Benjamín Vicuña Mackenna

Biografías de Pueblos Originarios
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Facebook Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
Benjamín Vicuña Mackenna

Chile

1831 ~ 1886

El 25 de agosto de 1831 nació en Santiago de Chile. Hijo del revolucionario Pedro Félix Vicuña y de Carmen Mackenna Vicuña.

Realizó sus estudios básicos en el Colegio de Cueto, donde fue un indisciplinado alumno. Continuó en el Instituto Nacional, y siguió Leyes en la Universidad de Chile, graduándose en 1857.

Su primera participación pública fue un artículo de investigación histórica que apareció en el periódico La Tribuna en 1849, titulado "El Sitio de Chillán de 1813".

Secretario de la Sociedad de la Igualdad de Francisco Bilbao, en 1851 participó en el motín de Urriola y en la guerra civil contra Manuel Montt.

Condenado a muerte, escapó y se exilió luego del fracaso de la insurrección. Desde 1852 hasta 1856 permaneció fuera de Chile, visitando Inglaterra, y gran parte de América.

Regresado gracias a una amnistía, siguió conspirando a su regreso, involucrándose en la revolución del Colihue (1858), lo que le costó el destierro. Radicado en Europa entre ese año y 1863, volviendo a Chile al advenimiento del gobierno de la Fusión Liberal-Conservadora, ganando un puesto de diputado por La Ligua (1864-67), Valdivia (1867-70), Talca (1873-76).

En 1867, se casó con su prima Victoria Subercaseaux, mujer de reconocida belleza y fiel compañera para un hombre destacado tanto en la producción intelectual como en la vida pública.

En la Cámara de Diputados tuvo una acción particular, se auto designó como de tribuno de la plebe y voz de la opinión pública.

El presidente Federico Errázuriz Zañartu, deseoso de que no lo molestara en su gobierno, lo llamó a ser intendente de Santiago, puesto que Vicuña MacKenna aceptó de inmediato en 1872; y en este cargo dio forma a su obra maestra conocida como La remodelación de Santiago.

La magnitud de las obras realizadas, le dieron un prestigio tan contundente que la candidatura a la presidencia surgió casi espontáneamente para las elecciones de 1875, dando inicio a la llamada campaña de los pueblos. La violenta intervención por parte del gobierno de la época fue en gran parte responsable de su decisión de renunciar a su postulación, poco tiempo antes de la elección. Desde entonces, Vicuña Mackenna siguió deslumbrando a sus contemporáneos desde los sillones del Parlamento y a través de su labor literaria e historiográfica.

El día 25 de enero de 1886 instalado en su hacienda de Santa Rosa de Colmo, encerrado en su biblioteca, un ataque fulminante le hizo caer su cabeza sobre el escritorio. Había dejado este mundo, a la edad de 55 años.

Sus principales obras fueron las siguientes: