Tz'akbu Ajaw.

Biografías. Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios
Tz'akbu Ajaw

Maya

c. 610 - 672

También conocida como Ahpo-Hel. Se cree que nació en Ux Te' K'uh (a veces escrito Ox Te' Kuh) en las llanuras de Tabasco, donde vivía un sublinaje del señorío de B'aakal (Lugar del Hueso) con relaciones en Tok Tahn, sede original de Palenque. Su padre fue Yax Itzam Aat, un gobernante de segundo orden, cuyo título era tuun ajaw o gobernante de la Piedra Preciosa.

El 19 o 22 de marzo del año 626 se casó con Pacal “el Grande”, una unión política para consolidar el reino de Palenque. Su función primordial en los primeros años de matrimonio era procrear, en principio, a quien sería el sucesor a la muerte de su esposo, para luego involucrarse en las situaciones políticas, sociales, ceremoniales, económicas y de religión. Durante el gobierno de Pacal, Palenque inició una época de prosperidad, se dice que Tzakbu Ajaw era muy influyente por su conocimiento en las artes de hechicería.

Escultura en un complejo turístico de la Riviera Maya.

De su matrimonio nacieron varios hijos, dos de ellos fueron gobernantes, K'inich Kan Balam II, y K'an Joy Chitam II. Un tercer hijo fue Tiwol Chan Mat, no ascendió al poder pero fue padre de K'inich Ahkal Mo' Naab III, quien gobernó del 721 al 736.

Falleció el 16 de noviembre de 672, Pacal la sobrevivió 11 años.

La Reina Roja

En el Templo XIII de Palenque, contiguo al Templo de las Inscripciones donde se ubicaba la tumba de Pacal, se encontró el entierro más elaborado después de éste: el de la Reina Roja, que se presume, sin pruebas concluyentes al presente, correspondió a Tz'akbu Ajaw.

La abovedada cámara funeraria, mide 3,8 por 2,5 metros, el sarcófago 2,4 x 1,8 metros, sobre la lápida se encontraba un incensario y un adorno de hueso con forma circular (malacate) que indicaba sus estatus social. A los costados los restos óseos de un niño y una mujer, sus acompañantes en el viaje al inframundo.

El descubrimiento

El 11 de abril de 1994, la arqueóloga Fanny López Jiménez descubrió en el edificio XIII, de Palenque una subestructura, una puerta y un pasillo que la llevó a encontrar tres recámaras, en una de ellas se encontraría el sarcófago de la Reina Roja. El hallazgo fue reportado a Arnoldo González Cruz, director del proyecto arqueológico en el sitio, el equipo de arqueólogos logró entrar a la cámara funeraria el 31 de mayo, y al día siguiente remover la lápida que había sellado el sarcófago.

Fanny López Jiménez.
(México, 1970)

Arnoldo González Cruz.
(México, 1956)

El 1 de junio de 1994 abrió el sarcófago un grupo de arqueólogos encabezados por Arnoldo González Cruz, quien escribió:

"... se procedió a retirar la lápida monolítica que le servía de tapa, labor que nos llevaría 14 horas para levantarla aproximadamente 20 cm. Al removerla fue localizado en el fondo, con la cabeza orientada hacia norte, los restos óseos de un individuo adulto de complexión media, de sexo femenino, y de una estatura calculada en 1.54 m, con una edad aproximada al momento de la muerte entre 40-45 años.

Una colección de jades, perlas, agujas de hueso y conchas cubrían y rodeaban al esqueleto. Unas 1140 piezas abrían formado parte de una máscara, collares, orejeras, y pulseras con las que vistieron al personaje para ser enterrado. Entre estos materiales resaltaba una diadema de cuentas circulares planas de jadeita sobre el cráneo, piezas rectangulares de color verde manzana que rodeaban parte del cráneo y pecho y que un análisis de laboratorio identificó como malaquita y que por su distribución pensamos que se trate de una máscara.

A la altura del pecho también se localizó una alta concentración de cuentas planas de jadeita y cuatro navajillas de obsidiana Alrededor de ambas muñecas había pequeñas cuentas de jadeita pertenecientes posiblemente a las pulseras y a la altura de la pelvis se localizaron tres hachuelas de piedra caliza, que en seguridad formaban parte del cinturón. Entre las falanges de la mano izquierda y la pared este del sarcófago localizamos una concentración de plaquetas de jade a manera de mosaico, que por sus características probablemente es una pequeña máscara. Una de las piezas más relevante de este conjunto es una minúscula figurilla tallada en piedra caliza que apareció en el interior de una valva de concha y que se ubicaba en la esquina nordeste del sarcófago. Las paredes del sarcófago, el cuerpo y todos los elementos se encontraban cubiertos de un polvo rojo al que se ha identificado como cinabrio.

Las pocas evidencias de cerámica localizadas en el interior de la tumba, nos permite aproximarnos a una fecha tentativa, a reserva que en lo futuro se cuenten con nuevos datos. Por la forma y características del brasero, los vasos y el plato nos indican que, estos materiales corresponden al complejo cerámicos Otolum fechado para el año 600-700 d C."

La osamenta fue cubierta con cinabrio, mineral compuesto de mercurio y azufre de color rojo, que era utilizado para preservar los restos humanos. El sarcófago no presenta inscripciones que permitan establecer la identidad del cuerpo alojado, a través del ADN se comprobó que no había relación de parentesco entre Pacal y la Reina Roja. Se pudo establecer que al morir tenía unos 60 años, que procedía de una población cercana a Palenque y que había tenido una dieta muy rica en carne, índice de un alto nivel social. Todo sugiere que se trataría de Tz'akbu Ajaw, la prueba definitiva sería la comparación del ADN de la Reina Roja con la de quienes serían sus hijos, pero las tumbas de estos soberanos aún no han sido descubiertas.

Sarcófago

Ajuar

Máscara

Templo XIII

Escena del Tablero del Palacio de Palenque.

Ilustra la entronización de K'inich Kan Joy Chitam II ocurrida el 30 de mayo de 702. En el centro el nuevo gobernante, flanqueado a la izquierda por su padre Pacal el Grande, y a la derecha por su madre Tz'akbu Ajaw, ambos ya habían fallecido. Pacal entrega un tocado con una diadema y la imagen de la divinidad “dios bufón”, mientras que la madre ofrece al nuevo gobernante un envoltorio desenrollado con objetos relacionados al poder guerrero de los gobernantes, el pedernal conocido como “excéntrico” y un escudo.


Fuentes:

La Reina Roja. Arnoldo González Cruz

https://historia.nationalgeographic.com.es