Chilam Balam de Chumayel

Textos y Documentos
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios
I. Libro de los Linajes

Nota:

La división del manuscrito ha sido hecha por el traductor y el título de cada parte puesto por él (NT).

Roys titula esta parte Ritual de los cuatro cuartos del mundo, ya que se refiere a los cuatro sectores en los que estaba dividido el universo para los antiguos mayas. Cada uno se asociaba a un color y a varios objetos simbólicos (ver Introducción).

El texto se inicia con el siguiente párrafo , que Mediz Bolio omitió: "... el primer hombre de la familia Canul . El guaje blanco, el ixculun y el palo mulato son su pequeña choza ... El árbol de palo de Campeche es la choza de Yaxum [quetzal], el primero de los hombres de la familia Cauich". (Roys, p. 63.) Ver nota 4 del Prólogo.

E1 Señor del Sur es el tronco del linaje del gran Uc. Xkantacay es su nombre. Y es el tronco del linaje de Ah Puch.

Nueve ríos los guardaban. Nueve montañas los guardaban.

El pedernal rojo es la sagrada piedra de Ah Chac Mucen Cab. La Madre Ceiba Roja, su Centro Escondido, está en el oriente. El chacalpucté es el árbol de ellos. Suyos son el zapote rojo y los bejucos rojos. Los pavos rojos de cresta amarilla son sus pa\os. El maíz rojo y tostado es su maíz.

El pedernal blanco es la sagrada piedra del norte. La Madre Ceiba Blanca es el Centro Invisible de Sac Mucen Cab. Los pavos blancos son sus pavos. Las habas blancas son sus habas. El maíz blanco es su maíz.

El pedernal negro es la piedra del poniente. La Madre Ceiba Negra es su Centro Escondido. El maíz negro y acaracolado es su maíz. El camote de pezón negro es su camote. Los pavos negros son sus pavos. La negra noche es su casa. El frijol negro es su frijol. El haba negra es su haba.

El pedernal amarillo es la piedra del sur. La Madre Ceiba Amarilla es su Centro Escondido. El pucté amarillo es su árbol. Amarillo es su camote. Amarillos son sus pavos. El frijol de espalda amarilla es su frijol.

Con el Once Ahau Katún1 aparece el séquito de sus servidores.

Y empezó a venir Ah Ppisté. Este Ah Ppisté era el medidor de la tierra.

Y entonces vino Chacté Abán, a preparar las medidas de tierra para ser cultivadas.

Y vino Uac Habnal a marcar las medidas con señales de hierba, entretanto venía Miscit Ahau a limpiar las tierras medidas, y entretanto venía Ah Ppisul, el medidor, el cual medía medidas anchas.

Fue cuando se establecieron los jefes de los rumbos Ix Noh Ue, Jefe del oriente. Ox Tocoy Moo, Jefe del oriente. Ox Pauah, Jefe del oriente. Ah Mis, Jefe del oriente.

Batún, Jefe del norte. Ah Puch, Jefe del norte. Balamná, Jefe del norte. Aké, Jefe del norte.

Kan, Jefe del poniente. Ah Chab, Jefe del poniente. Ah Uucuch, Jefe del poniente.

Ah Yamás, Jefe del sur. Ah Puch, Jefe del sur. Cauich, Jefe del sur. Ah Couoh, Jefe del sur. Ah Puc, Jefe del sur.

La gran Abeja Roja 2 es la que está en el oriente. La rosa roja es su jicara. La flor encarnada es su flor.

La gran Abeja Blanca es la que está en el norte. La rosa blanca es su jicara. La flor blanca es su flor.

La gran Abeja Negra es la que está en el poniente. El lirio negro es su jicara. La flor negra es su flor.

La gran Abeja Amarilla es la que está en el sur. El lirio amarillo es su jicara. La flor amarilla es su flor.

