Hernando Arias de Saavedra

Biografías de Pueblos Originarios
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Facebook Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
Hernandarias

"Hernandarias"

Paraguay

1561 - 1631

Nacido en Asunción del Paraguay, hijo de Martín Suárez de Toledo, oficial de Álvar Nuñez Cabeza de Vaca, y de María de Sanabria, tomó el nombre de su abuelo paterno.

A los 18 años, participó de la expedición a la "Ciudad de los Césares", con el gobernador Gonzalo de Abreu.

Contribuyó después a la repoblación de Buenos Aires, luego de la fundación de Garay. Éste sería su suegro, pues se casó en 1582, con su hija Jerónima de Contreras, en la ciudad de Santa Fe.

Después de la muerte de Garay, acompañó a Alonso de Vera, "el cara de perro", en la empresa que culminó con la fundación de Concepción del Bermejo, en 1585, siendo designado, por los méritos acreditados en la campaña, alcalde de primer voto.

Cooperó, en la fundación de Corrientes, habiendo para entonces alcanzado un sólido prestigio entre la población del Paraguay y Buenos Aires. Así fue que es designado, respondiendo a las exigencias de los criollos y mestizos, Gobernador del área colonial Río de la Plata; habiendo sido el primer nativo de América designado para ese cargo, que ocupó por tres períodos, entre 1597 y 1599, entre 1602 y 1609, y entre 1615 y 1618. Su medio hermano Hernando de Trejo y Sanabria fue nombrado obispo de Tucumán.

Busto de Hernandarias

Busto en Villa Hernandarias, Entre Ríos, Argentina.

Hernandarias se dedicó en forma intensa a explorar los territorios comprendidos en su jurisdicción, en particular las planicies situadas al sur del Paraguay, en el año 1580 llega a la zona de Tandil, acompañado por indios guaraníes evangelizados que dieron el nombre de "Tuyú" (lodo o barro blanco), a la hoy zona costera bonaerense argentina.

En 1602 como gobernador de Buenos Aires, tomó numerosas medidas para estimular el crecimiento de la entonces pequeña villa portuaria, incluyendo la creación de las primeras escuelas de primeras letras, la instalación de hornos de cocción de ladrillos y tejas para sustituir la construcción de adobe y la reconstrucción del fortín que protegía la ciudad de los piratas. Ordenó además la construcción de un torreón defensivo para el puerto, ubicado a la desembocadura del Riachuelo en la actual Vuelta de Rocha, tras el robo y saqueo de dos navíos anclados por parte de corsarios ingleses el 18 de marzo de 1607. Tomó también medidas contra el contrabando, causado por la prohibición del comercio de frutos del país y de negros esclavos.

Emprendió varios viajes de exploración, incluyendo expediciones a Uruguay y Brasil para contener a los bandeirantes portugueses y explorar la navegabilidad de los ríos, y a la Patagonia para buscar la mítica "Ciudad de los Césares". En esta última, fue capturado por los nativos mapuches casi 1.000 km al sur de Buenos Aires, aunque pudo escapar con vida.

En 1603 Hernandarias modificó la legislación sobre el trabajo de los aborígenes, promoviendo la supresión de las mitas y encomiendas, por las cuales los españoles gozaban de los frutos del trabajo de los nativos a cambio de su evangelización, en la práctica inexistente. Obtuvo la aprobación de esta reforma por parte del rey Felipe III, y en 1608 se dispuso la creación de las reducciones jesuíticas y franciscanas en la región del Guayrá (Brasil). En 1611 el visitador Francisco de Alfaro declaró libres de encomiendas los indios convertidos por los jesuitas, y dictó sus famosas ordenanzas.

Prohibió tomar mate

Como gobernador de Buenos Aires, el 20 de mayo de 1616 hizo publicar un bando en el que prohibía la yerba mate en cualquier uso.

Algunos españoles pensaban que era “sugestión clara del demonio”, “vicio abominable y sucio que es tomar algunas veces al día la yerba con gran cantidad de agua caliente” que “hace a los hombres holgazanes, que es total ruina de la tierra”. La práctica de tomar mate -común en Buenos Aires- llegó a ser denunciada ante el Tribunal de la Santa Inquisición de Lima, se alegaba que los chamanes guaraníes aspiraban el polvo de las hojas de yerba como un narcótico que les permitía entrar en trance.

Hernandarias ordenó que “nadie en adelante fuese ni enviase indios a haber hierba a ninguna parte donde la haya, ni la traiga, ni traten ni contraten so pena de pérdida de ella, que se ha de quemar en la plaza pública”. También impuso multas de 100 pesos a los españoles, o 100 azotes si eran aborígenes, a quien “la metiere o quisiese meter en la ciudad”.

En vano, la ley intentó erradicar una costumbre demasiado enraizada en la cultura local.

Buscando la defensa de la ribera norte del Río de la Plata, decide cruzar la ribera y llegar hasta un "paraje que llaman Montevideo". Cruza con unos cien hombres el río Uruguay a la altura de Salto Chico, y alcanza las costas del río Santa Lucía (13 de diciembre de 1607); no llega a Montevideo pues regresa atravesando el Uruguay a la altura de Salto.

Luego de recorrer el territorio actual del Uruguay durante unos seis meses, se dirigió a Buenos Aires, desde donde comunicó al Rey de España las observaciones que efectuara; describiendo las tierras como muy buenas, y recomendando que fueran pobladas con ganados, considerando que en pocos años prosperarían abundantemente.

Pocos años después Hernandarias regresa al territorio de los charrúas transportando una importante tropa de ganado vacuno, que liberó en su territorio, con lo cual se dio origen a lo que constituyó una gran riqueza ganadera; cuya explotación fue una de las razones determinantes de los importantes procesos históricos que culminaron en la efectiva colonización del territorio uruguayo, que había quedado despoblado por parte de los españoles.

La abundancia del ganado vacuno, que se reprodujo ampliamente debido a las condiciones favorables de las pasturas del territorio, atrajo por el norte las incursiones de los portugueses desde el Brasil, así como el establecimiento furtivo de campamentos de faeneros, dedicadas a obtener el cuero, que era inicialmente el único producto aprovechado de ese ganado. También determinó que los portugueses fundaran posteriormente la Colonia del Sacramento, y que el gobierno español decidiera fundar Montevideo.

En 1615 inicia un nuevo período gubernamental, por iniciativa suya se dividió la gobernación del Río de la Plata en dos: Paraguay (que abarcaba las villas de Asunción, Santiago de Jerez, Villa Rica y Ciudad Real) y Buenos Aires. Decretada en 1617, recién se concretó en 1620.

Su enérgico gobierno, le creó un grupo de enemigos, que le calumniaron y se complotaron para provocar su caída. Lo reemplazó Diego de Góngora.

Retirado en Santa Fe, Hernandarias falleció el 21 de diciembre de 1631.

Hernandarias. Monumento en Ciudad Vieja, Montevideo, Uruguay.


Fuentes:

Hernandarias. El hijo de la Tierra. ~ Raúl A. Molina ~ Buenos Aires, 1948.