Funeraria St'at'imc (Lillooet)

Cosmogonía de los Pueblos Originarios
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusCultura St'at'imc (Lillooet)

Los muertos solían ser enterrados en una postura sentada con el mejor vestido, armas y objetos personales más pequeños, en tumbas alineadas con hierba y marcadas por círculos de piedras.

En algunos casos se invirtió una canoa sobre la tumba. Entre el Lillooet Inferior, el cuerpo a veces se colocaba sentado en el suelo cubierto con un montón de piedras, o depositado en un ataúd tallado en cedro rojo, frente al cual se colocaban figuras de madera que representaban al difunto vestidos con sus ropas. Se entonaban canciones funerarias frente a la tumba. Su almohada, junto con algo de comida, se quemaba cerca. Sus perros eran asesinados y sus cuerpos colgados cerca de la tumba. Si era dueño de esclavos, uno o más eran enterrados -asesinados o vivos- con él. Los niños debían saltar cuatro veces sobre el cadáver del padre muerto para que pudieran olvidar cuanto antes su pérdida.

No muchos de los ataúdes St'át'imc tallados en cedro rojo sobrevivieron al saqueo de los cementerios indios llevados a cabo por mineros y colonos, unos pocos se pueden ver hoy en museos. La foto de 1870 (Archivos Canadá, F. Dally) fue descrita por los misioneros jesuitas: "Entre los Lillooet inferiores, el cuerpo a veces se colocaba sentado en el suelo cubierto con un montón de piedras, o depositado en un ataúd, frente a la cual se colocaron figuras de madera que representan al difunto vestido con su ropa".