Cuando se multiplicó la muchedumbre de los hijos de las abejas 3, la pequeña Cuzamil,4 fue la flor de la miel, la jicara dé la miel el primer colmenar y el corazón de la tierra.

Kin Pauah era el gran sacerdote, el que gobernaba el ejército de los guerreros y era el guardián de Ah Hulneb, en el altar de Cuzamil. Y de Ah Yax Ac-chinab y de Kinich Kakmó.

A Ah-Itz-tzim-thul chac reverenciaban en Ich-caan-sihó,5 los de Uayom Chchichch. Eran sacerdotes en Ich-caan-sihó, Canul, IxPop-ti Balam, los dos Ah Kin Chablé. Su Rey era Cabal-Xiú.

Los sacerdotes de Uxmal reverenciaban a Chac,6 los sacerdotes del tiempo antiguo. Y fue traído Hapai-Can7 en su barco. Cuando éste llegó, se marcaron con sangre las paredes de Uxmal.

Entonces fue robada la Serpiente de Vida [Canhel]8 de Chac-xib-chac. Y la Serpiente de Vida de Sac-xib-hac fue robada. Y la Serpiente de Vida de Ek-yuuan-chac fue arrebatada también.

Ix Sac-belis era el nombre de la abuela de ellos. Chac-ek-yuuan-chac era su padre. Hunyuuanchac era el hermano menor.

Uoh-Puc era su nombre. Esto se escribió: "Uoh",9 en la palma de su mano. Y se escribió: "Uoh" debajo de su garganta. Y se escribió en la planta de su pie. Y se le escribió dentro de la mejilla de su mano, a Ah Uoh-Pucil, [Los chaqués] no eran dioses. Eran gigantes.

Solamente al verdadero dios Gran Padre adoraban en la lengua de la sabiduría en Mayapán. Ah Kin Cobá era sacerdote dentro de las murallas. Tzulim Chan en el poniente. Nauat... en la puerta de la fortaleza en el sur. Couoh y Ah-Canul, en la puerta de ¡a fortaleza al oriente. Ah-Ek era otro. He aquí a su Señor: Ah Tapai Nok. Cauich era el nombre de su Halach-Uinic, Hunacceel, el servidor de Ah Mex-cuc.

Y éste pidió entonces una flor entera. Y pidió una estera blanca. Y pidió dos vestidos. Y pidió pavos azules. Y pidió su lazo de caza. Y pidió ánforas de barro blanco.

Y de allí salieron y llegaron a Ppole. Allí crecieron los Itzaes. Allí entonces tuvieron por madre a Ix Ppol.10

He aquí que llegaron a Aké. Allí les nacieron hijos, allí se nutrieron. Aké es el nombre de este lugar, decían.

Entonces llegaron a Alaa. Alaa es el nombre de este lugar, decían. Y vinieron a Kanholá. Y vinieron a Tixchel. Allí se elevó su lenguaje, allí subió su conocimiento. Y entonces llegaron a Ninum. Allí aumentó su lengua, allí aumentó el saber de los Itzaes. Y llegaron a Chikin-dzonot. Al poniente se volvieron allí sus rostros. Chikin-dzonot es el nombre de este lugar, decían. Y llegaron a Tzuc-op. Allí se dividieron en grupos, bajo un árbol de anona. Tzuc-op es el nombre de este lugar, dijeron.

Y llegaron a Tah-cab, donde castraban miel los Itzaes, para que fuera bebida por la Imagen del Sol. Y se castró miel y fue bebida. Cabilnebá es su nombre.

Y llegaron a Kikil. Allí se enfermaron de disentería. Kikil es el nombre de este lugar, dijeron.

Y llegaron a Panabhaá. Allí cavaron buscando agua. Y cuando vinieron de allí, recargaron sus cargas con agua, con agua de lo profundo. Y llegaron a Yalsihón. Yalsihón es el nombre de este lugar, que se pobló. Y llegaron a Xppitah, pueblo también. Y entonces llegaron a Kankab-dzonot. De allí salieron y llegaron a Dzulá. Y vinieron a Pib-hal-dzonot.

