Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdés

Biografías. Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios
Gonzalo Fernández de Oviedo

Monumento en Fortaleza Ozama, Zona Colonial,
Santo Domingo.

España

1478 - 1557
Nació en Madrid en 1478, en el seno de una familia hidalga de origen asturiano, sirvió como paje de un sobrino de Fernando el Católico, más tarde fue mozo de cámara del príncipe don Juan.

Historia General y Natural de las IndiasHistoria General y Natural de las Indias, Islas y Tierra-Firme del Mar Océano.

La primera parte se imprimió en 1535. La versión completa (50 libros en 4 volúmenes) la editó la Real Academia de la Historia de Madrid entre 1851 y 1855. Fue preparada por José Amador de los Ríos, quien escribió un extenso artículo sobre la vida y obra de Gonzalo Fernánez de Oviedo.

Links:

Vida y escritos.

Historia General y Natural de las Indias.

Presenció la rendición de Granada, y el regreso de Cristóbal Colón tras su primer viaje.

En 1497 marchó a Italia, donde desempeñó diversos oficios, a través de los cuales conoció a artistas como Leonardo da Vinci y Miguel Ángel, y se distinguió como militar.

Tras una breve estancia en España, marchó a las Indias en 1513 con la expedición de Pedro Arias Dávila (Pedrarias), gobernador de Castilla del Oro. Fue alcalde de Santa María la Antigua del Darién, tras la muerte de Núñez Balboa (1519) hasta que fue abandonada en 1524, a consecuencia de los incesantes ataques indígenas que provocaron la mudanza de sus pobladores a la ciudad de Panamá.

Luego ejerció los cargos de veedor de las fundiciones del oro y escribano real. Tendría otros cuatro viajes a América, sería gobernador de Cartagena, Cronista de Indias (1532), alcalde del fuerte de Santo Domingo y regidor perpetuo de ésta ciudad.

Como cronista, su obra más notable es "Historia General y Natural de las Indias", una magna obra plagada de personajes y hechos y de inmenso interés historiográfico.

En 1526 publicó el Sumario de la Natural Historia de las Indias, que dedicó a Carlos I como un adelanto del "tratado que tengo copioso de todo ello". Había comenzado ya, en efecto, a redactar su Historia General y Natural de las Indias, cuya primera parte fue impresa en 1535, no editándose completa hasta mediados del siglo XIX.

Frente a las noticias ocasionales de los primeros descubridores, viajeros y conquistadores, Fernández de Oviedo ofrece una imagen del conjunto de la naturaleza americana. El Sumario, tras una breve noticias acerca de la navegación al Nuevo Mundo, trata sucesivamente de La Española, Cuba y otras islas del Caribe, y de Tierra Firme. En cada uno de estos territorios se ocupa de los habitantes y, con mayor amplitud, de los animales y vegetales, mientras que los minerales, con la excepción del oro, merecen muy escasa atención.

Aunque carecía de formación académica, describe el descubrimiento y la colonización de las Indias americanas desde la óptica de un minucioso observador de la naturaleza y las costumbres del Nuevo Mundo. En sus trabajos se reveló como un firme defensor de los conquistadores y un encarnizado enemigo de los indígenas.

Denunció ante Carlos I la corrupción de los clerigos y la falta de parroquias en Santo Domingo en carta que le enviara el 31 de Mayo de 1537: "é estos padres clérigos en les apuntar que haya otras parroquias, luego saltan é dan gritos, porque se lo quieren tragar todo, é no veo en esta ciudad ricos sino á los clérigos". Tuvo ásperos cruces con Bartolomé de las Casas quien lo acusaba de ser partícipe de las crueldades que se realizaban en América.

También fue autor, entre otras, de la novela de caballerías Don Claribalte, de 1519, y de las Quincuagenas de la nobleza de España, de 1555, que constituyeron un fiel informe sobre la nobleza.

Murió en Santo Domingo, cercano a cumplir los ochenta años.