Cosmología y Religión wichí

Cosmogonía de los Pueblos Originarios
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusCultura Wichí

plusCosmogonía Wichí

La subsistencia de los wichí dependía de la disponibilidad de los recursos naturales, era una necesidad vital su preservación y conservación. La cosmología wichí ayuda a mantener el equilibrio. Los "Dueños de las especies" impondrán severas sanciones a los cazadores, pescadores o recolectores que produzcan exceso, estos personajes (lewúk) son los que establecen los cupos. Hasta su incorporación al trabajo asalariado en el sistema capitalista, no tenían las ideas de producción, excedente y acumulación de bienes.

Tokjuaj es el héroe civilizador, para algunos aparece como un perro muy delgado, para otros es un hombre que si muere, revive a los tres días. Enseñó la caza, agricultura y pesca, también la domesticación del perro. En su aspecto negativo introdujo el adulterio, la guerra, el robo y la riña.

Chamanes wichí en plena tarea: suenan las maracas y silbatos anunciando una transformación (foto E. Dijour, 1933)

Los Wichí conciben al ser humano como un cuerpo ocupado por una voluntad. La voluntad es un elemento indispensable del cuerpo, el cuerpo es un mero instrumento de la voluntad. El cuerpo es el medio por el cual la voluntad actúa en el mundo físico. Desde el punto de vista Wichí, “mi voluntad emplea a mi cuerpo”. La voluntad esta ubicada en el corazón, es ahí donde el chamán observa si un enfermo la ha perdido o no.

El chamán era un personaje importante en la comunidad. Se llegaba a esa jerarquía por revelación, aprendizaje o herencia. Además de practicar curaciones, era el puente entre la comunidad y lo sobrenatural, custodio de los mitos que explicaban el misterio de los hombres y del mundo.

Para los Wichí, las crisis vitales son el parto y el duelo.

Luego de dar a luz, o en caso de la menstruación entendida como "un parto fallido", las mujeres deben quedarse dentro de sus viviendas porque la sangre derramada les produce un olor a pescado y se debe evitar la contaminación del ámbito natural. Por el mismo motivo en caso de muerte de un familiar los deudos no deben salir de la vivienda hasta que haya finalizado la descomposición del cadáver -unos tres meses-, el olor a muerte no debe entrar en contacto con el mundo exterior.

Las adolescentes, cuando llegan a la pubertad, pasan por un rito de iniciación, ya sea en forma individual o de pares, que las convierte en mujeres. Consiste en un período de reclusión por el período que separa dos ciclos menstruales. Ese tiempo lo dedicará a trenzar chaguar, ocupación arquetípica de las mujeres wichí, según sus tradiciones fue mediante una soga de chaguar que las primeras mujeres descendieron desde su morada celestial para acceder al mundo terrestre de los hombres.

En 1915 llegaron misioneros ingleses que convirtieron a muchos al anglicanismo: estos pastores se retiraron en 1982 durante la guerra de las Malvinas, lo que permitió a los wichís recuperar varios de sus rasgos culturales previos. Muchos de los wichís han sido convertidos al protestantismo de los grupos llamados evangelistas, pentecostales y bautistas. Desde 1943 la Misión Sueca Libre actúa entre los Weenhayek de Bolivia.

Pese a la obstinada persecución del chamanismo impulsada por los misioneros, la práctica ha persistido. El chamán sigue siendo el protector de la sociedad ante las contingencias negativas.