Y llegaron a Tah-aac, que así se nombra.

Y vinieron al lugar que es nombrado T'Cooh. Allí compraron palabras a precio caro, allí compraron conocimientos. Ticoh es el nombre de este lugar.

Y llegaron a Tikal. Allí se encerraron. Tikal es el nombre de este lugar.

Y vinieron a Ti-maax.11 Allí se magullaron a golpes unos a otros los guerreros. Y llegaron a Buc-tzotz. Allí vistieron los cabellos de sus cabezas. Buc-tzotz se llama este lugar, decían.

Y llegaron a Dzidzontun. Allí empezaron a conquistar tierras. Dzidholtun es el nombre de este lugar.

Y llegaron a Yobain. Allí fueron transformados en caimanes por su abuelo Ah Yamás, Señor de la orilla del mar.

Y llegaron a Sinanché. Allí fueron encantados por el mal espíritu nombrado Sinanché.

Y llegaron al pueblo de Chac. Y llegaron a Dzeuc y Pisilbá, pueblos de parientes. Y a otro, a donde habían llegado sus abuelos. Allí se aliviaron sus ánimos. Dzemul es el nombre de este lugar.

Y llegaron a Kini, lugar de Xkil, ltzam-Pech y Xdzeuc, sus allegados. Cuando llegaron donde estaban Xkil e Itzam-Pech, era tiempo de dolor para ellos.

Y llegaron a Baca. Allí les llegó el agua hasta los huesos. Baca es aquí, decían.

Y llegaron a Sabacnail, lugar de sus antepasados, tronco de la casta de Ah-Ná. Los Chel-Ná eran sus antepasados.

Cuando llegaron allí, donde era el ejercicio de los Ná, meditó su inteligencia.

Y vinieron a Ixil. Y fueron a Chulul. Y llegaron a Chichicaan. Y entonces fueron a Holtún-Chablé. Y vinieron a Itzamná. Y vinieron a Chubulná. Y llegaron a Caucel. Allí el frío se apoderó de ellos. "Cá-ú-ceel" es aquí, decían.

Y entonces llegaron a Ucú. Allí dijeron: Yá-ú-cú (le duele el codo).

Y fueron a Hunucmá. Y llegaron a Kinchil. Y fueron a Kaná. Y llegaron a Xpetón, pueblo. Y llegaron a Sahab-balam.

Y llegaron a Tah-cum-chakán. Y llegaron a Balché. Y llegaron a Uxmal.

De allí salieron y llegaron a Yubak. Y llegaron a Munaa. Allí se hizo tierno su lenguaje y se hizo suave su saber.

Y fueron a Ox-loch-hok. Y fueron a Chac-Akal. Y fueron a Xocné-ceh. El venado era su genio tutelar cuando llegaron.

Y fueron a Ppustunich. Y fueron a Pucnal-Chac. Y fueron a Ppenkuyut. Y fueron a Paxueuet. Y llegaron a Xayá. Y llegaron al lugar nombrado Tistis. Y llegaron a Chican. Y llegaron a Tíx-meuac. Y llegaron a Hunacthi. Y llegaron a Tzalis. Y llegaron a Musbulná. Y llegaron a Tizáa. Y llegaron a Lop.12

Y llegaron a Cheem-iuán. Y llegaron a Ox-cah-uanká. Y fueron a Sacbacel-caan.

Cuando llegaron, ya estaban completos los nombres de los pueblos que no lo tenían, y los de los pozos, para que se pudiera saber por dónde habían pasado caminando para ver si era buena la tierra y si se establecían en estos lugares. El "ordenamiento de la tierra" decían que se llamaba esto.

Nuestro Padre Dios fue el que ordenó esta tierra.

Él creó todas las cosas del mundo y las ordenó.

