Faraguvaol

Dioses y Personajes Míticos.
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
linkCultura Taína
Cosmogonía:

plusTextos

Faraguvaol, también llamado Baraguabel o Araguabaol, era el guardián de las plantas, animales y peces; regenerador de la naturaleza.

Espíritu huidizo que "se transforma y siempre escapa"

Originalmente era un madero encontrado en un foso, que parecía cosa viva. Lo encontraron en Maguá una de las regiones más ricas de La Española, quisieron llevarlo a su gobernante, el cacique Guarionex, pero era tan pesado que decidieron hacerle un templo en el lugar, de donde siempre huía aunque lo amarrasen y metieran en un saco, con el objetivo de mantenerlo seguro y a salvo de sus enemigos.

Ramón Pané en el Capítulo 24 de la "Relación acerca de las antigüedades de los indios" con el título "Lo que creen de otro cemí que se llama Faraguvaol", cuenta:

"Este cemí pertenece a un cacique principal de la isla Española; es un ídolo y se le dan distintos nombres; fue hallado de la siguiente manera: Dícese que un día, antes [de] que la isla fuese descubierta, en el tiempo pasado, no saben cuánto, yendo de caza hallaron cierto animal tras del que corrieron y él se arrojó a una fosa; mirando en ésta vieron un madero que parecía cosa viva; el cazador, notando esto, fue a su señor, que era cacique y padre de Guarayonel, y le dijo lo que había observado. Luego fueron allá y vieron que aquello era como el cazador decía, por lo que cerca de aquel tronco le edificaron una casa. Dicen que el cemí salía de aquella casa varias veces y se iba al paraje de donde le habían traído, pero no en el mismo lugar, sino cerca; por esto, el mencionado señor, o su hijo Guarayonel, lo mandaron buscar y lo hallaron escondido; lo ataron de nuevo y lo pusieron en un saco. Sin embargo de esto, andaba, atado, lo mismo que antes. Así lo tiene por cierto aquella gente ignorante."