Vilela

Culturas Originarias de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios
  • Ficha
  • Biografías
Vilela, ellos se autodenominaban Uakambalelté o Waqha-umbael-te ("Los que hablan su lengua")

Hábitat: Ocupaban las tierras comprendidas entre los ríos Bermejo y Salado. Empujados por la conquista, emigraron hasta las riberas del Bermejo Medio a fines del siglo XVII. Al promediar el siglo XIX, algunos grupos siguieron la tendencia migratoria hacia el este. Actualmente sus escasos descendientes viven principalmente en las provincias del Chaco y Santiago del Estero. En la provincia del Chaco conviven con pueblos qom, en Santiago del Estero lo hacen en comunidades propias o conjuntas con el pueblo lule.

Área Cultural: Gran Chaco (América del Sur).

Lengua: Vilela, de la familia Lule-Vilela.

Nómadas, cazadores y recolectores. Cazaban principalmente el pecarí y recolectaban algarroba y miel.

Su historia está poco documentada, los españoles los redujeron en misiones:

Vilelas es un pueblo de unos 2500 habitantes ubicado en el centro oeste de Santiago del Estero. En la época de la conquista se había levantado en el lugar la reducción San Ignacio de Indios Vilela. La escultura de un indio Vilela a su entrada da la bienvenida a los visitantes.

San José de las Petacas

La reducción con indios vilelas fue fundada en 1735 por el jesuita Joseph Theodoro Bravo, en las cercanías del Río Salado (Provincia de Santiago del Estero, Argentina), en el sur-oeste de la llanura chaqueña.

Fue incendiada en un ataque toba en 1756, incidente que produjo la muerte del padre Francisco Ugalde. Debido a los desbordes del Río Salado, en el año 1.762 fue trasladada a la margen izquierda. Jesuitas e indígenas transportaron en petacas sus bienes, entre ellos la imagen de San José, desde entonces la reducción se llamó "San José de las Petacas".

El 20 de julio de 1767. el gobernador del Tucumán Manuel Castaño ordenó expulsar a los jesuitas Bernardo Castro y Francisco Almirón y poco después sus 656 habitantes se dispersaron.

Nuestra Señora del Pilar

En el chaco salteño, en un sitio llamado Macapillo, siete leguas al sur del Fuerte de Pitos, los jesuitas fundaron -en 1763- la reducción Nuestra Señora del Pilar con indios paisanes, banda de los vilela. Al momento de la expulsión de los jesuitas -1767-, la misión albergaba 200 indígenas.

Nuestra Señora del Buen Consejo

Con indios omoampas (banda de los vilela) en un sitio conocido como Ortega, cercana a la misión Nuestra Señora del Pilar, los jesuitas fundaron -en 1763-la reducción de Nuestra Señora del Buen Consejo o San Joaquín de Ortega (igual nombre que la fundada entre los mataguayos, que ya no existía).

La misión contaba con una iglesia y algunos cuartos cercados por una empalizada. La capilla era de paredes de adobe con techo de paja, las casas de los indios sólo de paja.

Cuando en 1767 se retiraron los jesuitas, había 200 personas, "todas bautizadas".

San Buenaventura del Monte Alto

En 1865 los franciscanos con indios vilelas que respondían al cacique Leoncito fundaron sobre la abandonada misión jesuita de San Fernando del Río Negro de indios abipones -en lo que hoy es Resistencia, Chaco- la reducción San Buenaventura del Monte Alto, abandonándola definitivamente en 1872. En el paraje -llamado San Fernando- quedaron varios obrajes que explotaban la riqueza forestal y por unos años las huestes de Leoncito.