Anales de Cuauhtinchan

Escritura y Simbología de los Pueblos Originarios
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusCutura Tolteca

Historia Tolteca Chichimeca.

La Historia Tolteca Chichimeca -también llamada Anales de Cuauhtinchan o Libro de Conquista- es un códice colonial elaborado en papel europeo entre 1550 y 1560, probablemente a pedido de una familia de nobles indígenas del antiguo señorío de Cuauhtinchan, para reclamar sus derechos a la Corona.

Consta de 52 folios de aproximadamente 20 x 29 cm, encuadernado a la manera europea, con material pictográfico y textos en náhuatl y español. El manuscrito se conservó en Cuauhtinchan hasta mediados del siglo XVIII cuando pasó a manos de Lorenzo Boturini Bernarducci. Hacia 1742 le fue confiscada su colección, permaneciendo en la Secretaría del Virreinato. Joseph Marius Alexis Aubin, llevó el material clandestinamente a Francia, a través de la aduana de Veracruz; en 1889 vendió su colección a Eugéne Goupil, quien decide donarla a la Biblioteca Nacional de Francia, donde se encuentra actualmente formando parte del Fondo de Manuscritos Mexicanos.

Folio 2r Folio 2r

Llegada a Tula de los emigrantes de Chicomoztoc. De pie se representan dos sacerdotes toltecas vestidos a la usanza chichimeca: Icxicoúatl y Quetzalteuéyac; a los nonoualcas chichimecas Xeluan y Uueuetzin se les dibujó una pequeña cara, indicando su menor rango.

Este arribo a Tula ocurrió en el año 1-Técpatl (1.116 d. C.).

Folio 5rFolio 5r

Dos macro-grupos, los tolteca chichimeca y los nonoalca-chichimeca, salen de Chicomoztoc ("Siete Cuevas"), lugar donde se reunían grupos mesoamericanos para establecer convenios y alianzas, para regresar a la "Gran Tollan" (Tula, Xicocotitlan), capital de su imperio. En la imagen se representan a los tolteca-chichimeca Icxicoúatl y Quetzalteuéyac acompañados de Tezcauitzil y Tololouitzin.

Folio 7vFolio 7v

Representación de Cholula:

Cholula y los diversos nombres que recibía este gran santuario mesoamericano. Estos que llegaron son los calmecactlaca conquistadores. Los tolteca estaban divididos en dos
parcialidades: la gente del palacio, o calmecactlaca, y los calpolleque, gente del barrio, servidores. En la casita dibujada en la parte alta del cerro se pintó a uno de los jefes sacerdotes de los olmeca-Xicalanca, el Aquiyach Amapane. El sacerdote que regla en lo bajo se llamaba Tlalchiyach Tizacozque.

Folios 9r y 10vFolios 9r y 10v

El reino de los olmeca-xicallanca (650-1050 d. C.), desde entonces identificado con los emblemas señoriales del tule blanco, el sauce blanco y la montaña hecha a mano, se extendía alrededor del Tlachiualtépetl hacia los cuatro puntos cardinales, organizado en diez señoríos con sus respectivos linajes gobernantes cada uno.

Folio 14rFolio 14r

El azul verdoso del Tlachiualtépetl le confiere un carácter divino, en cuya cima hay un sapo relacionado con un culto acuático. Ya habiendo perdido su recubrimiento de piedra bajo el esplendor de Tollan Cholollan, el edificio presenta la apariencia natural de un cerro erosionado. Durante el auge tolteca-chololteca, el inmenso basamento piramidal conservó su esencia sagrada, siendo referente obligado de la ciudad. Los nuevos señores de la tierra la concibieron como una montaña de jade o Chalchiuhtepec dedicada a Chiconauquiáuitl, el dios “Nueve Lluvia”.

