Francisco Fonck

BiografĂ­as de Pueblos Originarios
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Facebook Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
Francisco Fonck

Alemania

1830 - 1912

Nació en 1830 en Goch, pequeño pueblo de Prusia, hijo de una próspera y acaudalada familia desde muy joven demostró interés por el campo científico. Sus primeros estudios médicos los inicia en la Universidad de Bonn, prosigue en Praga y Viena, titulándose en 1852.

Llegado a Puerto Montt en 1854, inmediatamente revalida su título, una estrecha amistad con Vicente Pérez Rosales lo decide radicarse en la colonia de Melipulli, nombrándosele médico titular.

En 1856 emprende una expedición al lago Nahuel Huapi, uno de los puntos de interés de los conquistadores, de los Jesuitas y especialmente de Fray Menéndez; quienes lo asociaban con la supuesta existencia de la Ciudad de los Césares. Fonck luego de esta expedición, entrega así por primera vez, un corte descriptivo cartográfico completo de la parte de la cordillera al sur del paso de Uspallata, al mismo tiempo que deja consignada definitivamente existencia y ubicación del lago para la geografía de la época.

Un año después se embarca en el bergantín “Janequeo” participando en la confección de mapas en el archipiélago de los chonos e islas Guaitecas.

Se establece como médico de la Colonia de Llanquihue, cargo que desempeña hasta 1869, con una convicción casi religiosa, que lo insta a servir a sus pacientes bajo las peores condiciones de tiempo y por caminos más bien imaginados que reales. Es una de sus expresiones más notorias de servicio público.

Su espíritu de colaboración y de entrega lo lleva a aceptar en 1860, la nominación como vicecónsul de la republica de Chile en Berlín. Y también a asumir como intendente de Llanquihue; y luego, en 1882, esta misma vocación lo lleva a presentarse como candidato a diputado por dicha región y resulta electo. La comunidad de inmigrantes alemanes de dicha región y la población en general, cuentan así con un nuevo científico y profesional dedicado además del cuidado de la salud de la población, a la investigación de la naturaleza regional; así como a diversos estudios de antropología, arqueología, geografía, cartografía y mineralogía nacional.

De regreso en 1872 se dirige a Quilpue para ocupar el cargo de médico internista en el hospital de Valparaíso, cinco años más tarde abandona la medicina para dedicarse exclusivamente a estudios científicos formando un museo de Historia Natural que lleva su nombre.

Fonck, ya en los inicios del siglo XX, realiza algunas investigaciones sobre los antiguos aborígenes de la edad de piedra, que ocupaban el territorio nacional; estos los da a conocer en el órgano de comunicación de la Sociedad de Historia y Geografía. En uno de estos trabajos da cuenta de las curiosas formas que tienen los utensilios de uso cotidiano de estos aborígenes; así por ejemplo, destaca que los mismos están confeccionados para cumplir su función específica por ambos lados; entre estas, cucharillas, piedras para moler, cachimbas y otras.

Fonck recibió de regalo, un cráneo sin mandíbula hallado en la isla Mocha. Comparando el cráneo con uno encontrado a ocho leguas al norte, comprobó que ambos eran de igual naturaleza. Por lo tanto, concluye que es altamente factible que este pueblo marino se extendía antes desde zonas cálidas hasta el confín de América. Empero, esto es sólo una hipótesis que aporta para el conocimiento de estos pueblo aborígenes; puesto que al respecto también se sostenía en su tiempo que los exponentes de estos pueblos marinos, a pesar de estar tan cerca de otros pueblos como los Chonos, Atacameños y Araucanos, poseen cráneos diferentes, debido a las separaciones naturales producidas por los espesos bosques en el sur, y la cordillera en el norte. Además de la extensión que supuestamente cubrían estos pueblos está también el problema acerca del origen de estos pueblos.

En Febrero de 1912 falleció, siendo sepultado en Valparaíso.


Fuentes:

http://www.creces.cl/new/