Pedro Vicente Maldonado

Biografías de Pueblos Originarios
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Facebook Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
Pedro Vicente Maldonado

Ecuador

1704 - 1748

LinkDescripción de la Provincia de Esmeraldas.
Memorial Impreso.

Carta de la Provincia de Quito y de sus adyacentes.
Obra póstuma de Pedro Maldonado.

Constituye la obra más completa de los planos y mapas de la Audiencia levantados en el siglo XVIII. Una copia se encuentra en la Biblioteca del Colegio Maldonado de Riobamba.

Geógrafo, matemático, naturalista, físico, astrónomo y político, fue uno de los científicos más importantes del siglo XVIII.

Nació en Riobamba, Ecuador, el 24 de noviembre de 1704. En 1721 se recibió de maestro, no siguió educaciones superiores, con los libros que se encontraban en las bibliotecas de los Jesuitas y de su hermano, estudió artes, filosofía, latín, matemáticas, geometría y gramática.

En 1725 acompañó una delegación de misioneros que se dirigía al este, a fin de estudiar la ruta hacia el río Amazonas. En el viaje descubrió el árbol del caucho, describiendo el uso que le daban los nativos.

El 5 de febrero de 1730 contrajo matrimonio con Josefa Pérez Guerrero -hija del gobernador de Popayán-, con la que tuvo una hija.

En 1.734 fue electo Alcalde de Primer Voto del Cabildo de Riobamba, después ascendió a Teniente de Corregidor.

En 1.735 viajó a la provincia de Esmeraldas y se obsesionó en la construcción de un camino que uniera Quito y el mar atravesando las impenetrables selvas de Esmeraldas.

En 1736, se une a la Misión Geodésica Francesa y colabora con científicos que llegan para medir un arco de meridiano terrestre y conocer con exactitud la forma de la Tierra. Maldonado trabó amistad con muchos de ellos, en especial con el naturalista, matemático y geólogo francés Charles Marie de La Condamine (1701 ~ 1774). Este encuentro significó un momento decisivo en su carrera científica, con el apoyo de los franceses encaró varios trabajos, entre ellos el primer mapa geográfico de la Audiencia de Quito.

Concluido su emprendimiento vial para comunicar Quito con Esmeraldas, llegó a Madrid -1746-, donde Felipe V le otorgó la Gobernación de la Provincia de Esmeraldas por dos vidas - para él y su descendiente directo- y lo hizo "Gentilhombre de la Real Cámara con llave dorada". Poco después obtuvo para su hermano Ramón Maldonado el título de Marqués de Lises.

De España pasó a París donde se ocupó de la edición del mapa de la provincia de Quito y fue nombrado miembro corresponsal del la Academia de Ciencias.

En 1747 recorrió los Países Bajos, y en agosto del año siguiente se trasladó a Londres, donde fue invitado a participar en reuniones de la Real Sociedad Científica como uno de sus miembros; no llegó a incorporarse: una grave fluxión en el pecho lo llevó a la muerte el 17 de noviembre de 1748.

Años después su hija reclamó sus derechos sobre el gobierno de la Provincia de Esmeraldas; los Virreyes hicieron oídos sordos, sin embargo el Rey le otorgó una pensión anual de dos mil pesos pagadera de las Cajas de Quito o del Corregimiento de Ibarra.

El nuevo camino entre Quito y Esmeraldas

Ver su Memorial: Descripción de la Provincia de Esmeraldas

En las primeras décadas del siglo XVIII, Esmeraldas mantenía su condición de área periférica con escasa articulación las autoridades coloniales, especialmente por la falta de vías de comunicación. Pedro Vicente Maldonado apostó por la construcción de un camino expedito entre Quito y Esmeraldas. El trabajo se realizaría "a su costa y expensas y sin gasto alguno de la Real Hacienda", a cambio recibiría el usufructo de la obra y la Gobernación de la Provincia de Esmeraldas para dos vidas, la suya y la de su hijo o heredero.

La Real Audiencia aprobó su construcción, recibió el título de Teniente Corregidor de Atacames. Inició la trocha con peones de sus haciendas y gente que recogía al paso. Maldonado trató de modificar la vida de los pobladores -indios, negros, zambos, mulatos- de las tierras bajas de Esmeraldas. Había que actuar "frente a la miseria e infelicidad de estas poblaciones que más parecen tugurios de ermitaños o cavernas de fieras, que lugares habitados por racionales".

Mapa. Tierra de las Esmeraldas

Desconfiaba del comportamiento de los negros, sabía que ayudaron en 1735 a una flota comercial holandesa había permanecido varios días en el puerto de Atacames reparando las naves y obteniendo suministros para continuar su viaje. Inició un nuevo proceso de colonización, con centros de apoyo para los caminos, así estableció nuevos pueblos como Nuevo Embarcadero en el río Esmeraldas, y La Tola y Limones en la desembocadura del río Santiago. Convocó a la población de Iscuandé (hoy en Colombia) para incrementar los habitantes y trasladó a "delincuentes y ociosos" para habitar el el puerto de Atacames: buscaba evitar incursiones piratas y el desarrollo del contrabando, organizando milicias armadas.

