Geoglifos de Acre

Sitios Arqueológicos y Arqueoastronómicos. Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusÁrea Cultural Amazonia

En el suroeste de la Amazonia -especialmente en la zona de Río Branco, estado de Acre, Brasil y del río Beni, Bolivia- la tala masiva de árboles hizo visibles en las últimas décadas del siglo XX, geoglifos de formas geométricas.
"Vaso-Careta"

Asociados a los geoglifos se han hallado "vasos-careta", representaciones humanas en cerámica, tal vez realizadas para honrar a sus líderes y antepasados.

En 1977 el profesor Ondemar Dias, del Instituto Brasileño de Arqueología de Río de Janeiro, los incluyó en el inventario nacional arqueológico; desde entonces ya se han detectado más de 250 geoglifos. Se trata de prolijas zanjas o fosos de 1 a 4 metros de profundidad y unos 12 metros de ancho -reforzadas en sus lados por la propia tierra de la excavación- que forman diferentes diseños, algunos de 300 m2 de superficie: círculos, cuadrados, rectángulos, rectas, paralelas o en forma de "U".

Las figuras, cuya perfecta geometría habla de un significado simbólico, están conectadas entre sí por una especie de camino formado por dos líneas paralelas más elevadas; al parecer no eran lugares de habitación, especulándose podrían ser centros ceremoniales de peregrinación.

Hay dataciones de movimientos que se remontan al 1.200 a. C., pero la mayoría de los geoglifos fueron realizados alrededor del año 1250 d. C.

Los geoglifos datados entre los años 100 a. C. y 400 d. C., pueden estar relacionados con la expansión general de montículos y cerámica barrancoide en el área sur del Amazonas, producto de la expansión de grupos arawak; mientras que los construidos hacia el año 1.200 d. C. estarían asociados a las migraciones Tupi-Guaraní.

Las sociedades del sito -al parecer, densamente poblado- debieron ser sedentarias y organizadas, haciendo trabajos en cooperación.