es el sitio de la anual pow-wow, cuando todos los Comanches se reúnen para celebrar su herencia y cultura.


Fuentes:

http://www.old-picture.com/indians-index-001.htm