Folio 16rFolio 16r

Al lado derecho de la entrada aparecen los sacerdotes toleteca-chichimeca Icxicoúatl y Quetzalteuéyac; frente a ellos: Moquiuix, personaje importante de los chichimecas, y Couatzin, el intérprete del náhuatl.

Los grupos que salen son los siguientes: totomiuaque, cuauhtinchantlacas, texcaltecas, malpantlacas, acolchichimecas, tzahuctecas y zacatecas.

Folio 16vFolio 16v

Chicomoztoc, es el lugar donde:

  • florece el tule blanco.
  • se da la caña blanca.
  • están los sauces blancos.
  • está la fibra roja (algodón).
  • mana el agua (en este caso agua caliente = guerra).
  • está el juego de pelota (aparecen jugando los guerreros Cuauhtliztac y Apanécatl).
Folio 20rFolio 20r

Los folios 20r y 21r muestran cuando los chichimecas otomíes ayudan a los toltecas en la conquista de Cholula; por medio de rituales y de ayuno, convierten a los jefes de las huestes chichimecas en tlatoques (señores).

He aquí que cuando salieron de Chicomoztoc, de dentro del Colhuacatépetl, hicieron el ayuno de los tlatoque Cuatro días ayunaron, para ello nuestro padre, nuestro conquistador se acostó en las ramas del mezquite blanco. Los tepilhuan chichimeca hicieron ayuno, pasaron aflicción durante cuatro noches y cuatro días. Al ayunar y padecer, el águila y el jaguar les dieron de comer.

Folio 21rFolio 21r

"He aquí los días en que hicieron el ayuno de los tlatoque: día 3 calli, día 4 quetzpalli, día couatl, día 6 miquiztli.... luego Icxicoúatl y Quetzalteuéyac les perforaron el septum a los tepilhuan chichimeca con el hueso del águila y el hueso del jaguar."

La consagración de los jefes guerreros por sus triunfos militares está delimitada en esta escena por un marco rectangular con diseños de petates de tule y tejidos de varas en alusión a las materias primas de sus tronos reales. Las cuatro aperturas cardinales simbolizan los rumbos de la tierra.

Folio 23rFolio 23r

En su consagración como tlatoque o nuevos dirigentes dinásticos, los tepilhuan chichimeca
recibieron la protección del dios supremo, el Tloque Nauaque, otra advocación de Ometeotl con
su invisible presencia en lo cerca, lo junto y en todos lados al mismo tiempo. El ritual consistió en lechar la hierba torcida (malinalli) y el nopal (nochtli). Dos dirigentes chichimeca, de los siete que salieron del Chicomoztoc para combatir el levantamiento olmeca-xicallanca, realizan el flechamiento de las plantas sagradas de donde brota su savia que simula la sangre sacrificial. Arriba, los otros cinco son purificados por el derrame del líquido divino.

Folios 26v-27rFolios 26v y 27r

La ciudad de Cholula y sus barrios. La ciudad se encuentra al centro de la lámina, la representan su gran teocalli (o Tlachiuaaltepetl), otro edificio de carácter
religioso (denominado xiuhcalli), dos casas de nobles y sus glifos toponímicos. Además, como referencias geográficas, se encuentran dibujados el río Quetzalac (simbolizado con un ojo de agua y una sección de su caudal) y varios caminos (formados por huellas de pie), los cuales unen el teocalli con otros barrios y con un conjunto de personajes. En su borde se dibujaron ocho cuadrantes con glifos y personajes asociados a los ocho calpulli o barrios con que cuenta Cholula. También hay otro ocho cuadrantes que representan a personajes, caciques, y un cuadrante mayor con un grupo de seis personajes que posiblemente represente una junta de notables (un grupo de teochichimecas).

Folio 28rFolio 28r

Los chichimecas se adueñan de Tollan Cholollan, para posteriormente repartir las tierras entre sus jefes.

