Urimare

Biografías. Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios
Urimare

Mariche o Chaima

Siglo XVI

Imagen: Moneda de oro acuñada en 1955. Serie: Caciques de Venezuela.

Urimare es considerada la primera cacica de Venezuela. Se la describe como una mujer muy hermosa, valerosa y con dotes de guerrera.

Encabezó lo que puede considerarse la primera gran rebelión indígena del oriente venezolano contra la invasión española.

Reproducimos dos trabajos que, con diferencias, resumen su vida: Urimare, Reina del Guácharo de Félix Medina Bracho y Ure-Mare de Domingo Rogelio León.

Tiuna Guaicaipuru Urimare

Monumento ubicado en el Paseo de la Resistencia Indígena, Caracas Venezuela. Urimare junto a Guaicaipuro y Tiuna. Obra del escultor Julio César Briceño.

Clck sobre las áreas sombreadas para ver las esculturas.

Urimare, Reina del Guácharo
Félix Medina Bracho. Editorial El Perro y La Rana

Urimare hija del Cacique Aramaipuro, pertenecía a la tribu de los Mariches, los cuales están ubicados en el sur este del Valle de Caracas, esta valerosa mujer se dice que era muy hermosa, de piel bronceada, ojos verdes y cabellos negros oscuros, muy bien dotada y de contextura fuerte, una vez que la que los Colonos declararon la guerra a los grupos indígenas del Valle de Caracas, ella se dedicó a prepararse como guerrera de manera clandestina, pues a las mujeres de la tribu Mariche a la cual ella pertenecía no se les permitía ser guerreras, sin embargo, ella practicó y consiguió ser diestra con el arco y las flechas.

Una vez que los caciques Chacao, Baruta, entre otros se reunieron con el Gran Cacique Guaicaipuro y decidieron declarar la guerra a los españoles invasores de sus tierras, para lo que se convocó que todas las tribus del Valle del Ávila, acudieran a pelear en contra del tirano español, que esclavizaba, torturaba, mataba y a los hombres y mujeres de sus tribus.

Pero la gran guerra que se habían concentrado alrededor de 3.000 guerreros, entre ellos el valeroso Tiuna, fue estropeada por una terrible tormenta que no permitió a que el Gran Guaicaipuro no llegara, por lo que muchos de los hombres convocados se retiraron, dejando a Tiuna solo en la gran Batalla, quien resultara muerto por los españoles. Esto motivó a la Tribu de Aramaipuro emigrar a la costa para luego partir al oriente del país, donde el frente de las tribus hermanas del oriente, habían detenido y enfrentaban valerosamente a los españoles, no dejándoles pasar más allá de la costa orientales.

Cueva del Guácharo

Era una mansión encantada para los indios Chaimas, sitio de reposo de sus espíritus, el refugio de "las aves de las tinieblas".

Guácharo significa "el que llora o se lamenta", por el particular canto de estas aves, que la habitan en grandes colonias por su preferencia a la oscuridad.

El lugar fue explotado por los Chaimas, para la cacería de las aves de las que extraían aceite. También fue centro importante en su mitología.

Cueva Ave

Aramaipuro se dirige con su gente a la recién fundada ciudad de Nueva Andalucía, hoy ciudad de Cumaná, en donde estaba las tribus Cumanagotos, Chaima, entre otras. Cuando se destruye la recién fundada ciudad de Cumaná por los Mariche con otras tribus le dan muerte al padre de Urimare, ella decide tomar su puesto y comienza a batallar contra los españoles, destruye dos veces más la ciudad, y en una de esa batallas es capturada por el Pirata ingles Sir Walter, quien la deseó y la exhibió como trofeo de guerra, lo que no sabía este pirata, que esta linda mujer era una gran guerrera, quien casi le da muerte, y huye lanzándose por la borda del barco en que se encontraba y nadara hasta la orilla. Urimare fue capturada por los españoles quienes le perdonaron la vida debido a su hermosura, la dieron en custodia a los monjes capuchinos de la localidad para que la adoctrinaran al catolicismo y la educaran para que sirviera como domestica, pero Urimare, que era princesa y guerrera, solo siguió el juego de los evangelizadores, una vez que estaban convencidos de su domesticación, la enviaron a la casa del capitán que dirigía el fuerte occidental de la ciudad, allí, ella en la primera oportunidad que tuvo, al quedar sola con dos guardia y otra domestica indígena, decidió enfrentarse al guardia dándole muerte, huyo a las afueras de la ciudad, refugiándose en la selva nublada de las montañas del sur de la ciudad, allí fue acogida y adoptada por el Cacique Chaima, quien era pacifista y le pedía que no enfrentara a los españoles, pero Urimare, poco a poco cobró fuerza, convirtiéndose en una diestra guerrea, practicando los ataque de guerrilla y dando muerte a todo colono que se atreviera incursionar en sus tierra. Dice la leyenda que una vez que se vio ya cansada y derrotada se insertó en la inmensa cueva del Guácharo, en donde juró a sus espíritus ancestros proteger la región, y de noche se convertía en un gran Guácharo, que avisaba a los guerreros el peligro que les acechara.