El camino que debía ser ancho y apto para el trajín de recuas de mulas y con la presencia de tambos cada cinco leguas para la comodidad de los transeúntes y conservación de la trocha en buen estado. Los caciques y gobernadores de los pueblos de indios, debía proveer los trabajadores para el desmonte y la construcción de tambos y puentes. Abundan los registros documentales sobre las quejas de los caciques niguas y cayapas por los malos tratos recibidos de parte de Maldonado: falta de pago, movilizaciones forzadas, etc.

Los hacendados serranos enviaban indios y contribuían con alimentos y ganado para la manutención de los trabajadores, esperando los beneficios futuros que les traería la nueva ruta comercial.

Convocó a mineros de Nueva Granada y de Quito para iniciar la explotación aurífera, asegurando un camino transitable para el abastecimiento de insumos. El descubrimiento de oro en el río Santiago, le llevó a Maldonado a solicitar a las autoridades la certificación de los siguientes límites para la Provincia de Esmeraldas:

"Comprehende el territorio que media entre las dos jurisdicciones de Popayán y de Guayaquil, respecto de que dicho territorio es el que se ha llamado desde la conquista Provinsia de Esmeraldas como consta de la historia de este reyno y de los mismos autos de esta materia pues es constante y sabido de todos que por la parte del Norte es el río de Nulpe que desemboca en el río Mira y ambos juntos en el mar, el que la deslinda de la de Popayán comprendiendo por esta parte en la Provincia de Esmeraldas la pequeña península de Tumaco y por la parte del sur es la Bahia de Caracas la que la deslinda de la provincia de Guayaquil comprendiendose por esta parte en dicha provincia de Esmeraldas el pueblo de Cabo Pasado cuios habitadores son los mulatos de Esmeraldas ... por el Occidente esta la costa del mar, y por el Oriente la elevada cordillera de Pichincha cuias faldas son bosques y riscos y ha comprendido al gobierno de Esmeraldas estas montañas que llaman Yumbos y Colorados."

Aceptada la propuesta, la nueva provincia de Esmeraldas incorporaba la isla de Tumaco y la playa de Husmal, límites de la jurisdicción de Barbacoas, parte de la gobernación de Popayán, y por el sur la Bahía de Caracas y la Sierra de Bálsamo.

Para 1739 cinco pueblos de la costa alojaban españoles, negros, indios, zambos y mestizos, y quince del interior albergaban una población predominantemente nativa.

En 1741 el trabajo había concluido, previa inspección de Joseph Astorga, el Consejo de Indias alabó a constructor y la obra: "deviendose a la conducta de Maldonado, su constancia y mejor delineazion del camino, el que venciendo la empinada cordillera de Pichincha, y lo impenetrable de los montes, y superando las dificultades que ofrezen los caudalosos ríos que nacen y pasan por aquella provincia, aya abierto a sus propias expensas... camino ancho limpio, derecho, y capaz para traginarse en mulas en qualquier tiempo del año, sin rio ni puente alguno que atrabesar desde Quito a el embarcadero nuebo del rio esmeraldas, donde termina el camino de tierra…"

El proyecto vial pronto se malograría, los indios y negros encargados del mantenimiento del camino abandonaron las tareas asignadas, dejaron los pueblos de reciente creación y se reagruparon en espacios donde pudieran seguir con sus pautas culturales. A su vez, los mercedarios veían una amenaza a sus intereses económicos, incitando a negros e indios a no asistir a las labores viales: en muchos casos los misioneros monopolizaban el mercado de la pita que la obtenían mediante el trato con sus fieles. El doctrinero de Cayapas, Manuel Guzmán prohibió a su pueblo a acudir a las faenas en los caminos y excomulgó a Maldonado.

Maldonado intentó suprimir el poder que tenían las órdenes religiosas, solicitó a la Corona la concesión del Vicepatronato de los Curatos de la Provincia, para poder establecer doctrinas y nombrar religiosos. Pero con su prematura muerte en 1748 todo se abandonó, los caminos se cubrieron de vegetación y la Corona ordenó a las autoridades de la Audiencia recoger los despachos expedidos a Maldonado e imponer el "silencio perpetuo" sobre el asunto, es decir no admitir nuevas proposiciones respecto del camino de Esmeraldas.


Fuentes:

De esclavizados a comuneros en la cuenca aurífera del Río Santiago - Río Cayapas (Esmeraldas). Etnicidad negra en construcción en Ecuador. Siglos XVIII- XIX. Rocío Rueda Novoa