Ceiba. Conector de los espacios sagrados.

Cosmogonía Pueblos Originarios
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios
linkCultura Taína
Cosmogonía:

plusTextos

La Ceiba es árbol sagrado por excelencia, centinela de la selva, respetada y venerada por los taínos. Es hija de Yaya, hermana de Yocahú y fiel doncella de Atabey de quien conoce todos sus secretos y misterios.

Indestructible, Guabancex con sus fuertes vientos no puede hacerle daño y Guataba -espíritu del rayo- no se atreve a golpearla por temor a desatar la furia de Yaya. Es el vínculo entre el inframundo y el cielo. Sus raíces lo llevaban al reino de los muertos y antepasados, sus ramas conducían al reino de los grandes espíritus del cielo; los tres planos del Universo se comunican a través de la ceiba.

Es un conductor de energía. Antigua ermita de todos los espíritus de la selva, ofrendas son cuidadosamente colocadas en su tronco. Antes de entrar a su sombra hay que pedirle su permiso y bendiciones. Dormir bajo ella conectará el inconsciente y será bendecido con sueños proféticos y curativos.

Los taínos colocaban sus manos sobre ella para obtener fuerza y resistencia; colocar la frente sobre su tronco, les daba repuestas a sus consultas. Plantar una nueva ceiba cuando nace un niño, le asegura que estará bien conectado a la tierra y protegido en su vida. Si una mujer desea ser fértil, colocará huevos entre cada grieta del tronco.

La leyenda de Guanina, cuenta que al pie de una gigantesca ceiba fueron enterrados el capitán Cristóbal de Sotomayor y la hermosa india Guanina, amantes que resultaron del encuentro de dos mundos y que en los atardeceres -bajo su abrigo- salen a contemplar la estrella de la tarde y besarse a los rayos de la luna.

Ceiba. Árbol Sagrado.Ceiba pentandra (Malvaceae)

Puede sobrepasar los 25 metros de altura y los 2,5 metros de grosor por encima de grandes raíces tabulares.

Sus troncos eran ahuecados para construir canoas ("cayucos").

El árbol es conocido vulgarmente en otras zonas de América como Palo Borracho.