Tula. La legendaria Tollan.

Sitios Arqueológicos y Arqueoastronómicos. Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

En Tula, "Lugar de tules o juncos", se asentó entre los siglos X y XII el mayor poder político de Mesoamérica, en un valle de clima poco húmedo regado por el serpenteante río Tula. El sitio estaba consagrado al dios Quetzalcoatl.

Tras la caída de Teotihuacán, y después del apogeo de Xochicalco y Cacaxtla hacia el año 900 d. C., los toltecas convirtieron a Tula en el centro de mayor influencia del Altiplano Central mesoamericano. Con 16 km2 de extensión y uno 60.000 habitantes, fue un foco comercial y cultural que ejerció influencia sobre culturas que se ubicaban desde los desiertos de Utah hasta las selvas de Costa Rica, haciéndolas herederas de la tradición tolteca y de su dios Quetzalcoatl.

Según la leyenda, Quetzalcoatl fundó la ciudad llamada Tollan. Era un reino de paz y prosperidad, donde el maíz era excelente, se cultivaba algodón de colores y sólo se sacrificaban serpientes, pájaros y mariposas. Sin embargo, Tezcatlicopa, rival de Quetzalcoatl, invadió la ciudad y lo desterró del reino. Quetzalcoatl fue a la orilla del mar y se inmoló en una pira convirtiéndose en Venus. Otra versión cuenta que subió a bordo de una balsa de serpientes y desapareció en el horizonte con la promesa de regresar.

El auge del militarismo de otros pueblos propicio su ruina, a mediados del siglo XII, los mexicas saquearon e incendiaron la ciudad, dando inicio a una agonía que se prolongó varias décadas. A la llegada de los españoles solo quedaban ruinas de lo que fuera una magnífica ciudad con plazas, pirámides, palacios y vastos conjuntos de terrazas artificiales, sistemas de canales, drenajes, calles calzadas y puentes sobre el río Tula que permitían transitar entre los barrios de ambas partes de la ciudad.

Siguiente

Desde el mapa y las referencias de la izquierda, podrás conocer los detalles de la ciudad que los arqueólogos llaman Tollán-Xicocotitlan para diferenciarla de la Tollan mitológica.

plusCutura Tolteca

 

       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
Juego de Pelota 1
Detalle Jugador de Pelota
Anterior
Siguiente

Sus muros debieron estar decorados con frisos y tableros esculpidos, durante la época azteca fueron saqueados. La foto de la izquierda, muestra lo que queda de la representación de un jugador de pelota.

Juego de Pelota 1

Juego de Pelota 1. CarteleríaCartelería del sitio:

Aquí se encontró la figura de un guerrero con la vestimenta de Tlaloc, dios de la lluvia, relacionado con las dinastías reales.

En las cabeceras de la cancha hay nichos donde posiblemente estaban las esculturas de los dioses patronos del juego. El Juego en su interior debió estar decorado con piedras cortadas y labradas, pero durante la época azteca fue saqueado. En la esquina suroeste todavía se puede observar parte de una lapida grabada con un jugador en la que ahora solo se reconocen los pies.

Es el más pequeño de los juegos excavados.

Pirámide B. (Templo de Tlahuizcalpantecuhtli)
Anterior
Siguiente

La estructura, de unos 10 metros, estaba recubierta de lápidas con grabados de jaguares, coyotes y águilas devorando corazones humanos que alternaban con representaciones de Quetzalcoatl en su manifestación de Tlahuizcalpantecuhtli (Señor Lucero del Alba, Venus). En su cima había un templo majestuoso: El Templo de los Atlantes.

Templo B

Templo B. Cartelería del sitio.Cartelería del sitio:

Era uno de los edificios sacros más importantes de la ciudad, probablemente fue un santuario real al que sólo tendrían acceso el rey y sus principales sacerdotes. Esta pirámide pudo estar dedicada al culto de la realeza y a las dinastías gobernantes de Tula, cuyos retratos están en los relieves de las pilastras en su cima, así como a la guerra que era una institución importante del estado tolteca.

El diseño arquitectónico de esta pirámide, cuya fachada principal estaba parcialmente cubierta por un gran vestíbulo con múltiples columnas, es distinto al de la Pirámide C y característico de la arquitectura tolteca.

Templo Pirámide B (Edificio de los Atlantes)
Anterior
Siguiente
En la cima de la Pirámide B, había un templo majestuoso sostenido por columnas de casi cinco metros de altura: las Columnas Serpentinas, decoradas con representaciones de Quetzalcoatl y los Atlantes, cuatro guerreros toltecas. En Chichen Itzá los pilares del Templo de los Guerreros están decorados con bajorrelieves en los que se reconocen los mismos personajes. Estas esculturas fueron halladas en los años de 1941 y 1942; en 1960 fueron colocadas en su sitio original.