Ure-mare
Domingo Rogelio León.
Semanario Ciudad Maturín. Edición Nº 10 del 23.11.2014

Exageramos tal vez un poco, pero si todos los calificativos de exaltación y todas las loas se conjuntaran para perfilar a esta mujer, la desmesura se justificaría.

Ure-mare, y no Urimare, fue sin que ni siquiera uno de los qué sabemos de ella lo discuta, no solo la primera, si no la más tenaz, aguerrida, valiente e indomable, en cuanto en lo que a resistencia indígena en el nor-sur-oriente de la hoy República Bolivariana de Venezuela se refiere.

Veamos: No fue una Reina (Reina del Guácharo la llaman, ignorantemente). Fue una cacica chayma quien, a partir de 1580 comenzó una guerra total contra las huestes invasoras que se iniciaron con las avanzadas de Jerónimo de Ortal por la región de Paria a partir de 1520 hasta las montañas de Caripe. Todas las comunidades aborígenes de la región, desde Paria hasta las enormes tierras de la cuenca del Guarapiche, la asumieron como líder y con ella levantaron la primera y enorme resistencia a la invasión española en estas tierras.

¿Quién es Ure-Mare?

Ure-mare, en nuestra lengua, la chayma, dice así: Ure-yo =. mare =más, mucho, bastante, demasiado; grande enorme, inmenso, magno; bueno, excelente, mejor, óptimo = yo la incomparable, lo máximo, etc.

Para elegir a una cacica no se aplicaban los criterios excluyentes y elitescos de Osmel Sousa: 90-60-90. No, la selección era igual para hembra que para macho. Aptitudes: valor, sagacidad, firmeza, constancia, lealtad, sentido de justicia y equidad. Y actitudes: fuerza, agilidad resistencia; y esa hermana, como pocas, era dueña de todo eso y todos se lo reconocían; es decir: yo, la mejor
entre los mejores, los convoco, los conjunto y los guío. Y así fue. ¿Por qué nadie la nombra? ¿Por qué tan ignorada? Por el machismo excluyente y racista. Porque era una mujer y abundaba sobre muchos hombres y porque era india. Era una mala imagen, muy pesada en la mente del dominante.

Nada la recuerda en el estado. Ni una escuela, ni una calle, ni su nombre pronunciado en una efemérides. Y pensar que sus hazañas llegaron tan lejos que hoy hay en el estado Vargas una parroquia que se llama Urimare, en memoria de la única Ure-Mare, la de Monagas, la de Caripe. Se celebra que ahora, como ha sido durante esta revolución, que el Ejecutivo Revolucionario Regional reivindica a esa excelsa guerrera, pero en parte, echando a volar su nombre a través de la nueva emisora Uremare 98.1 FM.

Gracias revolucionarias en nombre de la multietnicidad monaguense, y sobre todo de la nación chayma, de la cual era hija, como Maturín y Guanaguanay. Pero a quienes nombran como paradigmas de la resistencia son a los hermanos de etnia y casta José de la Cruz Maturín y José Manuel Guanaguanay, a ellos se le han hecho homenajes, monumentos y más, pero veamos:

José de la Cruz Maturín (El Indio Maturín) murió defendiendo lo suyo (lo nuestro) a punta de flechas contra plomo, en diciembre de 1718; José Manuel Guanaguanay murió el 25 de mayo de 1813 defendiendo lo de los demás; la Cacica Ure-mare murió en 1609 defendiendo lo nuestro (y lo suyo). Es decir 109 años antes que nuestro hermano El Indio Maturín y 204 años antes que el hermano José Manuel Guanaguanay. ¿Quién fue primero?

Fue capturada viva y llevada a Cumaná por orden del gobernador de la provincia de Nueva Andalucía, Pedro Suárez Coronel quien así la quería y ordenó su ahorcamiento, como un mensaje de intimidación contra futuros levantamientos.

Juan Rengel Durán fue el encargado de someter a la cacica, y narra, tanto el perfil del Gobernador Suárez, como la misión encomendada a él, así; “En muchas ocasiones envió soldados y gente de labor a diferentes pacificaciones, como fue la misión y castigo que se hizo en el Guácharo de una india que se titulaba “la Reina”, teniendo convocados todos los indios de los llanos, que iban a darle obediencia. Con su gente e indios de servicios los desbarató el y la trajo para a la dicha ciudad (Cumaná) y donde fue hecha justicia de ella. . .”

Suárez Coronel lo expone así: "Se halló con su personal y armas en el alzamiento y castigo que se hizo en el Guácharo a la india Reina que en él estaba instituida, a cuyo llamado había acudido muy gran números de naciones de naturales a obedecerla; y los demás que por mi orden fueron, y pasada esta ocasión fue presa la dicha Reina y traída a esta ciudad donde fue ajusticiada, la cual hizo prender dicho Juan Rengel Durán.”