" Y en Chollolan, al llegar con sus prisioneros, luego colocaron su cuauhtzatzaztli... allí sacrificaron por flechamiento... los tlaloque sacrificadores fueron Moquiuix y Tecpatzin... Y allí también luego colocaron quauhtemalacatl y allí "rayaron" a...

Los tlatoque que “rayaron" fueron Aquiyauatl, Teuhctlecozauhqui, y Quauhcitlal.

Aquí aparecen pintados los xochimilca y los ayapanca"

Folio 29vFolio 29v

Derecha-arriba: Un contingente de guerreros tepilhuan chichimeca se dirige a la batalla.

Izquierda-arriba: Los tolteca-chololteca celebraron el establecimiento de los tepilhuan chichimeca en sus nuevas tierras señoriales, así como les asignaron mujeres para gestar las nuevas dinastías. Un músico toca en la ceremonia de posesión territorial la bocina de caracol del águila (quauhquiquiztli), animal sagrado que reinaba en el cielo.

Folios 35 v y 36rFolios 35v y 36r

Fundación de Cuauhtinchan, al sur de Cholula. El glifo de la ciudad se encuentra en el centro. Una línea de pisadas muestra la llegada de sus fundadores chichimecas procedentes del norte. La fecha 8 caña (1.174 d. C.) se asigna al evento de fundación. Los glifos mostrados en la periferia son los marcadores de fronteras.

Folios 42v y 43rFolios 42v y 43r

Escena de asalto a guerreros en un cerro fortificado, vecino a Cuauhtinchan.

Uno de los flancos de la cumbre está protegido por varios niveles de terrazas, a lo largo de las cuales hay plantas espinosas, especialmente magueyes, lechuguillas y cactus. Además de prevenir la erosión, el uso de la vegetación espinosa imponía un obstáculo serio para cualquiera que tratara de escalar a través de las terrazas.

El Relato

El códice cuenta la historia de los siete pueblos que salieron de Chicomoztoc ("Siete cuevas"). Los tolteca-chichimeca fueron los primeros en tomar el camino, pasaron por Colhuacatepec, el Cerro Curvo o el Lugar de los Ancestros, hasta llegar a un pequeño asentamiento otomí junto a un río, que convierten en su centro llamándolo Tollan (Tula, "entre los juncos o carrizos").

El sitio estuvo habitado por varios pueblos, entre los que se destacaron los nonoalca, quienes llegaron a compartir el gobierno con los toltecas. Conflictos internos obligan al abandono de la ciudad hacia la década de 1.130.

Los toltecas se dirigen al sur, guiados por el sacerdote Couenan y cuatro líderes -los principales Icxicoúatl y Quetzalteuéyac-, pasan por varios sitios en Hidalgo, Tlaxcala y Puebla, en una migración de 36 años, hasta llegar a establecerse en un señorío señorío olmeca-xicalanca, llamado Chalchiuhtepec o Cerro de Jade, éste centro ceremonial y comercial, en náhuatl Cholollan Tlachiualtepetl: "el lugar de los que huyeron a la montaña hecha a mano".

Habían llegado aquí, ya que su sacerdote había venido antes a hacer penitencia al templo de Quetzalcoatl y había visto que era un buen lugar para establecerse, por lo que piden tierras a los gobernantes, el Tlalchiyach tizacozque y el Aquiyach amapane, pero después de cinco años toman la ciudad y los pueblos vecinos de la región se rebelan y hacen la guerra a estos extranjeros como aliados de los olmeca-xicalanca.

Los toltecas piden ayuda a su dios Tezcatlipoca quien les indica regresar a Chicomoztoc para solicitar la ayuda de los otros grupos chichimecas; parten los líderes para convencerlos a cambio de darles su pueblo y la nobleza, el señorío y el gobierno, la estera y el asiento, finalmente acceden y realizan una serie de rituales adivinatorios y ayunos; los toltecas les imponen la nariguera real elevándolos al cargo de señores, y les dan de comer maíz con lo que empiezan a hablar el náhuatl.

