Ceremonias Bororo

Cosmogonía de los Pueblos Originarios
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusCultura Bororo

Funeraria

Es la ceremonia más importante de la sociedad Bororo, mediante la cual se revitaliza su cultura. Los jóvenes participan en los cantos, bailes, excursiones de caza y pesca colectiva, ocasión para aprender y percibir la riqueza de su cultura.

Para los Bororo, la muerte es el resultado de la acción de Bope, una entidad sobrenatural involucrada en todos los procesos de la creación y transformación, como los nacimientos, la pubertad y la muerte.

El alma del difunto -que los Bororo denominan "aroe"- comienza a habitar el cuerpo de ciertos animales, como el jaguar. El cuerpo se envuelve en esteras y es enterrado en una tumba poco profunda en el patio central de la aldea. Diariamente se la riega para acelerar la descomposición del cuerpo cuyos huesos deberán ser decoradas al finalizar el proceso.

Entre la muerte del individuo y la ornamentación de sus huesos, que luego serán definitivamente enterrados, se demora entre dos y tres meses. En ese lapso se realizan los grandes rituales.

Un hombre es elegido para representar al fallecido. Se cubre su cuerpo con plumas y pinturas, en su cabeza lleva un enorme tocado de plumas. Danza en el patio de la aldea, es un aroemaiwu, un alma nueva que se presenta al mundo de los vivos.

Entre las tareas que debe realizar el representante del difunto será la de cazar un gran felino, cuyo cuero sera entregado a los parientes del muerto, en un ritual que involucra a todos los miembros de la aldea. La caza del animal es la venganza del muerto, por medio del que lo representa sobre el Bope, entidad causante de la muerte. Es la victoria de la vida sobre la muerte.

Durante el funeral, la casa de los deudos permanece vacía, cuando el luto acaba, la misma debe ser destruida.

Nominación

En el ritual de nominación el niño es introducido formalmente en la sociedad Bororo. Las mujeres del clan de su padre lo ornamentan para dicho ritual.

A través de su nombre, el niño pasa a estar asociado a una categoría social -el linaje de un clan- vinculada a un héroe cultural Bororo, que en tiempos míticos estableció los fundamentos de la vida social.

Otras

Otros rituales importantes dentro de su intensa agenda ceremonial son: perforación de orejas del labio inferior, fiesta del maíz nuevo, preparación de excursiones de caza y pesca, fiesta del cuero del jaguar, del pavo real y asesinato del jaguar.

Banquete en funeral. Obra del pintor alemán Friedrich W. Kuhnert (1865-1926).

Los restos del jefe José Carlos Meruri Ekureo están depositados en una tumba poco profunda. Diariamente es regada para acelera el proceso de descomposición del cuerpo, luego sus huesos recibirán un ornamento especial para ser depositados en una laguna. El líder de la aldea Garças falleció a los 80 años, el 19 de junio de 2015.

Adornos del jefe de una danza funeraria.

Un jefe Bororo sin adornos es un hombre desprovisto de los atributos correspondientes a su poder. Lévi-Strauss fotografió un tocado de ceremonia compuesto de plumas de águila y puesto a secar al sol sobre un tocón de palmera antes de su uso.

Fotografía de Lévi-Strauss.

Ceremonia funeraria Bororo.

Los participantes salen de la Casa de los Hombres, uno de ellos lleva un enorme bulto circular realizado con hojas. La ceremonia marca el paso del difunto a la categoría de ancestro, lo que le garantiza la vida eterna. Los bororo piensan que el mundo debe ser reconstruido a la muerte de una persona, de ahí la importancia acordada a los funerales.

<

Bororo con atuendo ceremonial.

Este indígena que mira fija e intensamente la cámara, habría sido un gran colaborador de Lévi-Strauss. Tiene un adorno nasal y un tembetá bajo su labio inferior.

Fotografía de Lévi-Strauss.

Bororo con atuendo ceremonial.

Este Bororo fue fotografiado con su atuendo ceremonial completo. Se destaca un pendiente labial propio de su clan y una gran corona de plumas rojas y amarillas. Parece exhibir sus más ricas prendas para un momento de eternidad.

Fotografía de Lévi-Strauss.

 


Fuente:

http://pib.socioambiental.org/pt