Laguinho

Sitios Arqueológicos y Arqueoastronómicos. Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusÁrea Cultural Amazonia

El sitio de Laguinho fue habitado entre los años 400 y 1300 d. C. Las sociedades amazónicas no poseían la organización política de un Estado, pero había grados de jefatura y organizaciones, en general más igualitarias que los actuales modelos occidentales. Los pueblos vivían situaciones sociales antagónicas, con guerras entre grupos nómades y sedentarios.
Recreación del sitio de Laguinho. Amazonas
Río Solimões

Desde el alto del sito se observan las tierra bajas del Solimões (nombre que recibe el Amazonas desde que entra en Brasil hasta la ciudad de Manaos). La variada fauna acuática y las inundaciones que fertilizaban el suelo para la agricultura, atraían a los pueblos antiguos a asentarse en sus cercanías.

En el municipio de Iranduba, estado brasilero de Amazonas y cercano a la actual Santarém, se encuentra el sitio de Laguinho. Ocupa una superficie de 25 hectáreas en una barranca de 30 metros de altura sobre dos lagos en la margen izquierda del río Solimões. En la actualidad, en su perímetro hay huertos y plantaciones de Papaya.

Se han identificado tres ocupaciones en intervalos distintos relacionadas con las fases cerámicas Açutuba, Paredão y Guarita.

La parte que estuvo más densamente poblada fue la extremidad sur, donde hay una península, allí se encuentran muchos fragmentos de cerámica, visibles en la superficie. Hay varios montículos artificiales que llegan a los 3 metros de altura y servían de base a las malocas donde vivían las familias.

Con el descubrimiento de alineamientos donde hubo postes para una valla defensiva, se identificaron luego vestigios de casas ocupadas en la periferia, que demostrarían cierta estratificación social entre los ocupantes del sitio.


National Geographic. Mayo 2010Fuentes:

Extraído del Artículo: Amazônia ano 1000 de Eduardo Neves,

publicado en la edición portuguesa de National Geographic, mayo 2010.