Quanah Parker

Biografías. Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios
Quanah Parker

Comanche

1847 - 1911

Hijo de mujer blanca, nació en 1847 cuando florecía la pradera y lo llamaron Quanah, que en idioma comanche significa fragante o el que huele aromáticamente.

El 19 de mayo de 1836 Comanches asaltan Fort Parker -cerca de Groesbeck, Texas-, asesinan varios residentes y llevan dos mujeres y tres niños cautivos, entre ellos los hermanos Cynthia y John Richard Parker, Cynthia sería la madre de Quanah, John fue rescatado seis años después, pero incapaz de adaptarse a la sociedad blanca regresó con los comanches.

Su madre se llamaba Cynthia Ann Parker, había nacido en el seno de una de las familias más ilustres del incipiente Estado de Texas, entre cuyos miembros figuraban capitanes de los rangers, políticos y miembros de la iglesia protestante.

En 1836, a los nueve años de edad, Cynthia Ann fue raptada por los comanches en el fuerte Parker, 140 km al sur de la actual Dallas. La cautiva asimiló las costumbres indias y se casó con Peta Nocona, jefe de la banda Nokoni, con el que tuvo tres hijos, el mayor de los cuales era Quanah, sus hermanos eran Pecos ("Nueces") y Topsannah ("Flor de la pradera"), una niña.

El 18 de diciembre de 1860, una columna de cuarenta rangers y veintiún soldados de caballería asaltaron un campamento de los Nokoni, el episodio es conocido como Masacre del Río Pease. Ese día Quanah junto a su padre -jefe del grupo- habían ido de caza. Los comanches fueron masacrados, excepto Cynthia y su hija que fueron capturadas. El coronel Isaac Parker la identificó como su sobrina, Cynthia aceptó acompañar a su tío a Birdville, a condición de que se enviara a un intérprete para buscar e informar a sus hijos; llevaba el pelo corto, una señal comanche de duelo. Pensaba que su esposo había muerto y no volvería a ver a sus hijos. Estaba en lo cierto, su marido falleció por una herida infectada, poco después Pecos sucumbió a la viruela.

Cynthia nunca se reconcilió con la sociedad blanca, hizo varios intentos de huir para reunirse con su familia comanche. En 1863 se entera que Peta Nocona y Pecos habían muerto. Poco tiempo después su hija Topsannah murió de neumonía. Quería ver a Quanah pero su familia se lo negaba, entonces recurrió a una huelga de hambre y murió de inanición en 1870.

El mismo año de la muerte de su madre, Quanah Parker fue elegido jefe de los comanches Kwahada, grupo guerrero que vivía en el Llano Estacado, y lo había admitido al haber sido prácticamente exterminado su grupo Nokoni.

Hasta 1875 lideró distintas incursiones contra los asentamientos coloniales fronterizos, ganando fama de valiente guerrero. Las tropas de caballería estadounidense a cargo de Ranald Slidell Mackenzie, un joven coronel sin escrúpulos que había perdido un dedo en la guerra civil y los indios llamaban Tres Dedos. Mientras los soldados de caballería de Mackenzie peinaban Llano Estacado en busca de bandas indias enemigas, pasaron a convertirse de cazadores en cazados. El final de esas batallas fue la Guerra del Río Rojo que duró dos años, hasta que Quanah y sus comanches se rindieron en Fort Sill el 2 de junio de 1875. La derrota definitiva de una de las poderosas tribus del sur de las Grandes Llanuras dejaba Texas expedita a la colonización.

Fotografía de 1897

Quanah Parker en su cuarto. Posa junto al retrato de su madre Cynthia Ann que tiene entre su brazos a su hermana, Flor de la Pradera. Fotografía de 1897.

El pueblo comanche había sido vencido, lo habían diezmado los decenios de luchas y enfermedades, quedaban menos de dos mil comanches en la reserva. Su única posibilidad de supervivencia estaba en el trabajo conjunto con los blancos. Quanah había sido un importante jefe de guerra; sin embargo, a partir de ahora y para el resto de su vida, lucharía a favor de la paz

Perdonó a su familia blanca, buscó a Silas Parker, el tío de su madre, quien le acogió cordialmente, y le ayudó a comprender las técnicas agrícolas de los blancos y a mejorar su inglés.

Durante los siguientes treinta años, promovió la vivienda, la agricultura y la educación de los nativos americanos. Se desempeño como juez en la reserva y tuvo negocios ganaderos en Oklahoma y Texas. Durante un tiempo fue considerado el nativo americano más rico de Estados Unidos. Realizó una intensa labor política a favor de los indios. Sus actividades le llevaron varias veces hasta Washington y el propio presidente Roosevelt le dio un trato de amigo.

Falleció entre el 21 y 23 de febrero de 1911, fue enterrado -con sus vestidos comanches- junto a su madre y su hermana.