Y aquéllos pusieron nombre al país y a los pueblos, y pusieron nombre a los pozos en donde se establecían y pusieron nombres a las tierras altas que poblaban y pusieron nombre a los campos en que hacían sus moradas. Porque nunca nadie había llegado aquí, a la "perla de la garganta de la tierra", cuando nosotros llegamos.

Subinché. Kaua. Cum-canul. Ti-em-tun. Allí bajaron piedras preciosas. Sizal. Sacií. Ti-dzoc. Allí acabó el curso del Katún. Timocón. Popolá. Allí se tendió la estera13 del Katún. Pixoy. Uayum-háa. Sacbacam. Tinum. Allí se dieron nuevas los unos a los otros. Timacal. Popolá. Allí ordenaron la estera del Katún. Tixmaculum. Allí hicieron oculto su lenguaje. Dzitháás. Honkauil. Tixmex. Kochilá. Tix-xocen. Chumpak. Pibahul. Tunkáás. Haaltunha. Kuxhilá. Dzidzilché. Ti-cool. Sitilpech. Chalanté. Allí descansó su ánimo.

Itzam-thulil. Tipakab, Allí hicieron siembras. Tiyá. Consahcab. Dzidzomtun. Lo mismo que sus antepasados, allí asentaron pie de vencedores y conquistaron las Puertas de Piedra. Popolá, al sur de Sinanché, para venir a Muci y al pozo de Sac-nicté y a Sodzil. Aquí, en donde marcaron el límite del Katún, es el lugar nombrado Mutumut, que es aquí en Mutul. Muxupip. Aké. Hoctun. Allí se detuvieron al pie de la piedra. Xoc-chchel Boh. Sac-cab-há. Tzanlahcat. Human. Allí retumbó la palabra sobre ellos, allí sonó su fama. Chalamlé. Pacaxúa. Éste es el nombre de aquí, decían. Tekit. Allí se dispersaron los restos de los Itzaes.

Yokol-Cheen. Ppupulní-huh. Las iguanas eran sus genios cuando salieron allí. Dzodzil. Tiab. Bitun-chechen. Sucedió que entraron a Tipikal, nombre de este pozo. Y sucedió que allí se hicieron más numerosos. Y fueron a Pochuh. Éste es el nombre del pozo en que sucedió que asaron iguanas. Y fueron a Maní. Allí olvidaron su lengua.

Y llegaron a Dzam. Allí estuvieron tres días sumergidos en el agua. Y fueron a Ti-cul. Saclumchcheén. Tixtohilchcheén.

Allí fueron saludables. Y fueron a Balam-kin, la tierra de los sacerdotes. A Cehcheen-chehomac, a Sacniteel-dzonot, a Yaxzab, Umán, Oxcum, Sanhil, ya Ich-caan-sihó. Y a Noh-pat, el lugar de la Gran Madre; a Poychéná, a Chulul. Y llegaron entonces a Titz-luum-Cumkal. Allí cesaron de filtrarse sus ollas. Yaxkukul. Tixkokob. Cucá... Ekol. Ekol es el nombre del pozo. Tix-ueue. Tixueué es el nombre del pozo de aquí. Su rumor llegó a ellos de pronto. A Kanimal. A Xkaan. Allí, en antiguo tiempo, el Padre Xul meció su hamaca. Holtun Aké. Acanceh. Ti-cooh. Ti-chahil. Y a la grande Mayapán, la que está dentro de murallas y sobre el agua.

Y fueron a Nabulá. Tixmucuy. Tixkanhub. Dzoyilá. Y llegaron a Tí-sip. Allí sazonó su lenguaje, allí sazonó su conocimiento.

Y comenzaron a fundar tierras los Señores. Allí estaba Ahkin-Palon-cab y estaba el Sacerdote nombrado Mutec-pul. Este sacerdote Palón Cab era Ah May. Este sacerdote Mutec-pul, era Guardián de Uayom Chchichch y también de Nunil. Y los dos Ah-kin-chablé, de Ich-caan-sihó. Y Holtun Balam, el hijo del que soltó el Yaxum en la llanura.

