Shipibo - Konibo

Culturas Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios
El pueblo tiene su origen en una serie de fusiones culturales de tres grupos:
  • Shipibo: shipi=mono
  • Konibo (Conibo): kon=pez
  • Shetebo: shete=gallinazo

bo: indica el plural.

Los shipibo recibieron el nombre por la costumbre que tenían de pintar el mentón y la boca de color negro lo que los hacía parecerse al mono shipi.

Debido a la pérdida de influencia de los shetebo, para las instituciones indígenas y el Estado ahora son llamados Shipibo - Konibo.

Ellos se autodenominan Jónibo (Joniko), “los hombres”, o Jónicobo, “los verdaderos hombres”. El término Náhuabo designa a “los foráneos”, “los otros pueblos” refiriendo a los otros indígenas de la selva, los Incas y los blancos.

Vínculos:  
 
Hábitat: En la cuenca del río Ucayali ("Río de los mosquitos"), selva amazónica de Perú. Los konibo se ubicaban en la zona superior del río y los shipibo y shetebo en la zona baja.

Viven en pequeños grupos esparcidos a largo de los ríos, lo que les permite una explotación agrícola racional. Su medioambiente suele sufrir inundaciones y a veces es arrasado por las crecidas, lo que los obliga a mudarse y construir nuevos asentamientos.

En la actualidad se estiman unos 30.000 habitantes distribuidos en unas 200 comunidades en los departamentos de Ucayali, Loreto, Huànuco y Madre de Dios; algunos se encuentran en zonas urbanas de las principales ciudades de la región.

Clasifican su medioambiente en cuatro categorías:

  • níi: la selva o mundo salvaje que rodea la aldea. Incluye no sólo a las plantas y animales salvajes, sino también a las criaturas míticas, los monstruos y los malos espíritus (jacóma yoshínbo). Es un espacio lleno de peligros, sobre el cual los seres humanos tienen muy poco control.
  • huái: la chacra cultivada, lugar domesticado donde el hombre y la mujer pasan gran parte del tiempo trabajando.
  • huená náhue: la chacra que se ha dejado de cultivar por uno a cinco años, pero que continúa siendo productiva.
  • ramáima náhue: la chacra abandonada después de cinco a veinte años y que ya no es productiva.
linkDiccionario
Shipibo - Español

Lengua: Shipibo-Konibo de la familia Pano.

Área Cultural: Amazonia Occidental

Vivienda

Los Shipibo-Conibo vivían en grandes malocas, dispersas a lo largo de los ríos. Estas agrupaban de tres a cinco familias emparentadas entre sí, lo cual representa un promedio de veinte a treinta personas.

El techo, de hojas de palmera entrelazadas, reposaba sobre pilares de palmera de chonta a menudo esculpidos con figuras antropomorfas o pintados con motivos geométricos rojos y blancos. La duración de los techos determinaba el tiempo de establecimiento de la gente en un mismo lugar. Cuando el techo se deterioraba, se buscaba otro lugar para desbrozar y edificar colectivamente una nueva vivienda, lo cual implicaba un trabajo de veinte a treinta días. Al costado de la gran maloca se encontraba una construcción más pequeña que servía de cocina.

Las viviendas a menudo se ubicaban a cientos de metros del río para evitar los ataques o el pillaje por parte de enemigos. Los hombres edificaban verdaderas fortalezas alrededor de sus viviendas y las aprovisionaban de arcos, flechas y mazos. Los más fuertes vigilaban noche y día. En el caso de que fuerzas enemigas superiores los obligaran a abandonar la maloca, en un lugar alejado en la selva tenían preparadas cabañas abastecidas de provisiones que servían de refugio.

Con cañas y hojas de palmera construían viviendas temporales sobre las playas del río Ucayali cuando su caudal descendía y les permitía cazar tortugas durante varios días.

Actualmente, las malocas han desaparecido. Las casas son pequeñas (shóbó), tienden a ser unifamiliares y se agrupan en aldeas; en algunas casas un poco más grandes residen familias matrilocales extensas.

Actividades

Las crecientes e inundaciones determinan los ciclos de actividades.

Agricultura: De roza y quema, abriendo claros en la vegetación y quemando los árboles, para que las cenizas aporten fertilidad al suelo. Entre sus principales productos cultivados están la yuca, el plátano, el maíz y el maní; el arroz y el frijol son cultivados durante el período en que el río disminuye su caudal.

Pesca: Es una actividad cotidiana, esencialmente masculina, y constituye la principal fuente de proteínas. Tan ágiles en el agua como en la tierra, los pescadores se han ganado la admiración de muchos observadores al punto de haber sido descritos como verdaderos “hombres acuáticos”.

Caza: Es una fuente secundaria de proteínas. El desarrollo de la economía extractiva estimuló la llegada de cazadores profesionales dedicados al comercio de pieles, así como la presencia de campamentos madereros y petroleros. Esto ha provocado la desaparición de algunos animales de caza y el alejamiento de otros.

Recolección: Diversas especies de palma ocupan un lugar importante entre los recursos forestales que se recolectan. Los hombres recolectan hojas de palma para techar sus viviendas, siendo las más valoradas las de yarina (jépe), shebón, y shapaja (cantsín). Las hojas de la palmera de aguaje (binóntasho) se emplean en la confección de esteras; la dura madera de la chonta (huanín) es muy apreciada como material para la construcción de las casas y para la fabricación de arcos, astas y puntas de flecha, arpones y otros instrumentos. Los frutos de algunas palmeras, en particular los del aguaje (binón), son recolectados por las mujeres y los niños. Estas diversas palmeras constituyen un preciado recurso para la vida diaria de los Shipibo-Konibo. Su presencia es, por consiguiente, un criterio importante para la elección de un nuevo asentamiento.

Ganadería : Debido a la escasez de tierras de altura y a la competencia de los mestizos por ese tipo de terrenos, pocas comunidades shipibo-konibo tienen condiciones idóneas para la crianza de ganado.

Fuente: Los Shipibo-Conibo. Françoise Morin.