Dioses Totonacos

Dioses y Personajes Míticos. Pueblos Originarios
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios

plusCultura Totonaca

Para los totonacos el mundo está formado por tres niveles:
Akgapun Cielo
Tiyat Tierra
Kalinin Inframundo

Los dioses principales se encuentran en el Cielo, tienen a su servicio una serie de dioses secundarios que se relacionan con la tierra, el aire, el agua y el fuego.

Los dioses secundarios, que se ubican en el segundo nivel -la Tierra- donde viven los hombres, tienen a su vez una serie de deidades menores llamados "dueños".

Akgapun, el Cielo

Alberga a los dioses principales, a los creadores de la naturaleza, los animales y al hombre. Ellos son el Sol, la Luna, las Estrellas y el Trueno.

Chichiní, el Sol: "el que calienta", es el dios principal, el más respetado por los totonacos. Es masculino y de fuego: "está hecho de fuego candente, es pura lumbre". Domina al Dueño de la Tierra, de la Milpa y de Maíz, al igual que a la Lluvia.

La Danza de los Voladores está dirigida al "Sol Padre". Cuando el caporal se pone de pie en la cúspide de la plataforma del palo volador, le habla al Dios Sol para que haya protección para sus descendientes que vienen volando. "Los voladores son hijos del Sol", el caporal es un sacerdote que representa al Sol, cada uno de los voladores conforme baja representa a los rayos solares. Los voladores también se manifiestan como pájaros, por las alas; el color rojo se refiere al Sol.

Origen del Mundo

Los totonacos asumen el origen del mundo en el mito del Quinto Sol, donde se relata que se juntaron 400 dioses y encendieron una hoguera; de los dos hermanos convocados uno se animó a arrojarse al fuego y de él nació Chichiní (Sol); el otro hermano que había titubeado se arrojó entonces a la hoguera, pero ésta ya se había apagado y sólo quedaban cenizas; también fue enviado al cielo, sería Papa' (Luna). Ambos hermanos siempre pelean, los dos son hombres; Papa' visita a las mujeres cada 28 días. El eclipse de sol o de luna es parte de esa lucha cosmológica, y se transforma también en un indicador étnico.

Papa', la Luna: Es masculino, frío, hecho de agua (hielo), asociado al color blanco. El primer hombre, el hombre de todas las mujeres a las que domina al igual que a los hechiceros.

Rival de el Sol, los eclipses son parte de la lucha cosmogónica entre Papa' y Chichiní.

Staku, las Estrellas: Son los vigilantes, cuidan durante el día y la noche para que no revivan las piedras y los árboles que para los totonacas son monstruos, bestias, "almas dormidas" que quieren mandar y pueden revivir en cualquier momento y convertirse en un ser que afectará a los hombres.

Con el nacimiento del Sol los habitantes del mundo antiguo se convirtieron en piedras y árboles, cuando este Sol se termine recobrarán su forma original y se comerán a los hombres actuales.

Además de ser vigilantes las estrellas anuncian fenómenos naturales o catástrofes, los días buenos para la siembra y "hay un estrella que sabe lo que va a pasar, es la primera que se entera de todo".

"Las estrellas no son masculinas ni femeninas".

Representación de Tajín en el sitio del mismo nombre.

Tajín o Aktsiní, Dios de los Truenos: Es el más fuerte de los seres del Cielo. Se manifiesta con el trueno: "El trueno es semejante a un hombre poderoso y fuerte. Es poderoso porque puede incendiar un árbol y matar a una persona".

Tajín es un guerrero, que tiene poder sobre las nubes, la lluvia, el agua y el viento. "Él hace llover e influye en la milpa".

Tajín. Ilustración de Gabriela Varela

Aktsiní (Tajín). Ilustración de Gabriela Varela

Tiyat, la Tierra

El segundo nivel en la organización del mundo, el lugar donde viven los hombres y se desarrollan la mayoría de los fenómenos naturales. Existen una serie de divinidades secundarias que se identifican con cada uno de los elementos de la naturaleza y que se llaman indistintamente "dueños" o "dioses".

Los dueños (puchinanín) están relacionados con algún aspecto del medio natural, no son creadores son los responsables o cuidadores del medio natural.

“Xpuchina Tiyat” (Dueño de la Tierra), “Xpuchina Lhkuyut” (Dueño del Fuego), “Xpuchina Chuchut” (Dueño del Agua) y “Xpuchiná Un” (Dueño del Viento), son los cuatro dueños principales; no obstante, elementos naturales como el maíz, el monte y lo animales, entre otros, también poseen uno.

Mictlantecuhtli, Dios de la Muerte y Tláloc, Dios de la Lluvia. Esculturas localizadas en El Zapotal, Veracruz, México.

Son malos si no reciben ofrendas, la mayoría desea incienso, bebidas alcohólicas, velas, tabaco y tamales. Además se les debe pedir "permisos" para cortar un árbol, cazar o sembrar.

Existen los ídolos, pulakgtumi, representaciones de los dueños labrados en piedra."Los ídolos son sagrados, no se juega con ellos, representan a los dueños. Se les reza, se les da de comer, se les pone al Sol, o se les lava para pedir las lluvias."

Kalinin, Inframundo

Xpuchiná Nin es el dueño del tercer nivel, mantiene relaciones con los chamanes, trabaja para el mal y conduce a la gente hacia la muerte. Lo ayuda Tlajaná una deidad mestiza y divina, especie de diablo o demonio parecido al de la religión católica, invita a la gente a hacer cosas que los llevaran a la muerte. También se encuentra Nitlan Un, el mal aire que enferma a la gente.


Adicionalmente la cultura Totonaca adoraba dioses comunes con otras culturas mesoamericanas como Mictlantecuhtli, Tláloc, Quetzalcoatl, Xipe Totec o Xochipilli.


Fuente:

La jerarquía de los dioses totonacos.

Héctor Manuel Enríquez Andrade

Instituto Nacional de Antropología e Historia, 2018.