Allí entonces llegaron otros Señores. Estos Señores eran "iguales en voz" a los dioses. En el Once Ahau sucedió esto. Y entonces fundaron sus pueblos y fundaron sus tierras y se establecieron en Ich-caan-sihó.

Y entonces bajaron allí los de Holtun-aké. Y entonces bajaron allí los de Sabacnail. Y así fueron llegando y juntándose los Señores. Estos de Sabacnail tenían por tronco de su linaje a Ah Ná.

Y entonces se reunieron todos en Ichcaansihó. Allí estaba Ix-Pop-ti-Balam, allí su rey Holtun-Balam,... Dzoy... tronco del linaje de Couoh...y los Xiúes, TIoual, también. Y Chacté, el dios que cultivó las tierras, era su antiguo dios. Teppan-quis era sacerdote de Ichtab y de Ah-Ppisté, el que midió las tierras. Y he aquí que midió de las tierras que medía, grandes medidas en la tierra de los mayas. He aquí que cuando se empezó el remover las tierras, Ah-cunté, fue el removedor y el que barrió las tierras fue Miscit Ahau.

Por eso fundaron tierras para ellos, las tierras regadas. Entonces fue que amaneció para ellos. Nuevo Señor, nuevo despertar de la tierra para ellos.

Y empezó a entrarles tributo en Chichén. En hilo de algodón llegaba antiguamente el tributo de los Cuatro Hombres. El Once Ahau es el nombre del Katún en que sucedió.

Allí se midió el tributo y se vio que era suficiente el conjunto del que había desde el tiempo antiguo. Y entonces sucedió que bajó el tributo de Holtun-Suhuy-uá. Y se vio que era bastante. Fue entonces cuando "se igualó su hablar". Esto sucedió en el Trece Ahau Katún.

Allí recibían el tributo los Grandes Señores. Y entonces comenzaron a reverenciar su majestad. Y comenzaron a tenerlos como dioses. Y comenzaron a servirlos. Y sucedió que llegaron a llevarlos en andas. Y comenzaron a arrojarlos al pozo para que los Señores oyeran su voz [profecía]. Su voz no era igual a las otras voces.14

Aquel Cauich, un Hunacceel que era Cauich del nombre de su familia, he aquí que estiraba la garganta, a la orilla del pozo, por el lado del sur. Entonces fueron a recogerlo. Y entonces salió lo último de su voz. Y comenzó a recibirse su voz. Y. empezó su mandato. Y se empezó a decir que era Ahau.15 Y se asentó en el lugar de los Ahau, por obra de ellos. Y se empezó a decir que ames era Alach-uinic, y no Ahau; que era sólo el precursor de Ah Mex Cuc.16 Y se dijo que era un Ahau porque era el hijo adoptivo de Ah Mex Guc. Que un águila había sido su madre y que había sido encontrado en una montaña, y que desde entonces se comenzó a obedecerle como Ahau. Tal era lo que entonces se decía.

Entonces se comenzó a levantar la Casa Alta para los Señores y se comenzó a construir la escalera de piedra. Y entonces él se sentó en la Casa de Arriba, entre los Trece Ahau, llenos de majestad.

Y comenzó a llegar la Ley, la gloria y el tiempo de Ah Mex Cuc, del que así era el nombre cuando lo trajo.

Cercano, pues, el día de Ah Mex Cuc se comenzó a tenerlo como Padre y se comenzó a reverenciar su nombre. Y entonces fue adorado y fue servido en Chichén. Chi-Chén Itzam es su nombre, porque allí fue a dar Itzam, cuando se tragó la Piedra Sagrada de la tierra, la Piedra de la Fuerza del antiguo Itzá. La tragó y fue adentro del agua. Y entonces empezó a entrar la amargura en Chichén Itzá. Y entonces él fue al oriente, y llegó a la casa de Ah Kin Coba. Venía ya el Ocho Ahau Katún.

