Wovoka

Biografías de Pueblos Originarios
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Facebook Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
Wovoka

Paiute

1856 ~ 1932
Wovoka, también conocido como Jack Wilson nació en Smith Valley, cerca de Carson City, Nevada.

Chamán y líder religioso paiute, hijo de Tävibo; había pasado su infancia en una familia blanca y cristiana, quedando impresionado por la Biblia, la vida de Jesús y los milagros.

"Danza de los espíritus"

Danza de los espíritus.
"Los muertos vendrán a la vida, sus espíritus volverán a sus cuerpos. Debemos esperar aquí, en los hogares de nuestros padres". "Baila durante cuatro noches seguidas, no debes herir a nadie, cuando la tierra tiemble no te asustes. No te pasará nada".

Volvió a su tribu en la reserva del Valle Mason, Nevada; en 1888 cayó enfermo con fiebre alta, sufrió alucinaciones y el 1º de enero de 1889 -coincidiendo con un eclipse solar- recibió un mensaje del Gran Espíritu para su pueblo: Todos los indios tenían que ser buenos, no robar, ni mentir. Y como vehículo de ese mensaje el Gran Espíritu le dio a Wovoka una especie de baile ritual, "La Danza de los Espíritus".

Wovoka no pretendió pasar como una especie de Mesías, no obstante, muchos indios creían que era el elegido por los dioses. Aunque el mensaje era totalmente pacífico, muchas tribus pensaron todo lo contrario, por que justo 20 años antes otro iluminado llamado Wodziwob había tenido otra alucinación de los dioses. Estas alucinaciones venían a decir que habría un gran terremoto y que todos los hombres blancos morirían, que solo quedaría las tribus indias, la vuelta a la vida de los muertos en los campos de batalla y que un hombre les guiaría hacia las tierras donde nunca faltaría la caza.

La "Danza de los Espíritus" indicaba que el hombre blanco estaba a punto de desaparecer, la caza volvería, resucitarían los muertos y las tribus nativas volverían al modo de vida de décadas pasadas:

"Todos los indios deben danzar. En todo lugar. Seguir la danza. Muy pronto, con la próxima primavera, vendrá el Gran Espíritu. Traerá caza de toda clase. Abundarán las piezas por doquier. Todos los indios muertos regresarán y vivirán entre nosotros. Serán fuertes, como nuestros jóvenes guerreros.
Cuando el Gran Espíritu venga a nosotros, los indios todos subirán a las montañas, a lo más alto y alejado de los blancos, donde no puedan hacernos daño. Mientras los indios permanezcan allí, una gran inundación arrastrará a sus enemigos y los ahogará. Después las aguas se retirarán y nadie sino los indios poblarán la tierra y la caza generosa estará por todas partes. Hasta entonces, los hombres medicina dirán a los indios que dancen y que corran la voz. Quienes no participen en la Danza de los Espíritus, quienes no crean en estas palabras, crecerán poco, apenas un palmo y así se quedarán. Otros se convertirán en madera y serán pasto de las llamas."

La nueva religión, que incluía el consumo del peyote y el baile hipnótico durante varias horas, caló hondamente entre los guerreros sioux, que vestidos con camisas espirituales se creían inmunes a las balas de los soldados. Tras los acontecimientos de Wounded Knee, el 29 de diciembre de 1890, cuando los Sioux fueron masacrados por soldados norteamericanos, a pesar de llevar las camisas espirituales; el movimiento se disolvió. Wovoka murió en el anonimato en la reserva de Walker River (1932).

Camisa espiritual

No sirvieron las camisas espirituales que debían proteger a los Sioux, fueron masacrados en Wounded Knee en 1890.