Arte Rupestre Atacameño

Arte Precolombino
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusCultura Atacama

Una de las manifestaciones del arte prehispánico atacameño es el arte rupestre en que se utilizaban el suelo o las piedras, paredes rocosas de cuevas y aleros, e incluso, las laderas de un cerro a manera de paneles donde se expresan interesantes, enigmáticas y hermosas representaciones gráficas que pueden clasificarse, según la perspectiva de las tendencias del arte. como realistas o abstractas.

Las tendencias realistas hacen referencia al mundo concreto y contingente que se asocian, a su vez, a dos manifestaciones: la naturalista, donde es posible identificar y asociar el objeto representado (animales, figuras humanas), y la estilizada, en la que los objetos se transforman en abstracciones, pero que logran ser reconocidos (elementos simbólicos y figuras geométricas).

Nota: Podés ampliar las imágenes haciéndo click sobre ellas.

Alto El Loa

El arte rupestre prehispánico en el Alto el Loa se desarrolló desde el 2.300 a. C. hasta la llegada de los Incas.

loa1

Alero de Taira. Pictografías descubiertas por Stig Ryden en 1938.

loa2

"El señor de los Camélidos". Estilo Isla.

loa3

Figuras de camélidos con cuerpos rígidos. Estilo Quebrada Seca.

En una primera etapa, en el sector de Santa Bárbara, existe una concentración de arte rupestre en cuevas, que muestran esquemáticas figuras de camélidos, de forma lateral, con sus patas, cabeza triangular, orejas verticales y lomo recto, sobre extensos paneles, es el estilo "Calina".

Posteriormente, en el sector se desarrolló el estilo "Taira", donde los motivos antropomorfos pasan a tener cierta notoriedad. Los frisos de Taira se vinculan a pastores atacameños con conocimientos astronómicos. La heterogeneidad de estilos se explica por su amplia expansión de tiempo y espacio geográfico.

A comienzos de la era cristiana en toda la zona de atacama, existía un fuerte movimiento comercial que integraba extensos territorios entre la costa del Pacífico, el altiplano y las selvas orientales. A través de un intenso de llamas, transportaban materias primas y bienes de consumo. Las sociedades son más complejas y surgen las expresiones del estilo "Isla". La figura humana pasa a tener mayor centralidad en los paneles y se complementa con atributos míticos, las figuras de los camélidos se vuelven más periféricos y esquemáticos. Este estilo más autorreferencial se asocia a ciertos personajes antropomorfos de cabeza cuadrada y radiada, con boca de felino, cuerpo rectangular y brazos abiertos que sostienen dos varas. Se trataría de señores de gran status o poder mítico, poseedor y guardián de los camélidos conocido como "El señor de los camélidos".

Con el surgimiento de los pucarás, se desarrolla el estilo "Santa Bárbara", asociado a la cultura Tiwuanaku, representa llamas muy esquematizadas, con orejas verticales, cuerpo angosto y extremidades rectas, precedidas a veces por un personaje antropomorfo que guía una caravana de camélidos.

Entre los años 1.00 y 1450 d. C., la sociedad atacameña se une en señoríos. El tráfico de caravanas no se realiza sobre la base de reciprocidad, sino que existen jefarutas que regulan el tráfico y acumulan riquezas. Algunos paneles ubicados en el Alto el Loa, muestran personajes con atavíos que se asocian a sitios de rituales y de control territorial.

Al aparecer con mayor relevancia la figura humana conduciendo las caravanas de camélidos, estos representados con cuerpos rígidos, se desarrolla un estilo conocido como "Quebrada Seca", el cual podemos observar en el pucará de Turi y cerca de Ayquina.

Peine
Cazador

Cazador rodeando un camélido.

Personajes

Personajes con sus atavíos.

Un alero rocoso ubicado en Peine concentra una de las pictografías más notables del arte rupestre atacameño.

En general, Peine cuenta con varios sitios arqueológicos prehispánico como Peine Viejo que corresponde a una aldea compuesta de estructuras habitacionales, corrales, silos y de culto. No obstante que el actual poblado de Peine separa la antigua aldea de las pictografías éstas se ubican en la llamada “Quebrada de las Pinturas” cuyas características topográficas dan lugar a pensar que allí se realizaron ceremonias y rituales chamanes

Calarcoto
Cazador

Cazador

Balsero

Balsero portando un arpón.

Pastor

Pastor guiando a las llamas.

En el sitio de Calarcoto, se destacan 10 paneles en rocas y peñascos, diseminados en las cercanías del río Loa en Quillagua. Las figuras humanas allí grabadas representan a cazadores portando armas y ataviados con con penachos, pastores que guían llamas, y balseros en actitud de arponear.

Todas las imágenes representa actividades de subsistencia.

Chiu Chiu - Lasana
Lasana

Petroglifos con variedades de figuras de camélidos, geométricos y antropomorfos.

A lo largo del camino entre Chiu Chiu y Lasana se encuentran alrededor de 76 petroglifos, esculpidos en paneles de
piedra liparita. Estos petroglifos muestran escenas de rebaños de camélidos y pastores que los guían. También hay representaciones geométricas con forma de sol, de animales como avestruces,lagartijas, sapos, serpientes y, de figuras humanas vestidas con ajuares rituales y/o de representación social.

Es probable que la mayor parte de los petroglifos hayan sido realizados durante la época de los desarrollos regionales a partir del primer milenio de la era cristiana, donde la sociedad atacameña se une politicamente y se agrupa en señoríos. Las fortalezas defensivas o pucaras adquieren gran importancia y en el de Lasana se encuentran petroglifos y pictografías con diseños antropomorfos relacionados a la práctica de rituales. Los primeros petroglifos pudieron haber sido grabados alrededor del año 400 d. C., cuando se inició la construcción del pucará, mientras que los últimos se hicieron en la época hispánica por el hecho que muestran hombres montados a caballo.

Laguna Blanca

Arte Rupestre en cuevas y paredones, a 3500 m.s.n.m., en la porción más meridional de la Puna argentina, sobre la Cordillera de los Andes. Galería de Imágenes:

 


Fuentes:

Arte rupestre atacameño. Alejandro Bustos Cortes, Roberto Lehnert Santander. Universidad de Antofagasta, Chile 2000.

http://www.unca.edu.ar/LB/Index-LagunaBlanca.htm