Regresan y conquistan a los aliados de los olmeca-xicalanca por medio del agua divina y el fuego, es decir, la guerra, llevando sus prisioneros a sacrificar al mismo Tlachiualtepetl donde los reciben los toltecas con música y cantos, ellos mismos se erigen en los soberanos de la ciudad, y a los señores chichimecas, les entregan mujeres y los proveen de tierras y trabajadores, tomando a Cholollan como el centro se distribuyen los grupos, los cuauhtinchantlaca se encaminan al oriente hacia Cuauhtinchan, los tlaxcalteca van al norte a Tlaxcallan, los acolchichimecas parten al occidente a Huexotzinco, y hacia el sur los totomihuaque se dirigen a Totomihuacan. Al parecer, los demás fueron a establecerse al noreste, los zacateca en Zacatlán, los tzauhteca en Zautlan y los malpantlaca en Malpan.

A cada uno se le dio el gobierno frente a su agua y su cerro, o sea, su pueblo, señalando los linderos de este vasto territorio conocido como Coatlalli, donde también habitaban chochos, popolocas y mixtecos, lo cual quedó pintado en mapas.

Una vez acomodados, se presenta la lista de los señores chichimeca y aquellos que los fueron sucediendo durante 224 años, hasta que comenzaron los tiempos difíciles de hambruna y guerra, provocando movimientos de población así como tensiones y enemistades entre ellos, los acolhuas y huexotzincas atacan la ciudad de Tlaxcallan, pero son vencidos por la alianza que forman los toltecas con los otros pueblos.

En el siglo XV, los chocho-popolocas piden ayuda al señor de Tlaltelolco para que realice una avanzada sobre Cuauhtinchan, colocando en el poder a un señor mixteca-popoloca, que gobernó por un poco más de 40 años, hasta que comenzó otro conflicto con Tepeyacac. Estaban en ello, cuando tuvieron que terminar la guerra, pues aparecen los mexicas que los someten y construyen allí una guarnición para sus campañas militares, entonces, la gente de Tepeaca les pide apoyo para que repartan las tierras de Cuauhtinchan, por lo que unos embajadores son enviados a dividir el señorío en cinco partes, aunque no todos los linderos fueron respetados, lo que estuvo causando problemas a lo largo del siglo. Hasta que en la segunda década del siglo XVI llegan los españoles, son acogidos por los tlaxcaltecas, y destruyen Cholollan junto con los pueblos vecinos que son conquistados, poco después llegaron los frailes franciscanos, y se estableció un gobierno colonial, pero como el pleito con Tepeaca siguió, se enviaron en dos ocasiones jueces de la Audiencia de México, el litigio se cerró y abrió varias veces hasta que finalmente en 1547, Tepeaca tuvo que restituir las tierras que había tomado de Cuauhtinchan. Es en esta provincia, a mitad del siglo, donde uno de los linajes chichimecas, los moquihuixcas, habrían de redactar este códice con la historia de los grupos tolteca-chichimeca hasta llegar a asentarse y consolidarse en esta región pluriétnica, explicando cómo habían obtenido sus tierras, para legitimarlas ante las nuevas autoridades coloniales.

Tu navegador no es compatible con esta aplicación. Por favor visita este enlace para bajar el archivo pdf.

 


Fuentes:

Historia Tolteca Chichimeca. Cecilia Rossell (CIESAS), Laura Rodríguez Cano (ENAH-INAH)

El desplome de Tula: una historia narrada en la Historia Tolteca Chichirpeca y en los Mapas de Cuauhtinchan No. 2 y No.3. Lina Odena Güemes Herrera.

Mapa pictográfico. Cholula en la Historia tolteca-chichimeca. Leonardo Meraz Quintana.

“Cholollan ypan tlalxictli”. Cholula sobre el ombligo de la tierra. El esplendor prehispánico de los tolteca-chololteca. Francisco González-Hermosillo Adams