Historia Chachapoya

Culturas Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusCultura Chachapoya

Cueva Manachaqui

Los primeros grupos pre-agrícolas que tuvieron presencia en el territorio, de los cuales se se encontraron evidencias arqueológicas que se remontan al 8.000 a. C., en la cueva Manachaqui y otros abrigos rocosos cercanos, no fueron los ancestros de los Chachapoyas. Quienes forjaron su cultura fueron inmigrantes probablemente procedentes de los Andes Cordilleranos, portadores de técnicas agrícolas avanzadas, que se aventuraron a la selva en el siglo IX d. C.

Cruzado el caudaloso Marañón, este constituyó una valla que limitó el contacto con los grupos culturalmente emparentados dejados atrás. La adaptación al nuevo medio ambiente supone que debió ser organizado por un sólida clase dirigente. Un ejemplo de la pérdida de contacto con el mundo andino lo constituye su funeraria que no se repite en el área Inca, pero sus sarcófagos recuerdan las formas de las máscaras Huari que colocaban encima del bulto funerario hacia el siglo IX.

A pesar de mantener relaciones -no siempre cordiales- con los pueblos amazónicos, las características culturales propias de los Chachapoyas no acusan fuertes influencias: a diferencia de ellos se establecieron entre los 2 y 3 mil metros de altura y no hay vestigios en su arte.

Con un desarrollo relativamente aislado, su fase de florecimiento -especialmente en agricultura, arquitectura y textiles- comenzó a partir del siglo XI y se prolongó hasta las invasiones incas del siglo XV. Se organizaron en señoríos independientes gobernados por una clase sacerdotal, que dirigía un curaca, contaban con la misma lengua y costumbres, así como también las mismas técnicas agrícolas; se integraban por motivos religiosos o militares.

Challco Chima, principal capitán del inca Túpac Yupanqui en la conquista de los Chachapoyas.
Guaman Poma de Ayala en "Nueva crónica y buen gobierno" (1615)

Hacia 1470 se inicia la conquista Inca del territorio de los Chichapoyas, con logros parciales debido a la resistencia que opusieron los lugareños a las tropas de Túpac Yupanqui. La anexión definitiva al Incario se logró 50 años después cuando gobernaba Huayna Cápac.

Ruinas incas en Cochabamba.

Los incas no solían ocupar las estructuras de uso público de las etnias que incorporaban, construían las propias. En territorio de los Chachapoyas levantaron en Cochabamba lo que debió ser su sede administrativa y de culto de acuerdo a sus modelos arquitectónicos.

Para lograr la pacificación de los grupos étnicos que sucesivamente iban incorporando su Imperio, los incas establecieron los mitimaes, por el cual individuos, familias y aún comunidades eran trasladadas a tierras lejanas, en su lugar establecían gente fiel al incario. Contingentes de mitimaes Chachapoyas pasaron a residir en el Cusco, donde se les asignó el barrio Qarmenca.

Los españoles penetraron en territorio de los Chachapoyas tempranamente, en los días en que tuvieron cautivo al sapa inca Atahualpa en Cajamarca. Pero sólo después de dos intentos de conquista lograron imponer su poder cuando por orden de Francisco Pizarro, Alonso de Alvarado en 1538 fundó la ciudad de San Juan de la Frontera de los Chachapoyas.

Las sucesivas conquistas (inca-español) destruyeron su cultura, se estima que para el siglo XVII el 90% de su población había desaparecido.


Fuente:

Los Chachapoyas.
Edición auspiciada por el Banco de Crédito del Perú. 2013. Link