Atlantes en la Pirámide B

Templo B. Cartelería del sitio.Cartelería del sitio:

Los enormes atlantes y las pilastras con relieves que hoy coronan la pirámide, no se encontraban a la vista del pueblo en época prehispánica, servían de apoyo al techo del templo que había en la parte superior. Las columnas en forma de serpientes se encontraban a la entrada del templo.

Los llamados atlantes representan guerreros toltecas, cuyo atavío que incluye pectorales en forma de mariposa, casco de plumas fines, espejos de mosaicos de turquesa, cuchillo y otras armas, los distingue como militares de alto rango.

En los relieves de las pilastras están representados algunos reyes o gobernantes de Tula con el glifo de su nombre sobre la cabeza. El que tiene el glifo en forma de una serpiente emplumada se cree que representa al famoso rey sacerdote Topiltzin Quetzalcoatl.

Juego de Pelota 2
Anterior
Siguiente

Juego de Pelota 2

Juego de Pelota 2. CarteleríaCartelería del sitio:

En estas edificaciones se efectuaban encuentros rituales asociados al movimiento de los astros y a la guerra. Seguramente sus muros estaban recubiertos con lápidas esculpidas y había anillos de piedra en cada lado. Es notable la semejanza entre este juego de pelota y el gran juego de Chichén Itzá en Yucatán.

La plataforma larga y baja que se encuentra al frente era un Tzompantli, donde se colocaban los cráneos de los individuos decapitados.

Coatepantli (Muro de Serpientes)
Anterior
Siguiente
Este muro de serpientes fue el prototipo de los que se construirían después, alrededor de las plazas en las ciudades aztecas. Se sabe que en la cosmogonía Mexica, los muros marcaban los limites del espacio sagrado de los recintos ceremoniales; probablemente entonces tuvieron el mismo significado ritual para los toltecas. Las figuras esculpidas en las lápidas centrales del Coatepantli corresponden a esqueletos humanos devorados por enormes serpientes de cascabel; estos relieves están relacionados con el sacrificio humano. Las almenas en forma de caracol cortado, simbolizan a Quetzalcoatl en su manifestación del planeta Venus.

Coatepantli

Coatepantli. CarteleríaCartelería del sitio:

Este muro fue el prototipo de los que se construirían después alrededor de las plazas en las ciudades aztecas. Se sabe que el la cosmología mexica los muros marcaban los límites del espacio sagrado de los recintos ceremoniales; probablemente entonces, tuvieron el mismo significado ritual para los toltecas.

Las figuras esculpidas en las lápidas centrales del Coatepantli corresponden a esqueletos humanos devorados por enormes serpientes de cascabel y se relaciona con el sacrificio humano.

Las grecas escalonadas esculpidas a los lados de las serpientes y esqueletos, tienen cierta influencia mixteca y recuerdan los mosaicos de Mitla, en el Valle de Oaxaca.

Las almenas, en forma de caracol cortado, simbolizan a Quetzalcoatl en su manifestación del planeta Venus.

Palacio Quemado
Anterior
Siguiente
Era un complejo de tres salas. En los lados sur y norte de la sala central -donde se encontró la escultura de Chac Mool- hay restos de banquetas decoradas con procesiones de personajes importantes, lo que sugiere fue utilizada para reuniones de notables de la ciudad.

Palacio Quemado

Palacio Quemado. Cartel 1Cartelería del sitio:

Esta estructura fue destruida por un incendio, tal vez hacia el fin de la ciudad; por ello se le llamó el Palacio Quemado.

A pesar de su nombre, es probable que esta construcción no haya sido residencial. Su función principal fue, quizá, la de sala de consejo y lugar de reunión de los asesores del gobernante, como podrían ser jueces, el Consejo de Ancianos u otros funcionarios.

En los lados sur y norte de la sala central, hay restos de banquetas decoradas con procesiones de personajes importantes, similares a las figuras representadas en el Friso de los Caciques, ubicado al suroeste de la Pirámide B. En esta sala fue encontrado, en perfecto estado, el Chac Mool que actualmente se exhibe en el museo de la zona arqueológica. En algunas otras áreas del Palacio Quemado se encontraron ofrendas de conchas marinas y turquesa y lo que parece ser una bodega de cerámica y de otros materiales.

Palacio Quemado. Cartel 2 Este impresionante complejo arquitectónico está conformado por tres grandes salas con numerosas columnas y banquetas adosadas a los muros. Muy probablemente aquí se celebraban ceremonias en las que participaban el rey y la alta élite gobernante.

Los relieves de la banqueta de lado este que aún se conserva a la entrada de la sala central representan una procesión de guerreros y nobles encabezados por un individuo que muy probablemente era el rey ataviado como Tlaloc, el dios de la lluvia.

Como puede verse en la Sala Introductoria, en la parte superior del patio central que daba luz a las salas, había frisos con bajorrelieves de personajes recostados que representan al parecer guerreros o reyes muertos.

Importantes ofrendas fueron encontradas en la sala central asociadas a los altares y al patio.