Ocho Ahau es el nombre del Katún que regía cuando salió el cambio del Katún y de los Ahaues...

"¡Ha crecido nuestro dios!", decían sus sacerdotes (los del Sol). Y entonces introdujeron días al año.

"He aquí que vienen abundantes soles", decían. Y ardieron las pezuñas de los animales, y ardió la orilla del mar.

"¡Éste es el mar de la amargura!", decían arriba, decían ellos.

Y fue mordido el rostro del Sol. Y se oscureció y se apagó su rostro. Y entonces se espantaron arriba. "¡Se ha quemado!, ¡ha muerto nuestro dios!", decían sus sacerdotes. 17 Y empezaban a pensar en hacer una pintura de la figura del Sol, cuando tembló la tierra y vieron la Luna.

Y entonces vinieron los dioses Escarabajos, los deshonestos, los que metieron el pecado entre nosotros, los que eran el lodo de la tierra.18

Cuando vinieron, iba acabando el Katún. "El Katún Maldito" es aquel en que fue ordenado: "¡Cuidado habláis, así seáis los dioses de esta tierra!"

Cuando entró el tiempo del Katún siguiente, acabado el Katún en que fueron traídos los deshonestos, se vio la muchedumbre de sus guerreros. Y se comenzó a matarlos. Y se levantaron horcas para que murieran. Y Ox-halal-chan empezó a flecharlos. Y se comenzó a invocar a los dioses del país. Y se derramó su sangre y fueron cogidos por los Señores de los Venados ... Y entonces se espantaron... y se acabó la guerra de ellos...

El Once Ahau Katún19 se asienta en su estera, se asienta en su trono. Allí se levanta su voz, allí se yergue su señorío. El rostro de su dios despide rayos.20

Bajan hojas del cielo, bajan del cielo arcos floridos. Celestial es su perfume. Suenan las músicas, suenan las sonajas del Once Ahau. Entra al atardecer y cubre muy alegre con su palio al sol, al sol que hay en Sulim chan [Serpiente mojada], al sol que hay en Chikinputún [Chakanputun, Sabana-de-chiles]21. Se comerán árboles, se comerán piedras, se perderá todo sustento dentro del Once Ahau Kaíún.

En el Once Ahau se comienza la cuenta, porque en este Katún se estaba cuando llegaron los Dzules,22 los que venían del oriente cuando llegaron. Entonces empezó el cristianismo también. Por el oriente acaba su curso. Ichcansihó es el asiento del Katún.

*

* *

Ésta es la memoria de las cosas que sucedieron y que hicieron. Ya todo pasó. Ellos hablan con sus propias palabras y así acaso no todo se entienda en su significado; pero, derechamente, tal como pasó lodo, así está escrito. Ya será otra vez muy bien explicado todo. Y tal vez no será malo. No es malo todo cuanto está escrito. No mucho hay escrito a cuenta de sus traiciones y de sus alianzas. Así el pueblo de los divinos Itzaes, así los de la gran Itzmal, los de la gran Aké, los de la gran Uxmal, así los de la gran Ichcaansihó. Así los nombrados Couoh también.

Verdaderamente muchos eran sus "Verdaderos Hombres"23.

No para vender traiciones gustaban de unirse unos con otros; pero no está a la vista todo lo que hay dentro de esto, ni cuánto ha de ser explicado. Los que lo saben vienen del gran linaje de nosotros, los hombres mayas. Ésos sabrán el significado de lo que hay aquí cuando lo lean. Y entonces lo verán y entonces lo explicarán y entonces serán claros los oscuros signos del Katún. Porque ellos son los sacerdotes. Los sacerdotes se acabaron, pero no se acabó su nombre, antiguo como ellos.

