Maquetaurie Guayaba

Dioses y Personajes Míticos.
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
linkCultura Taína
Cosmogonía:

plusTextos

El señor de los muertos

"Perro ayunante, abstinente de guayabas". Es el señor de Coaybay -"Morada de los ausentes", en la región de Soraya-, encargado de manter la guardia y vigilia del espacio donde descansan los ausentes.

Se lo ha relacionado con el murcielago.

Maquetaurie Guayaba

Los opías (o hupías) -espíritus de los muertos, que al igual que Opiyelguobirán son irreverentes y burlones-, disfrutan de engañar a los vivos. Duermen de día y salen de noche a comer guayaba, cuyo jugo produce una pintura de color negro con la que simbolizaban la muerte.

Su función era mantener el equilibrio entre las fuerzas antagónicas del día (orden, mundo de los vivos) y la noche (desorden, mundo de los muertos).

Así lo cuenta Ramón Pané, en los Capítulos 12 y 13 de "Relación acerca de las antigüedades de los indios" :

Capítulo 12:

"Creen que hay un lugar al que van los muertos, que se llama Coaibai, que está en un extremo de la isla, llamado Soraya. El primero que estuvo en el Coaibai dicen que fue uno llamado Maquetaurie Guayaba, que era señor del Coaibai, casa y habitación de los muertos."

Capítulo 13:

"Dicen que durante el día los muertos están recluidos; por la noche van a recreo y comen cierto fruto que se llama guabaza, que tiene sabor de... que de día están... [encerrados]. A la noche, se convierten en fruta, tienen su recreo, y van juntamente con los vivos. Para conocer los muertos tienen esta manera: que con la mano les tocan el vientre, y si no les encuentran el ombligo dicen que es operito, que quiere decir muerto, pues dicen que los muertos no tienen ombligo; y así se engañan algunas veces, porque no reparando en esto, yacen con alguna mujer de las del Coaibai, y cuando piensan abrazarlas, no tienen nada, porque desaparece de repente. Tal es lo que creen hasta hoy acerca de esto. Mientras vive una persona llaman al alma goeiz, y después de muerta la denominan opia; el goeiz dicen que se aparece muchas veces, ya en forma de hombre, o ya de mujer, y afirman que ha habido hombre que se atrevió a pelear con un goeiz, y queriendo abrazarlo, éste desaparecía y el indio metía los brazos más allá, encima de algunos árboles, de los cuales quedaba colgado. Esto lo creen todos en general, lo mismo los pequeños que los mayores, y también que se les aparecen los muertos en forma de padre, de madre, de hermanos, de parientes, o de otras formas. El fruto del que dicen alimentarse los muertos, es del tamaño de un melocotón. Los muertos no se les aparecen de día, sino siempre de noche, y por ello, no sin gran miedo se atreve algún indio a ir solo de noche."