Tzompanti (Altar de Cráneos)
Anterior
Siguiente

Es una plataforma en la cual se ha encontrado una gran cantidad de dientes y partes de cráneos. Se usaba como altar en el cual colocaban los cráneos de prisioneros de guerra ofrecidos en sacrificio para honrar a los dioses.

Tzompantli

Tzompantli. CarteleríaCartelería del sitio:

Estructura arquitectónica construida durante el asentamiento mexica en Tula y cuya función era colocar y exhibir cráneos de humanos sacrificados, generalmente prisioneros de guerra.

Es probable que la exhibición de los cráneos tuviera la intención de ejercer una especie de coerción de tipo social.

En similitud con el de Chichén Itzá, el Tzompantli de Tula se localiza en el lado este de un juego de pelota, lo que sugiere la existencia de una relación funcional entre ambos recintos.

Las dimensiones principales de esta estructura explorada en 1970, son de 59,80 metros de largo (norte-sur) por 11,48 metros de ancho (este-oeste).

Adoratorio
Anterior
Siguiente

El Adoratorio al centro de la plaza está alineado con la escalinata de la Pirámide C y seguramente tenía una función importante en las ceremonias y rituales de la gran pirámide. Originalmente estaba recubierto con bajorrelieves y había un Chac Mool en la parte superior.

Adoratorio

Chac Mool
Anterior
Siguiente

Hallado en la sala central del Palacio Quemado. Hoy se exhibe en el Museo Arqueológico de Tula “Jorge R. Acosta”.

Chac Mool

Edificio K
Anterior
Siguiente
Montículo que el arqueólogo Jorge R. Acosta nombró Edificio K. Probablemente fue utilizado por la élite Tolteca para reuniones y ceremonias. La plataforma tiene más de 100 metros de largo y 70 de ancho, su escalera mide más de 15 metros de altura, las salas del edificio están formadas por columnas. La fachada es el límite de la entrada principal al recinto ceremonial.

Edificio K

Edificio K. CarteleríaCartelería del sitio:

Este edificio cuyo acceso se encontraba hacia el lado sur, tiene una secuencia de ocupación de 1.000 años.

Después del apogeo de la antigua ciudad de Tula fue reocupada en tiempos mixtecas y en la época colonial.

Pirámide C
Anterior
Siguiente

Es la estructura más grande de la ciudad de Tula. Se trata al parecer del principal edificio religioso. Consta de una serie de cuerpos escalonados, semejantes a los de la Pirámide B ; se cree que estuvo igualmente recubierta con tableros esculpidos y que tuvo también atlantes en la parte superior. Algunos fragmentos de atlantes, que no pertenecen a las esculturas de la Pirámide B, han sido encontrados en la plaza.

Pirámide C

Pirámide C. CarteleríaCartelería del sitio:

Esta Pirámide era el edificio religioso más importante de Tula. Su diseño arquitectónico es semejante al de las Pirámides del Sol y de la Luna en Teotihuacán e indica una continuidad cultural importante entre los toltecas y esa antigua metrópoli.

Se trata de uno de los edificios más destruidos de la gran plaza que sin duda tenía en la cima un templo quizá semejante al de la Pirámide B. Se desconoce a que deidad estaba dedicado este monumento.

Edificio J
Panel de relieve en el Edificio J, representa a Tláloc con una nariz larga, ganchuda.

Edificio J

Anterior
Siguiente

Separado por un pasillo de varios metros de ancho y al sur de la Pirámide C, se encuentr el Edificio J. Sobre una plataforma rectangular se trató de un edificio tipo "Palacio". Tenía una estrecha escalera en su lado suroeste, al parecer era su entrada principal que no daba a la plaza. Se recuperaron varos paneles grabados.

Palacio de Quetzalcoatl
Anterior
Siguiente

La pirámide de Quetzalcoatl a pesar de tener en su lado norte un hermoso “coatepantli” (muro con serpientes), su fachada principal se ubica hacia el sur, viendo hacia la plaza principal de la ciudad. Esta adosado a la Pirámide B por el lado este.

Palacio de Quetzalcoatl

Arriba: El Palacio de Quetzalcoatl, atrás la Pirámide B. Abajo: Detalle de los grabados.

Grabados en el Palacio de Quetzacoatl
Edificio 4
Anterior
Siguiente

Ubicado entre las dos construcciones piramidales más grandes e importantes de Tula: la Pirámide B y la Pirámide C, probablemente su función fuera la de ser nexo entre ellas.

Edificio 4

Gran Vestíbulo
Anterior
Siguiente

En el lado sur de la Pirámide B, se extiende un majestuoso vestíbulo o columnata que corre de poniente a oriente dividido en dos secciones por un muro transversal. Tiene aproximadamente 160 metros de largo, por 15 de ancho. Hoy contiene 98 pilares reconstruidos, ya que los originales habían sido desmantelados en época prehispánica.

Gran Vestíbulo