Solamente por el tiempo loco, por los locos sacerdotes, fue que entró a nosotros la tristeza, que entró a nosotros el "cristianismo". Porque los "muy cristianos" llegaron aquí con el verdadero Dios; pero ése fue el principio de la miseria nuestra, el principio .del tributo, el principio de la "limosna", la causa de que saliera la discordia oculta, el principio de las peleas con armas de fuego, el principio de los atropellos, el principio de los despojos de todo, el principio de la esclavitud por las deudas, el principio de las deudas pegadas a las espaldas, el principio de la continua reyerta, el principio del padecimiento. Fue el principio de la obra de los españoles y de los "padres", el principio de usarse los caciques, los maestros de escuela y los fiscales.

¡Que porque eran niños pequeños los muchachos de los pueblos, y mientras, se les martirizaba! ¡Infelices los pobrecitos! Los pobrecitos no protestaban contra el que a su sabor los esclavizaba, el Anticristo sobre la tierra, tigre de los pueblos, gato montés de los pueblos, chupador del pobre indio. Pero llegará el día en que lleguen hasta Dios las lágrimas de sus ojos y baje la justicia de Dios de un golpe sobre el mundo.

¡Verdaderamente es la voluntad de Dios que regresen Ah-Kantenal e Ix-Pucyolá, para roerlos de la superficie de la tierra!

Fin Capítulo I


Capítulo anterior Siguiente capítulo

Notas:

1 Katún, período de veinte tunes (años de 360 días) en la cronología maya. "Rueda de Katunes", es un período de 260 años, base para el registro de fechas. Debe escribirse Katún 11 Ahau.

2 Ix Chuuajcab, abeja silvestre.

3 Los hombres (NT).

La isla de Cozumel, que también se llamó Oycib, cera de abeja (NT).

5 Hoy Mérida. Aquí se inicia el capítulo II de Roys: La subida de Hunac Cell al poder.

6 Dios de la lluvia.

7 Hapai Can significa "Serpiente chupadora". Los lacandones creen en un espíritu maléfico llamado así; es una serpiente que atrae a la gente con su aliento (Tozzer, 1907, en Roys, p. 67).

8 Canhel, "Serpiente o dragón". Roys (p. 61) traduce este término como "insignia", y señala su relación con el dios K, que ha sido identificado como Bolon Dz'acab: figura humana con rasgos faciales de serpiente, que aparece a veces en forma de un cetro en las manos de los gobernantes. sobre todo en el período Clásico. Es un dios relacionado con la vegetación y la sangre. En este libro se escribe a veces Cangel por su semejanza con la palabra española ángel y parece significar principio vital (en este párrafo, de Chac, dios de la lluvia).

9 Letra, signo (NT).

10 Relato histórico-legendario de una migración de los Itzaes, grupo que ocupó Chichén Itzá. En los Libros de Chilam Balam de varios sitios encontramos datos sobre este grupo, como en los de Maní y Tizimín

11 Actualmente Temax (Roys, p. 71)

12 Tal vez el actual Tixholop (Roys, p. 72).

13 La estera o petate era símbolo de poder político. Pop, en maya.

14 El cenote sagrado de Chichén Itzá tenía una función oracular.

15 La más alta jerarquía teocrática (NT).

16 "El de las barbas de ardilla". Divinidad, al parecer, nahua (NT).

17 Se refiere a un eclipse.

18 "Fue Ix-Tziu-nene quien introdujo el pecado entre nosotros, los esclavos de la tierra cuando él vino" (Roys, p. 76).

19 Aquí se inicia el capítulo III de Roys, titulado Profecía para un Katún 11 Ahau.

20 "Yaxal Chac (Lluvia verde) es el rostro de su gobernante" (Roys, p. 77).

21 Las traducciones de algunos nombres que incluimos entre corchetes son, por lo general, de Barrera y Rendón. Ver nota 1 del Prólogo.

22 Los "Señores Extranjeros", los hombres blancos (NT).

23 Halach-uinic. Rey o Gran Jefe (NT).