Yayael. El origen del mar

Dioses y Personajes Míticos.
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
linkCultura Taína
Cosmogonía:

plusTextos

YayaelYayael, hijo de Yaya, el "del principio"; espíritu rebelde, principio del mar y los peces que lo habitan.

Ambicioso, sufrió el destierro y ante sus intenciones de asesinar y usurpar el trono de su padre, fue asesinado por éste.

Con su muerte propició el surgimiento del mar y los peces a los que sus huesos dieron lugar sirvieron de alimento al hombre.

El origen del mar

Yaya vivía con su esposa y su pequeño hijo Yayael, que era obediente y hacía todo lo que se le pedía. Pero Yayael fue creciendo y al llegar a la adolescencia a menudo no estaba de acuerdo con lo que su padre, el gran espíritu, le decía.

Creación del mar

La rotura de la calabaza mítica hace alusión a la creación del mar, pero también al posible diluvio universal.

Ilustración de Ferni Vázquez

Se convirtió en un insolente y egoísta que sólo quería hacer su voluntad y comenzó a tener sentimientos adversos hacia su padre hasta llegar al punto en que su deseo era verlo muerto.

Yaya acabó por enfurecerse:

-Márchate de casa inmediatamente y no regreses hasta que pasen cuatro lunas -le ordenó afligido.

Para su regreso la situación no cambió, y en un estallido de cólera Yaya mató a su hijo. Arrepentido y lleno de remordimientos, recogió los huesos de su hijo y los metió dentro de una calabaza ahuecada que colgó del techo de su cabaña.

Un día, pasado el tiempo y sin encontrar consuelo, tuvo deseos de ver a su hijo. La mujer de Yaya descolgó la calabaza y maravillados vieron que los huesos de Yayael se habían convertido en peces, eran muchos, por lo que decidieron comer algunos. Pero no se acaban nunca, mientras más comían, más aparecían.

Una noche, cerca de la cabaña de Yaya, se oyó un alarido seguido de otros tres. Itiba Cahubaba, la Madre Tierra, acababa de parir cuatro criaturas, cuatro gemelos sagrados. El primero era de piel muy áspera -Deminán Caracaracol-, curioso y temerario, al que sus hermanos imitaban y seguían a todas partes.

Enterados de lo que ocurría con los huesos de Yayael, aprovechando una ausencia de Yaya, descolgaron la calabaza con intención de comerlos. Deminán escucho ruidos que le indicaban que Yaya se acercaba, en el apuro de volver a colocarla en su sitio, se cayó al suelo y se rompió. Y en ese momento como cuenta Fray Ramón Pané: "Dicen que fue tanta el agua que salió de aquella calabaza, que llenó toda la tierra y con ella salieron muchos peces; y de aquí dicen que haya tenido origen el mar". ("Relación acerca de las antigüedades de los indios". Capítulo 10)