Deminán Caracaracol

Dioses y Personajes Míticos.
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
linkCultura Taína
Cosmogonía:

plusTextos

Deminán CaracaracolEl primero de los cuatro gemelos en nacer del vientre abierto de Itiba Cahubaba, el único en recibir el nombre de ella -Deminán- que falleció en el parto. Su piel áspera agrietada le valió el apelativo de Caracaracol palabra con la que designaban a los que nacen con esta malformación.

Intrépido aventurero, en la casa de Yaya, descolgó la calabaza que contenía los huesos de Yayael, esa osadía propició que los hombres pudieran alimentarse de los peces y que los mares surgieran sobre la faz de la tierra.

Fue el que robó a Bayamanaco (el abuelo, iracundo espíritu del fuego) los secretos del casabe (pan de yuca), el fuego y el ritual de la cohoba. En la acción, recibió un guanguayo -esputo- en la espalda, que primero irritó su piel costrosa y luego comenzó a inflamarse. Deminán sentía dolores intensos y pidió ayuda a sus hermanos, éstos cortaron la gran protuberancia con un hacha de piedra, de ella salió una tortuga hembra llamada Caguama. Los cuatro hermanos mantuvieron relaciones con ella y dieron origen a los seres humanos.

Pictografía en la Cueva del Hoyo de Sanabe.

Pictografía en la Cueva del Hoyo de Sanabe, República Dominicana.

1. Bayamanaco inhalando cohoba. Luego escupirá la espalda de Deminán provocándole una gran hinchazón.

2. Deminán con la espalda encorvada.

3. Uno de los hermanos ayuda a Deminán a liberarse de de su joroba.

4. La tortuga emergió de la joroba Deminán, luego que los hermanos le abrieran la espalda.

Héroe mítico de los taínos, es un antepasado fabuloso, con grandes acciones que les llevó beneficios económicos y sociales.

Fray Ramón Pané, dedica en "Relación acerca de las antigüedades de los indios" dos capítulos para relatar sendas hazañas:

Capítulo IX: Cómo cuentan que fue hecho el mar

"Hubo un hombre llamado Yaya, del que no saben su nombre; el hijo de éste llamábase Yayael, que quiere decir hijo de Yaya; queriendo Yayael matar a su padre, éste lo desterró, y así estuvo ausente cuatro meses; después, su padre lo mató, puso los huesos en una calabaza y la colgó en el techo de su casa, donde estuvo pendiente algún tiempo. Sucedió un día que con deseo de ver a su hijo, Yaya dijo a su mujer: quiero ver a nuestro hijo Yayael; ella se alegró con esto y tomando la calabaza la volcó para ver los huesos de su hijo; de ella salieron muchos peces grandes y pequeños, por lo que viendo que aquellos huesos se habían transformado en peces resolvió comérselos. Dicen que, un día, habiendo ido Yaya a sus conucos, que quiere decir posesiones, que eran de una herencia, llegaron cuatro hijos de una mujer llamada Itiba Yauvava, todos de un vientre y gemelos, pues esta mujer, habiendo muerto de parto, la abrieron y sacaron los cuatro dichos hijos. El primero que extrajeron fue Caracaracol, que quiere decir lleno de roña; Caracaracol fue llamado; los otros no tenían nombre."

Capítulo XI: De lo que aconteció a los cuatro hermanos cuando iban huyendo de Yaya

"Estos, tan luego como llegaron a la puerta de Basamanaco y notaron que llevaba cazabi, le dijeron: Ayacavo Guarocoel, que quiere decir: conozcamos a nuestro abuelo. Entonces, Demivan Caracaracol, viendo delante a sus hermanos, entró a su casa para ver si podía hallar algún cazabi, que es el pan que se come en aquel país. Caracaracol, entrado en casa de Ayamanaco, le pidió cazabi, que es el mencionado pan; éste se puso la mano en la nariz y le echó en la espalda una mucosidad llena de cohoba, que había mandado hacer aquel día; la cohoba es cierto polvo que ellos toman algunas veces para purgarse y para otros efectos que después se dirán. Toman ésta con una caña, medio brazo de larga; ponen un extremo en la nariz, y otro en aquel polvo, y así lo aspiran por la nariz y les hace purgar grandemente. De este modo les dio por pan aquella mucosidad, en vez del pan que hacía, y se fue muy indignado porque se lo habían pedido. Caracaracol, después de esto, volvió a sus hermanos y les contó lo que le había sucedido con Bayamanicoel, y cómo le había echado una mucosidad en la espalda, la que le dolía fuertemente. Entonces, sus hermanos le miraron la espalda y vieron que la tenía muy hinchada; creció tanto aquella hinchazón, que estuvo a punto de morir, por lo que procuraron cortarla, y no pudieron; mas tomando una hacha de piedra, se la abrieron y salió fuera una tortuga viva, hembra; entonces edificaron una casa y llevaron a ella la tortuga. De esto yo no he sabido más; poco vale lo que llevo escrito."