Toniná

Toniná: "La casa de piedra" o "El lugar donde se levantan esculturas en piedra en honor del tiempo"

Período: Clásico Tardío. La primera y última inscripción calendárica halladas corresponden respectivamente a los años 593 y 909 d. C.

El sitio se ubica a unos 10 km al este de la actual ciudad de Ocosingo, a 115 km de Palenque, extendiéndose por un valle rodeado por los picos de las tierras altas de Chiapas.

Escultura en piedra arenisca labrada con la técnica del bulto redondo.

El núcleo ceremonial está constituido por una secuencia de siete terrazas -con un total de 70 metros de altura- talladas en la pendiente abrupta de una ladera. Desde la plaza inferior, aparece como una pirámide montañosa y escalonada, con templos o palacios en cada uno de los niveles. Se destaca el tercero con el Palacio del Inframundo, el cuarto con el Palacio de las Grecas y la Guerra, el sexto con el Mural de las Cuatro Eras, representando las edades cósmicas y el séptimo donde se hallan los templos construidos a mayor altura en Mesoamérica: el de los Prisioneros y el del Espejo Humeante.

Escultura de su último gobernante Tzots Choj, “Murciélago-tigre

La ocupación fue discontinua y extendida en el tiempo - entre el siglo I y el XVI-, el lugar ofrece expresiones estéticas de las culturas que por ella han transitado: Olmeca, Maya, Teotihuacana y Tolteca; en general presenta una tradición de rasgos principalmente Maya, con particularidades propias. Existe un centenar de edificios de diferentes tamaños, estilos y funciones, dos canchas de pelota y numerosas estelas y esculturas.

Vista General

Dios A. Deidad de la  Muerte

Mural de las Cuatro Eras

Friso de estuco en una esquina del Palacio del Inframundo realizado entre el 500 y el 687 d. C.

El arqueólogo Juan Yadeun Angulo, responsable de la investigación y conservación de la Zona Arqueológica de Toniná, explica: “el Mural de las Cuatro Eras ... es un gran códice de cuatro páginas al centro de las cuales está la cabeza recién decapitada de un prisionero; su sangre se convierte en un círculo de plumas, en un sol que irradia su fuerza a los cuatro cuadrantes; cuatro soles representan la repetición del tiempo en un ciclo que empieza con el dominio del sol de fuego, el de las fuerzas de la primavera, la infancia, el sur y la guerra, que es reemplazado por el sol de agua, de la fertilidad, la juventud, el oriente y los mantenimientos. En la tercera domina el sol del viento, el del intercambio, la madurez y el otoño, hasta que finalmente llega el sol del espejo, el de la muerte y el final de la vida humana, del invierno, señor de la quietud y del norte”.

Podés apreciar al Dios A, el Dios de la Muerte haciendo click en el área sombreada.

 


Nota: Este archivo es parte integrante del Mapa Interactivo y de la Tabla Indizada de los Sitios arqueológicos de la cultura maya, sugerimos seguir los vínculos para visualizarlo en contexto.

 

Sitios Arqueológicos.  Pueblos Originarios
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios