El Ciclo de los Gemelos (Mitología Guaraní)

Textos y Documentos
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusEl Ciclo de los Gemelos.
Mitología Guaraní

Tomado de Chamanismo y Religión entre los Avá-Katú-Eté. Miguel Alberto Bartolomé.


Introducción

I. La llegada de Ñanderú Guazú

II. Aparición y culpa de la mujer

III. Ñanderú Guazú abandona a su mujer

IV. Kuarahy guía a su madre desde el vientre

V. Una avispa pica a la madre de Kuarahy provocando su enojo

VI. Kuarahy se enoja y hace perder a su madre

VII. La mujer extraviada es muerta por los Añag

VIII. Los Añag tratan de matar a Kuarahy

IX. La Kanguerei Rubicha adopta a Kuarahy

X. Kuarahy da origen a los pájaros

XI. Kuarahy da origen a su hermano Yacy

XII. El papagallo revela a los hermanos la verdad de su origen

XIII. Kuarahy arrepentido revive a los pájaros muertos

XIV. Origen de los eclipses solares

XV. Kuarahy intenta revivir a su madre y da origen a la perdiz

XVI. Por culpa de Yacy queda la muerte en la Tierra

XVII. Nuevo intento de Kuarahy de revivir a su madre: origen del acuti

XVIII. Kuarahy crea frutos para su hermano menor

XIX. Los hermanos comienzan a vengarse de los Añag usando una trampa monde

XX. Los hermanos concluyen su venganza. Origen de los jaguares

XXI. Kuarahy crea más frutos para alimentar a su hermano

XXII. Origen del poder de Yacy sobre las cosechas

XXIII. Kuarahy hace la miel de abejas para alimentar a su hermano

XXIV. El cururu (sapo) roba el fuego por orden de Kuarahy

XXV. Origen de la caña de azúcar y de la víbora

XXVI. Rivalidad con Añag. Origen de los coatí y del venado

XXVII. Yacy es devorado por un Añag. Origen de las fases de la Luna

XXVIII. Rivalidad con Saria. Origen del venado para pescar

XXIX. Venganza de Kuarahy. Origen de los mosquitos

XXX. Yacy da origen al adulterio

XXXI. Yacy origina la menstruación femenina

XXXII. Los hermanos suben al cielo

XXV. ORIGEN DE LA CAÑA DE AZUCAR Y DE LA VIBORA

. . . Siguieron caminando los dos hermanos, hasta que Kuarahy decidió hacer la takuare'e (caña de azúcar). Decidió hacer la caña de azúcar y la hizo enseguida. Cuando Yacy vio la caña de azúcar se dijo:

—Yo también voy a hacer la caña de azúcar. Trató de hacerla pero le salió mal y en lugar de la caña de azúcar apareció la mboy (víbora). Eso pasó porque Yacy no es tan sabio como Kuarahy.

XXVI. RIVALIDAD CON AÑAG. ORIGEN DE LOS COATI Y DEL VENADO

. . .Cuando Kuarahy se estaba yendo iba haciendo todas las cosas de esta tierra, hacía todas las cosas que tenían que perdurar en esta tierra. Pero un Añag lo seguía, cuando Kuarahy hacía un animal, el Añag inventaba la forma de cazarlo. Inventaba la manera de cazar a ese animal, porque ese Añag era casi tan sabio como Kuarahy. Un día Añag alcanzó a Kuarahy, Kuarahy se subió arriba de un ygary (cedro grande), se subió arriba de un ygary muy alto. Entonces el Añag le dijo:

—Bájate de allí, pero Kuarahy le contestó:

—No me voy a bajar. Comenzó entonces el Añag a tirarle los frutos del ygary que estaban dispersos por el suelo, le tiraba los frutos del ygary para derribarlo del árbol. Pero para no caerse Kuarahy gritaba: ¡Kaaí carajá timbukú! Por eso para no caerse de los árboles hay que gritar: ¡Kaaí carajú timbukú! Añag le tiraba los frutos del ygary y al caer de nuevo los frutos se convertían en coatí. Por eso es que los coatí se tiran de los árboles de cabeza sin importarles la altura en que estén. Pronto ya no hubo más frutos de ygary que tirar. Entonces Añag empezó a matar los coatí, a todos los que caían los mataba. Cuando ya no quedaban más coatí, el Añag le gritó a Kuarahy:

—¡Bájate, no tengas miedo que no te voy a hacer nada! Se bajó entonces Kuarahy, se bajó del árbol alto. Pero apenas llegó a la tierra, el Añag comenzó a golpearlo con un palo en la cabeza, lo golpeó hasta que lo mató. Como muerto quedó Kuarahy sobre la tierra. El Añag creyó que lo había matado, muerto estaba Kuarahy. Comenzó entonces el Añag a cargar todos los coatí muertos en su ayó. Cargó a todos los coatí y en medio de ellos colocó a Kuarahy. Colgó entonces el ayó sobre su cabeza y se fue a su casa. Para llegar hasta su casa tenía que ir haciendo una picada en el monte, hacía la picada pero se cansaba mucho por todo el peso que llevaba en su ayó. Se sentó entonces a descansar el Añag, se sentó y sacándose el bolso de la cabeza lo colocó al lado suyo. Después de descansar se colocó nuevamente el bolso sobre la cabeza y llegó hasta su casa. Al llegar a su casa llamó a sus hijas y les dijo:

—Aquí traigo coatí para comer y en medio de los coatí hay una cosa que les va a asustar a ustedes, no lo vayan a tocar. Empezaron entonces las hijas a sacar coatí del ayó, sacaron y sacaron coatí pero Kuarahy no aparecía. Kuarahy se había escapado del ayó. Entonces el Añag dijo:

—Seguramente que se quedó en el lugar donde yo me detuve a descansar. Volvió entonces el Añag al lugar donde se había detenido a descansar. Mientras tanto Kuarahy había clavado un palo podrido en el lugar donde el Añag se había detenido a descansar, lo clavó allí y lo dejó parado. Cuando el Añag llegó al lugar le pareció que lo que estaba allí parado era el cuerpo de Kuarahy, pero en realidad era un palo podrido lo que estaba clavado allí. Fue entonces el Añag a tratar de matarlo de nuevo y le comenzó a pegar con un garrote de madera. Pero apenas lo tumbó el palo podrido se transformó en el guazú (venado), cayó muerto el guazó. Cuando el Añag se fue Kuarahy devolvió la vida al venado soplándole en el centro de la cabeza. Por eso es que los venados no engordan, no engordan porque están hechos con un palo seco y podrido. El Añag lo seguía buscando a Kuarahy, entonces Kuarahy se fue y se subió a la rama de un árbol que se asomaba sobre el agua. El Añag llegó allí y encontró que veía la imagen de Kuarahy pero que no sabía cómo hacer para agarrarlo. Llamó entonces a todos los pajaritos y les preguntó dónde estaba Kuarahy, pero los pájaros no le dijeron nada. Vino entonces el suruá guazú (lechuzón grande), vino y le contó que Kuarahy estaba arriba del árbol grande. Comenzó entonces el Añag a subir al árbol, pero antes de que pudiera llegar hasta donde estaba Kuarahy, Kuarahy hizo carabosá (avispa), hizo carabosá y los carabosá picaron al Añag, lo picaron tanto que se murió.

