Murales. Cultura Teotihuacana

Arte Precolombino
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusCultura Teotihuacana

plusArte Teotihuacano

Arte Teotihuacano

Arte

Cerámica

Las figurillas de Zacuala y los textos nahuas.

Lapidaria

Máscaras

Murales

Tlalocan de Tepantitla

Los teotihuacanos iniciaron la pintura de murales alrededor del año 300 d.C. decorando pequeñas estructuras en la Calzada de los Muertos. Hacia el año 500 d.C. comenzaron a hacerlo en los palacios. Tal vez impulsada por un auge religioso, Teotihuacan se convirtió en una "ciudad pintada", no solo estaban decoradas las paredes de los templos y las casas por dentro y por fuera, sino que las calles mismas estaban estucadas y pintadas, en colores blanco y rojo.

Galería de Imágenes
recorrer parar anterior siguiente

 

Los diseños carecen de profundidad y perspectiva, la figura más importante -generalmente frontal- se representa más grande. En ellos se han incluido jeroglíficos de sentido religioso y sociopolítico.

El ingeniero Luis Torres Montes del Laboratorio de Química Arqueológica y Conservación del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, nos explica la composición del fondo y de las pinturas:

"... se preparaba (el material del fondo) mezclando cal, agua y arena de cuarzo muy puro... El cuarzo, además de comunicar plasticidad y brillantez al mortero, producía un efecto de centelleo e impartía gran luminosidad a los colores colocados sobre su superficie.

Sin considerar al carbonato de calcio, que fue utilizado para pintar de blanco, los pintores teotihuacanos emplearon en total 9 pigmentos. Los pigmentos son: la hematita (ocre rojo), la limonita y la geotita (ocre amarillo), el cinabrio, la malaquita, la azurita, un azul mineral, negro de humo, negro vegetal y negro mineral. El cinabrio, la malaquita y la azurita eran obtenidos por comercio; el resto eran minerales o tierras nativas.

A pesar del reducido número de pigmentos que los artistas teotihuacanos tenían a su disposición, la combinación de estos materiales ... hacía que su paleta fuera rica y que pudieran obtener un buen número de tonos y matices para los cuales no tenían un pigmento primario. Los teotihuacanos podían producir en sus murales un rojo oscuro con hematita pura, un rojo claro con cal y hematita, un tono rojo fuego... con la mezcla... de hematita y limonita o con un ocre rojo de origen natural, el color rosa lo obtenían por transparencia aplicando una suspensión de partículas muy finas de hematita en agua, el color bermellón era cinabrio sobre rojo de hematita, el verde oscuro malaquita, la malaquita mezclada con cal les daba el verde claro brillante... etcétera.

Una vez aplicada la imprimatura se hacía el ribete que servía de marco al diseño principal, usando hilo para las líneas verticales y horizontales, el diseño se hacía tizando con fragmentos de madera carbonizados, o con un pincel y negro de humo o hematita.

Los colores de fondo se aplicaban al fresco; si no se alcanzaba a terminar los espacios usando esta técnica, se pintaba al fresco-seco la parte faltante; en seguida se colocaban los colores a la cal, y los últimos toques necesarios para completar la decoración se hacían al temple, mezclando los pigmentos con una substancia orgánica cuya naturaleza no fue posible determinar. Para terminar se delimitaban las figuras con líneas negras o rojas y se le daba un perfecto bruñido a la superficie pintada."

En la siguiente presentación podrás conocer algunos de los murales más relevantes:


Fuentes:

Pintura mural y mitología en Teotihuacan. Doris Heyden