Calarcá

Biografías. Pueblos Originarios de América
Portada Pueblos Originarios Secciones Pueblos Originarios Facebook Pueblos Originarios Twitter Pueblos Originarios
Calarcá

Pijao

? - 1607

Imagen: Monumento en el Parque El Cacique, Calarcá, Quindío, Colombia.

Calarcá (Karlacá, también llamado cacique de Kimbana) cacique Pijao, lideró una tenaz oposición que puso en jaque a los españoles. Luchó hasta su muerte convirtiéndose en símbolo de resistencia y lucha para las nuevas generaciones.

Con rigor histórico, es muy poco lo que se sabe del cacique. Reconocido como un hombre que luchó por su pueblo, existen sobre él dos ópticas totalmente opuestas: considerado un héroe por algunos, condenado por su infame salvajismo por otros.

Héroe

Descrito con una contextura física admirable, hombre heroico y tenaz. Junto a su guerreros luchó contra los invasores españoles con prodigioso valor.

En una acción temeraria, lideró junto al cacique Coyara un grupo comando que llegó hasta los aposentos del gobernador Diego de Ospina en el fuerte de San Lorenzo. Cuando estaban a punto de capturarlo, irrumpió en su socorro Juan Bioho, un esclavo negro, dándole oportunidad al gobernador de tomar su pistola y disparar sobre Calarcá, quien herido salió a gatas para fallecer cinco días después.

Diego Martínez de Ospina

Nació en 1567 en Remedios, Antioquia. Conocido como el Rey Chico, fue encargado de la Justicia Mayor, Gobernador de Cimitarra, Timaná y Neiva; Capitán General, Alguacil, Alcalde de la Real Audiencia de Santa Fe, Canciller del Nuevo Reino de Granada y encomendero de Calamoima. Fundó Neiva el 24 de mayo de 1612, donde falleciera en 1630.

Imagen: Busto en Neiva, Colombia.

El párrafo anterior se desprende de la crónica de Fray Pedro Simón 1, quien en ese momento se encontraba en el fuerte, señala que Calarcá "traía el rostro rayado con listas de betún colorado y amarillo" y que el día de su muerte fue un miércoles, treinta días después del domingo de Resurrección del Señor del año 1607.

Diego de Ospina da otra versión 2 del episodio, enterado que Calarcá se disponía a atacarlo: "... con solo treinta hombres salio del dicho fuerte i con una pistola mato al dicho cacique i el i sus soldados a muchos otros indios i prendieron vivos a otros i de los que murieron se pusieron las cavezas en la cerca del dicho fuerte..."

Hay relatos que indican que su hija Guaicamarintia, se convirtió en cacica y ordenó enterrarlo entre las rocas del monte con todos sus tesoros.

Salvaje infame

Textos producidos en tiempos posteriores a la conquista cuentan otra historia.

Combeima, cacique de los Coyaimas y Natagaimas, aliado a los españoles, convertido al cristianismo y bautizado como Baltasar, se casó con una española con la que tuvo un hijo. Para Calarcá el hecho de mezclar la sangre indígena con la de los invasores fue una ofensa, raptó al niño para devolver sus huesos a los tres días, luego de ser devorado.

Baltasar, con una lanza de treinta palmos de longitud que manejaba con gran habilidad, se vengó asesinando a Calarcá.

Escudo del municipio de Calarcá, Quindío, Colombia. La efigie del Cacique Calarcá en la parte central.

Existe una tercera versión de su muerte: documentos de la Comisión Corográfica y testimonios de los fundadores de la ciudad de Calarcá apuntan hacia una muerte natural.

En su honor, toma su nombre la ciudad de Calarcá en el departamento de Quindío fundado en 1886 durante la Colonización antioqueña. Con su imagen entre 1953 y 1966 se acuñaron en Colombia monedas de 10 centavos.


Notas:

1 Simón, Fray Pedro. Noticias historiales de las conquistas de tierra firme en las indias occidentales. Tomo VI. Bogotá: Banco Popular, 1981. 412

2 Archivo general de la nación. Miscelánea, 73, Folio 190. Certificación de Diego de Ospina Maldonado, sobre servicios prestados al rey por él y por su familia. 1650.

Fuentes:

EL CACIQUE CALARCÁ: ¿EPÓNIMO, HISTORIA O LEYENDA?. Andrés Ospina, 2001

https://kaosenlared.net/calarc-su-leyenda-y-muerte/