XXVII. YACY ES DEVORADO POR UN AÑAG. ORIGEN DE LAS FASES DE LA LUNA

. . . Se fueron entonces caminando Yacy y Kuarahy hasta llegar a un arroyo donde estaba un Añag metiendo un anzuelo en el agua para ver qué es lo que había en el agua. Kuarahy le dijo a Yacy:

—Vamos a hacerle una broma a ese Añag. Entonces Kuarahy se metió en el agua y tiró del anzuelo del Añag. Cuando Kuarahy tiró del anzuelo el Añag tiró de la línea para sacar el pescado, pero no salió nada y se enojó el Añag, Kuarahy lo embromó varias veces al Añag y el Añag se enojaba más y más. Después Kuarahy le dijo a Yacy:

—Ahora tú tienes que hacer lo mismo, pero no te vayas a meter el anzuelo en la boca, tienes que tirar de él con la mano. Se metió entonces Yacy en el agua y por dos veces tiró del anzuelo del Añag que seguía enojándose. Pero la tercera vez Yacy metió el anzuelo en la boca y cuando Añag tiró de la línea lo pescó, al salir del agua Yacy se convirtió en ñurundi'a (tipo de bagre), ése fue el primer pez, ñurundi'a. Después de sacarlo el Añag lo mató y lo llevó a su casa para comérselo. En su casa lo cocinó y mientras lo cocinaba preparaba un maipuy de harina de maíz. Kuarahy fue hasta la casa del Añag y lo miraba mientras éste cocinaba a su hermano. Al rato le habló al Añag:

—Sacaste un pescado grande, le dijo. Sí saqué un muy grande, le contestó el Añag. Entonces Kuarahy le dijo:

—Yo sólo te pido que me dejes los huesitos para mí, yo no como pescado, sólo los huesos te pido. El Añag le dio los huesos y un poquito del preparado de harina de maíz. Kuarahy juntó los huesos y la harina de maíz y se fue a la selva. Allí rezó y rezó por los huesos de Yacy y por la harina de maíz, hasta que Yacy volvió a encarnarse, se encarnó nuevamente y volvió a la vida. Por eso es que cada vez que llega la época en que Añag se comió a Yacy, Yacy desaparece del cielo y después comienza a crecer de nuevo, cada vez que desaparece crece nuevamente cuando llega esa época.

XXVIII. RIVALIDAD CON SARIA. ORIGEN DEL VENADO PARA PESCAR

. . . Siguieron caminando Yacy y Kuarahy hasta encontrar a Saria. Ya quiso hacerle una broma y le dijo que él tenía muchas hermanas. Añag quedó contento y le dijo [a Yacy] que él quería casarse con una de ellas, entonces Yacy le dijo que tenía que consultar con su hermano mayor. Al día siguiente el Saria fue a verlo a Kuarahy y le dijo que quería casarse con una de sus hermanas. Al principio Kuarahy no quería pero el Añag insistió tanto que, finalmente, Kuarahy dijo que sí, pero que antes debería traerle mucho pescado. El Añag preguntó:

— ¿Y cómo voy a hacer yo para sacar tantos pescados? Eso es muy fácil dijo Kuarahy; tienes que llevar a esta chica hasta el arroyo y allí deberás lavarle los pies, con el agua que salga al lavarle los pies van a morir todos los pescados, los pescados quedarán como si estuvieran borrachos. Fue entonces el Añag hasta el arroyo pero al llegar allí se puso a perseguir a la chica. Ella se subió a un árbol y el Añag la siguió hasta arriba. Cuando la alcanzó en la copa del árbol comenzó a golpearla hasta que la mató. La golpeó tanto que la hizo tiras, todo el cuerpo de la mujer se rompió y quedó hecho tiras. Estas tiras son los ysipó timbó, por eso hasta ahora para emborrachar a los pescados hay que machacar un ysipó timbó y tirar el jugo al agua. Ese jugo hace que los peces queden como borrachos y se pesquen fácilmente, así hizo Kuarahy que quedara.


XXIV. EL CURURU (SAPO) ROBA EL FUEGO POR ORDEN DE KUARAHYXXIV. EL CURURU (SAPO) ROBA EL FUEGO POR ORDEN DE KUARAHY XXIX. VENGANZA DE KUARAHY. ORIGEN DE LOS MOSQUITOSXXIX. VENGANZA DE KUARAHY. ORIGEN DE LOS MOSQUITOS