Cosmogonía de los Pueblos Originarios
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusCultura Selknam

plusCosmogonía Selknam

La cosmovisión Selknam se plasma en el poder de las cordilleras invisibles del infinito, poder que permite la creación de la tierra y el firmamento.

El cosmos se divide en cuatro puntos cardinales que representan los cuatro Cielos del Infinito.

Según los informantes de Martín Gusinde: "... aquí por encima de nuestra tierra, se extiende el cielo, detrás de él vive Temáukel ..."; "...antes todos los antepasados, Kenos; antes de Kenos sólo Temáukel ...".

Temáukel

Reconocían un ser supremo: Temáukel, espíritu primigenio anterior a la creación y a los hombres, omnipresente incorpóreo y lejano.

El fue quien creó la tierra sin forma y el cielo sin estrellas. Entregó las leyes de comportamiento a través de Kenos, ente corpóreo, noble e intachable, encargado de poblar la tierra, darle vida y alegría.

"El ha hecho la primitiva cúpula celestial y la tierra primitiva, pero nunca ha venido a esta tierra. Ha enviado a Kenos. Él mismo se mantiene muy alejado, detrás de las estrellas; allí reside, allí permanece siempre. Tanto tiempo hace que ya está allí."

Kenos

Kenos, espíritu poderoso pero subordinado, recibió de Temáukel la misión de organizar la vida y poner en actividad el mundo visible, de disponer su funcionamiento armónico y de entregar a los hombres -a los que debía crear- los preceptos morales para comportarse entre ellos y en su relación con la naturaleza. Kenos consumó la trascendente obra de Temáukel con la creación de los Howenh, antepasados del pueblo Selknam, para quienes eligió el Karukimká. el territorio de mejor apariencia y recursos a fin que lo habitaran.

Howenh

Cuando llegó Kenos solo existía la tierra plana, no había nubes ni estrellas; ellas junto a las otras grandes fuerzas -como el Sol y la Luna- vinieron después repartiéndose los territorios ("haruwen") y el cielo. El Sur, Norte y Oeste estaban representadas por estas fuerzas; en el cielo del Este, el origen de todo lo existente, estaba Temáukel, el más poderoso de todos. Estos habitantes de la era mitológica eran los "Howenh".

Luna era el chamán dominante y junto a las demás mujeres sometían a los hombres. Cuando se originó el mundo actual las fuerzas de la naturaleza que hasta entonces habitaban la tierra, tomaron su función específica. Kwányip había instaurado la muerte verdadera; otros hombres y mujeres howenh se transformaron en los animales, cerros y acantilados, pampas, valles, lagos y lagunas de la tierra; es decir todo lo que forma el territorio de la isla de Tierra del Fuego.

Wintek: Cielo del Este

El cosmos Selknam se divide en cuatro puntos cardinales que representan los diferentes cielos ("sho'on") concebidos como "las cordilleras del infinito".

El Cielo del Este es el origen de todo lo existente. Es la gran "Cordillera Resbalosa", la más importante, aunque traicionera. La rodeaba un mar hirviente.

Es la morada de Temáukel, el mas poderoso. Sede del poder chamánico y del Tiempo.

Keikruk: Cielo del Sur

Matriz del viento sur, vivían Lechuza (Amen) y su hermano Nieve (Xoshé), también Arco Iris (Akáinik) y Luna (Kraa), antigua chamán soberana.

Estación del año: Invierno. Color: Blanco.

Kéikruk: Cielo del Oeste

Matriz del viento oeste. Sede de los grandes chamanes: Sol (Kreen) y Viento (Shenu).

Estación del año: Otoño. Color: Rojo.

Kamuk: Cielo del Norte

En la cordillera del norte habitaban Lluvia (Chalu), Mar (Ko'oh) y su hermana Tempestad (O'oké). A este lugar pertenecía el flamenco mítico (Télil) y el viento del norte.

Estación del año: Primavera y Verano. Color: Negro.

Selknam

Descubierto el engaño con que las mujeres habían sometido a los hombres. Estos se apoderaron del Hain, inaugurando su dominio sobre las mujeres. Se disfrazaron entonces de los mismos espíritus que las mujeres habían personificado.

 

 Ver este artículo en Flash 

Cosmología Selknam