Líneas de Nasca

Sitios Arqueológicos y Arqueoastronómicos. Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusCultura Nasca

plusSitios en la costa sur peruana

Entre el mar y las estribaciones de la cordillera, en una de las regiones más desérticas del planeta, sobre los ardientes suelos de las pampas peruanas -Palpa, Ingenio, Nasca, Socos y Jumana- encontramos miles de geoglifos realizados hace más de 2.000 años.

La superficie de las pampas está cubierta por gravas que contienen óxidos ferrosos, la intemperie les ha dado un color oscuro que contrasta con las capas inferiores cuando son removidas. Así, los trazos -surcos- de los geoglifos han quedado más claros; en otros casos los dibujos se realizaron retirando piedras y arena, otorgando relieve a la representación.

La lluvia es prácticamente desconocida, si bien la zona es ventosa, el movimiento del aire disminuye a pocos centímetros del suelo debido al color oscuro de las piedras de superficie, que cumplen la función de un colchón de aire caliente. La profundidad de las líneas no excede los 30 cm, en algunos casos son simples rasguños de la superficie, pero aún así pueden ser reconocidas cuando el sol está bajo y el relieve se acentúa.

El conjunto cubre un área de unos 600 km2, con más de 300 figuras y miles de líneas rectas, aunque el inventario se agranda continuamente con nuevos hallazgos. Las figuras repiten representaciones utilizadas en la decoración de la cerámica, las líneas que las entrecruzan alcanzan kilómetros de longitud, forman laberintos y hacen difícil conocer el número total.

Vistas aéreas de las líneas y un breve relato de María Reiche.
Video. Duración 01:10.

En las primeras décadas del siglo XX, con el comienzo de la aviación comercial entre Lima y Arequipa, los misteriosos dibujos del desierto alcanzaron enorme difusión dando lugar a todo tipo de interpretaciones: caminos incas, proyectos de irrigación, imágenes que podían apreciarse sólo desde globos de aire caliente, pistas de aterrizaje para naves extraterrestres (Erich von Däniken), mapa celestial (María Reiche), etc.

No parece sostenible la idea más largamente alimentada que las líneas tendrían un significado astronómico, sólo muy pocas de las miles dibujadas en las pampas peruanas pueden vincularse a alguna función astronómica, lo que probablemente sea pura casualidad.

Estudios científicos determinaron que las líneas y trapecios son posteriores a las figuras, los trapecios se trazaban unos sobre otros con el avance del tiempo, sugiriendo que el dibujo en sí mismo no tenía un significado religioso-ritual, sino que era un marco para ceremonias. En algunos había plataformas de piedras donde se encontraron conchas y cerámicas usados como ofrendas al culto del agua y fertilidad.

La tesis que sólo son visibles desde el cielo, no es cierta, se las puede observar desde varios puntos, la arqueóloga Christina Conlee dijo: "Sólo es necesario subirse a una de las montañas que rodean la zona para poder ver las figuras"; fue ella quien en el año 2004, en el sitio La Tiza, descubrió el entierro de un individuo decapitado ritualmente, asociando esas prácticas a las que se realizaban en las líneas: "Una de las líneas de Nazca muestra a una orca sosteniendo una cabeza trofeo, de modo que la práctica de cortar cabezas y las imágenes de las líneas están conectadas como parte de prácticas rituales."

Las líneas eran trazadas a modo de caminos que eran recorridos durante las ceremonias rituales en las que se pedía lluvia, en esa región en la que la principal amenaza era la sequía. "Allí donde están las líneas era donde se celebraban las ceremonias; eran como grandes templos al aire libre, donde se realizaban las ofrendas a los dioses", concluyó Conlee.

Trazados de geoglifos lineales
Construcción de lineas Construcción de lineas
El dibujo se marca con piedras grandes. Se retira la capa superficial de piedras oscuras para definir el contorno.
Construcción de lineas Construcción de lineas
Se quitan del interior las piedras oscuras apilándolas en montículos. Los montículos se colocan en los bordes, las sombras acentúan el diseño.
Trazado de geoglifos en espiral
Geoglifo en espiral Geoglifo en espiral
Se ata una cuerda a un poste y se enrolla en un palo, el artista al desenrollarlo y caminar alrededor, traza una espiral.
Geoglifo en espiral Geoglifo en espiral
Se retiran las piedras de los trazos para dejar al descubierto el suelo más claro. Se traza de la misma manera una segunda espiral dentro de la primera.

Para lograr las figuras más complejas, necesitaron de bocetos, o como afirmaba María Reiche, de "maquetas" que ampliaban. Para la arqueóloga Conlee, un grupo de 20 hombres podía hacer una figura en una jornada de trabajo.
Tomado de: Un laberinto de líneas, trazos y dibujos, Interactivos de National Geographic.

 


María ReicheMaría Reiche Grosse Newmann (Alemania, 1903 -1998)

"La dama del desierto" llegó al Perú en 1932, dedicó el resto de su vida al estudio, conservación y preservación de la líneas: "Tengo definida mi vida hasta el último minuto de mi existencia: Será para Nazca. El tiempo será poco para estudiar la maravilla que encierran las pampas, allí moriré"

Ver biografía

 

Christina ConleeChristina Conlee

Arqueóloga y profesora asociada del Departamento de Antropología de la Universidad estatal de Texas (Estados Unidos).

Trabajó en múltiples proyectos arqueológicos en el norte de México, Alemania y la costa sur de California. Sus trabajos en la región andina de América del Sur se relacionan especialmente con el colapso de las sociedades complejas. Lleva a cabo un trabajo de campo a largo plazo en los sitios La Tiza y Pajonal Alto, ambos en la región de Nasca.